Las nuevas variables buscarán dar respuesta a preguntas más concretas sobre las que actualmente hay menos evidencia

El registro RICA 2.0 sienta sus bases para iniciar el reclutamiento
Resumen visual.


04 ene 2022. 15.50H
SE LEE EN 4 minutos
La segunda versión del exitoso Registro Nacional de Insuficiencia Cardiaca (RICA), elaborado por el grupo de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), ha completado ya su diseño y empezará en 2022 a reclutar nuevos pacientes.

A través de una reciente publicación en la revista Spanish J Med, el grupo de la SEMI ha dado a conocer el diseño final, cuyas líneas maestras ya adelantó a Redacción Médica Joan Carles Trullàs Vila, coautor del proyecto. “Nuestro trabajo es un estudio prospectivo que tiene como objetivo mejorar el conocimiento sobre epidemiología y pronóstico en pacientes con insuficiencia cardiaca, con foco en la fase de funcionalidad, cognición, fragilidad, nutrición y congestión”, explican los autores en el estudio.

Un nuevo foco que va acompañado de una “actualización” de las preguntas iniciales de investigación y la modificación de las variables necesarias para poder dar respuesta a estas preguntas. “El objetivo principal de este registro es continuar investigando las características clínicas y epidemiológicas de la IC pero (a diferencia del RICA) pretende aportar un mayor conocimiento en algunas áreas de alta prevalencia en Medicina Interna como la IC con fracción de eyección conservada (HFpEF), la evaluación geriátrica (que incluye funcionalidad, cognición y fragilidad), el estado nutricional y finalmente la evaluación y tratamiento de la congestión durante la fase de descompensación”, detallan los investigadores.

¿Cuáles serán los criterios de inclusión y exclusión?


Semi espera que a lo largo de 2022 se incluyan 1.000 pacientes al registro, para ello asignarán a cada centro un número mínimo de pacientes a incluir cada año que es proporcional al número de camas de los centros, y estos deberán cumplir los siguientes criterios:
  • Edad igual o mayor a 18 años.
  • Pacientes diagnosticados de IC siguiendo las recomendaciones de las Guías Europeas de IC.
  • Los pacientes serán incluidos en la fase de descompensación (definida como la necesidad de administrar diurético de asa parenteral, ya sea en la hospitalización o en las Unidades de IC) o en la fase estable en el ámbito ambulatorio.
  • Se incluirán pacientes tanto de novo como con descompensación crónica.
  • Se incluirá a los pacientes independientemente de la etiología de la IC, los valores de la FEVI y las comorbilidades.
  • Los pacientes deben firmar un consentimiento informado para su inclusión en el estudio. 

¿Qué parámetros se recogerán en el RICA 2.0?


En cuanto a las visitas del estudio consisten en una visita de inclusión al inicio del estudio, una visita de seguimiento de 30 días (solo para pacientes incluidos después de una descompensación aguda de IC) y dos visitas de seguimiento al año y dos años después de la inclusión.

En ambos tipos de visita se recogerán los siguientes parámetros: datos demográficos, variables relacionadas con la IC, comorbilidades, estado social, funcional y cognitivo, variables relacionadas con la fragilidad y nutrición, variables relacionadas con el episodio de descompensación aguda de la IC y su manejo, parámetros analíticos y tratamientos (al inicio del estudio y durante la fase de descompensación aguda).

Estos datos se recogerán a través de una historia clínica electrónica que contiene la base de datos y a la que se accede con una contraseña personal. Según detallan los investigadores, con esta nueva versión, además de repasar aspectos epidemiológicos, se busca centrarse en dar respuesta a preguntas más concretas sobre las que actualmente hay menos evidencia. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.