La pandemia del Covid ha acentuado el consumo de tóxicos en los especialistas, según un registro clínico de la SEMI

El 8,8% de los internistas son fumadores y un 57,4% consume alcohol
Juana Carretero y Miguel Marcos Martín.


07 jun 2021. 17.45H
SE LEE EN 3 minutos
En el marco de la 'VI Reunión del Grupo de Trabajo de Alcohol y Alcoholismo' de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se desarrolló de forma virtual el pasado 2 y 3 de junio, se presentó un estudio para conocer los hábitos tóxicos de los internistas españoles durante la pandemia por SARS-CoV-2. Dentro de los principales resultados, un 8,8 por ciento de los especialistas refirió ser fumador mientras que el 57,4 por ciento de los especialistas encuestados reconoció consumir alcohol.


El estudio realizado por la SEMI fue presentado en formato virtual por la vicepresidenta primera de SEMI, Juana Carretero; y por Miguel Marcos Martín, coordinador del Grupo de Trabajo de Alcohol y Alcoholismo de la SEMI. La investigación, que contó con la participación de 1.015 profesionales, evidenció que del grupo de los fumadores un 71,9 por ciento incrementó su hábito tabáquico o comenzó a fumar durante la pandemia del Covid. El grupo de los que reconoció consumir alcohol, tiene una mediana de 3 unidades de bebida estándar (UBE; cada UBE equivale a 10 gr. de alcohol) semanales; de estos, un 35,8 por ciento se inició en el consumo de alcohol o lo aumentó en la pandemia.

Asimismo, hasta el 1,5 por ciento afirmó haber consumido sustancias de uso recreativo. Por otra parte, 188 (18,6 por ciento) afirmó haber precisado fármacos para combatir el insomnio y 58 (5,7 por ciento) tomó antidepresivos. De ello, se concluye que la pandemia por SARS-CoV-2 acentuó el consumo de tóxicos y psicofármacos en el colectivo de internistas españoles.


Consumo activo de alcohol en mayores ingresados


Otro registro presentado en la reunión de la SEMI, arrojó que el 22 por ciento de los pacientes hospitalizados mayores de 80 años presentó un consumo activo de alcohol.  Además, el 11,5 por ciento cumplió criterios de consumo problemático y el 3,5 por ciento presentó dependencia. También se constató que solamente en el 25 por ciento de las historias clínicas analizadas (1 de cada 4) se recogen los parámetros relativos al consumo de alcohol. Dicho registro se impulsó de forma colaborativa entre los Grupos de Alcohol y Alcoholismo y Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada de SEMI.

"El objetivo de este registro impulsado por internistas de SEMI es realizar, precisamente, una evaluación integral de la posible influencia del consumo de alcohol sobre complicaciones previas, alteraciones neurológicas, grado de dependencia funcional/deterioro cognitivo/fragilidad y complicaciones durante el ingreso hospitalario por cualquier causa de estos pacientes. Se espera presentar los datos definitivos del estudio que se elaborará en base a la información obtenida con dicho registro el próximo año", explicaron en la pasada reunión.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.