La patología respiratoria es la principal causa de muerte en los pacientes con infección por SARS-CoV-2

El 15% de los jóvenes ingresados con Covid desarrollan fracaso respiratorio
Atención a paciente Covid.


07 sep 2021. 10.30H
SE LEE EN 3 minutos
Una nueva investigación retrospectiva basada en datos del Registro SEMI-Covid-19 de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) recogidos entre marzo y junio de 2020 revela que 1 de cada 6 pacientes ingresados tenía menos de 50 años y que estos pacientes no estaban exentos de presentar complicaciones graves durante su hospitalización. En este estudio, un 15 por ciento de los pacientes jóvenes ingresados desarrollaron fracaso respiratorio, que es la principal causa de muerte en los pacientes con infección por SARS-CoV-2.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19 


En esta investigación, se ha descrito una asociación entre obesidad, apnea del sueño y el abuso de alcohol con el desarrollo de esta grave complicación. El objetivo principal era, precisamente, definir las características clínicas y factores de riesgo para el desarrollo del fracaso respiratorio en pacientes jóvenes (18 a 50 años) hospitalizados por SARS-CoV-2 en España, para lo que se analizaron datos de 15.034 pacientes incluidos en el Registro SEMI-Covid-19 de 150 hospitales, de los que 2.327 resultaron ser menores de 50 años.

Los resultados de este trabajo acaban de ser publicados en un artículo científico firmado por 25 médicos internistas españoles en Journal of General Internal Medicine (JGIM) bajo el título 'Clinical characteristics and risk factors of respiratory failure in a cohort of young patients requiring hospital admission with SARS-CoV2 infection in Spain: results of the multicenter SEMI-COVID-19 Registry'.

La mediana de edad de los pacientes incluidos en el estudio (2.327) fue de 42 años, siendo fundamentalmente varones (59 por ciento). Las comorbilidades previas más frecuentes fueron obesidad (definida como índice de masa corporal (IMC) ≥ 30 kg/m2) (21 por ciento), hipertensión (13 por ciento), asma (10 por ciento) y diabetes (5 por ciento).

Los pacientes incluidos tuvieron síntomas una mediana de 7 días antes de ser diagnosticados mediante PCR. Al ingreso, la radiografía de tórax fue patológica en el 90 por ciento de los casos, observando diferencias significativas en la mayoría de los parámetros de laboratorio al ingreso entre los pacientes que desarrollaron fracaso respiratorio y los que no.


Frecuencia del fracaso respiratorio


Estos pacientes menores de 50 años, presentaron complicaciones graves durante su hospitalización, siendo el desarrollo de fracaso respiratorio la más frecuente (15 por ciento de los pacientes analizados). Este hallazgo es muy importante puesto que es la principal causa de muerte asociada a la infección por SARS-CoV 2. De hecho, la mortalidad global del estudio es del 2,3 por ciento, que se incrementaría hasta el 12,5 por ciento en el grupo de pacientes con fracaso respiratorio.

Treinta y siete de los pacientes (1,7 por ciento) sufrieron trombosis venosa, con una diferencia significativa entre los que sufrieron fracaso respiratorio ─6,7 por ciento (23 de 343) vs 0,8 por ciento (14 de 1.984)─. Asimismo, los eventos cardiovasculares mayores (como ictus o infarto miocárdico) ocurrieron en el 2,7 por ciento de los casos (58 pacientes de 2.327) y fueron más frecuentes también en los pacientes con fracaso respiratorio ─13 por ciento (44 de 343) VS 0,8  por ciento (14 de 1.984)─. Por último, la estancia hospitalaria fue 7 días más larga en el grupo de pacientes con fracaso respiratorio.

Finalmente, los autores analizaron que las variables que se asocian con el desarrollo de fracaso ventilatorio, encontrando que la obesidad, el abuso previo de alcohol y la apnea del sueño multiplican, cada una de ellas, por dos el riesgo de presentar esta complicación.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.