¿Cómo puedo hacer el seguimiento de mis síntomas?


Los síntomas más frecuentes del Covid-19 incluyen fiebre, tos, sensación de falta de aire, dolor muscular, pérdida de gusto y olfato y dolor de cabeza. También son comunes la congestión nasal, la presión persistente en el pecho y síntomas digestivos como diarrea y dolor abdominal. En casos más graves la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte.

Por ello, las autoridades sanitarias recomiendan a los pacientes que se aíslen y vigilen atentamente la evolución de estos síntomas. En el caso de que éstos se agraven, hay que ponerse en contacto con el centro de salud u hospital, especialmente si se padecen patologías previas o la persona tenga riesgo de enfermedad grave.

Entre las señales de alarma que marcan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el paciente debe solicitar atención médica de forma inmediata si nota síntomas como estos:
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor o presión persistente en el pecho.
  • Confusión.
  • Incapacidad de despertarse o permanecer despierto.
  • Coloración azulada en los labios o el rostro.

¿Qué hago si tengo síntomas de coronavirus?


El Ministerio de Sanidad explica que si una persona nota que tiene síntomas de coronavirus permanezca en su domicilio y contacte por teléfono con su centro de salud, a través del teléfono habitual de cita donde le darán las indicaciones necesarias.

Debe también evitar el contacto con otras personas, en la medida de lo posible, dentro de su domicilio. Extremar las medidas de prevención e higiene (lavado de manos, desinfectar superficies, etcétera). Y, si empeoran los síntomas, buscar atención sanitaria de inmediato.


¿Cuáles son las medidas de aislamiento en el domicilio en un caso leve de Covid?


El aislamiento óptimo se debe realizar en una habitación individual bien ventilada y, siempre que sea posible, con baño propio. Si se entra en contacto con alguien, se deberá de llevar mascarilla y procurar mantener una distancia de dos metros.

Las medidas de aislamiento se mantendrán hasta que se hayan cumplido 10 días desde el inicio de los síntomas y, siempre y cuando estos síntomas hayan desaparecido, esta situación debe mantenerse dos días más. Si pasados los 10 días todavía se tiene algún síntoma, se deberá prolongar el aislamiento hasta su total desaparición. En cualquier caso, serán los profesionales del centro de salud quienes dirán cuando termina el aislamiento.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.