18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 15:30
Especialidades > Medicina Interna

¿Qué mueve a los médicos a hacer prácticas desaconsejadas por las guías?

Un estudio basado en el CMBD revela "demasiadas pruebas" en pacientes que no se beneficiarán de las mismas

Emilio Vargas, Gustavo Adolfo Parra, Javier Marco, Susana Plaza y César Hernández.
¿Qué mueve a los médicos a hacer prácticas desaconsejadas por las guías?
Marcos Domínguez
Jueves, 23 de noviembre de 2017, a las 18:50
Un análisis al conjunto mínimo básico de datos (CMBD) del Ministerio de Sanidad en pacientes mayores de 90 años revela que son comunes prácticas que no beneficiarán a estas personas. Es más, se trata de prácticas "desaconsejadas por las guías de práctica clínica", en palabras de Javier Marco, coordinador del grupo de trabajo de Gestión Clínica de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Es el caso de gastrostomías en pacientes con demencia. En aquellos mayores de 90 años, la exploración del CMBD arrojaba que esta práctica se hacía más entre las personas con demencia que ingresaban al hospital, algo que no está aconsejado.

Marco –que ha presentado los resultados de este estudio sustituyendo a Susana Plaza, del Severo Ochoa, al padecer ésta de afonía– ha aventurado que "lo estamos haciendo mal a veces por decisión familiar, o por no saber explicar los riesgos de la gastrostomía". La falta de cultura general en este aspecto, ya sea en el médico o en la familia del paciente, hace que se realicen más pese a que las guías adviertan de que los riesgos sobrepasan a los beneficios.

Sin embargo, aquellos pacientes muy ancianos a los que se les realizan más intervenciones son aquellos con neoplasias (35,9 por ciento frente al 21 por ciento general). En general, "el porcentaje de pacientes mayores de 90 a los que se les realizan procedimientos invasivos durante el ingreso en Medicina Interna es similar al de los sujetos más jóvenes", en torno al 20 por ciento.

Prácticas invasivas en pacientes que no van a ser tratados

Marco sostiene que "es sorprendente lo invasivos que podemos llegar a ser con un porcentaje de pacientes que es muy anciano" y, aunque la mortalidad es menor en aquellos en los que se realizan intervenciones, esto se puede deber precisamente "a que tengan un mejor estado funcional".

A la luz de varias iniciativas de mejora de la atención hospitalaria (right care, choosin wisely y too much medicine), los resultados arrojan unas conclusiones. "Si no vamos a tratar al paciente por ser mayor de 90 años, deberíamos ahorrarnos determinadas pruebas", argumenta el internista, y concluye: "La Medicina moderna que hacemos aporta mucho pero tiene gran capacidad de iatrogenia y deberíamos pensarnos las cosas dos veces".