16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 08:50
Especialidades > Medicina Interna

"Nunca antes Medicina Interna ha sido tan necesaria como ahora"

Luis Manzano, editor asociado de 'Revista Clínica Española'

Luis Manzano también es editor en 'Revista Clínica Española'.
"Nunca antes Medicina Interna ha sido tan necesaria como ahora"
Marcos Domínguez
Viernes, 20 de enero de 2017, a las 09:20
El enfermo que padece varias patologías crónicas que a menudo se descompensan predomina en la sociedad y se prevé que se multiplique su presencia en las próximas décadas. Lejos de quedar excluida del sistema sanitario, la visión global del paciente que asegure su seguimiento representa la mejor solución posible a largo plazo. Y en esa demanda la Medicina Interna atesora todas las papeletas para convertirse en una especialidad preferente tal como lo ve Luis Manazo, jefe del Servicio correspondiente del Ramón y Cajal de Madrid, en la actualidad editor en Revista Clínica Española, la publicación referente en español para los internistas.

¿Qué proyectos de investigación está liderando su Servicio?

Nuestro servicio está implicado en numerosos estudios de investigación, tanto de tipo básico aplicado, como el estudio de marcadores biológicos predictores de tromboembolia venosa en pacientes con cáncer, como de tipo clínicos, que incluyen ensayos clínicos y estudios observacionales en insuficiencia cardiaca, enfermedad tromboembólica venosa y enfermedades minoritarias y sistémicas.

Me gustaría resaltar un ensayo clínico independiente, subvencionado por organismos públicos, liderado por Medicina Interna, con la colaboración de diferentes servicios del hospital. Trata, en concreto, de la prevención de la nefropatía por contraste en pacientes de riesgo con una pauta oral de sal, en comparación con otra convencional administrada por vía intravenosa.

La implicación que podría tener sería muy relevante, ya que posibilitaría la aplicación de una medida preventiva muy sencilla oral, en la mayoría de los pacientes con riesgo de desarrollar un deterioro de la nefropatía por contraste, sin necesidad de administración intravenosa, como requiere la pauta recomendada.

¿Cómo funciona la coordinación con Primaria en su centro?

La coordinación con Atención Primaria sin duda va mejorando, y en relación con ello deseo agradecer la labor de nuestra directora de Continuidad Asistencial, María Luisa Palacios, por sus gestiones para facilitar el contacto entre el primer nivel asistencial y el ámbito hospitalario.

Medicina Interna ocupa una posición muy relevante en la relación entre ambos entornos asistenciales. Debido a su polivalencia, el internista puede y debe ser un consultor preferente para el médico de Familia, ante todo en aquellos pacientes que presentan comorbilidades, sospecha de malignidad y de diagnóstico difícil.

En estos momentos estamos intentando poner en marcha dos iniciativas: una consulta general, no presencial, donde el médico de Familia nos comente cualquier caso que considere oportuno, a través de diferentes vías de comunicación y sin necesidad de que el paciente sea derivado al hospital. La otra iniciativa consiste en un proyecto piloto asistencial donde nos planteamos el seguimiento compartido de pacientes crónicos complejos con insuficiencia cardiaca.

Se habla del giro del Sistema Nacional de Salud (SNS) del paciente agudo hacia la cronicidad, pero ¿qué retos debe superar, en este sentido, la organización del hospital, con Medicina Interna en el centro?

Las características del paciente actual han cambiado. Si uno analiza los enfermos hospitalizados, una gran parte de ellos son crónicos complejos descompensados, que presentan múltiples cormorbilidades.

Estos pacientes son seguidos habitualmente por múltiples especialistas, lo que dificulta una atención integral coordinada; de hecho, acuden frecuentemente a Urgencias y de nuevo son hospitalizados, con disminución de su calidad de vida y aumento de los costes.

Ellos son los pacientes de mayor complejidad, que requieren una atención orientada no a una enfermedad o varias, sino al paciente concreto, de manera integral, continua y coordinada entre Atención Primaria y Hospitalizada.

¿Y quiénes son los especialistas más capacitados para atenderlos?

De nuevo, debido a su polivalencia, el internista está perfectamente capacitado para poder prestar este tipo de atención integral. En mi opinión, nunca Medicina Interna fue tan necesaria para nuestro sistema sanitario como ahora. A diferencia de otros países, en España la Medicina Interna es una especialidad potente –cinco años de formación– que cuenta con excelentes profesionales comprometidos y preparados para atender a estos pacientes crónicos complejos.

En nuestro Servicio tenemos dos unidades que prestan una atención integral y continua a pacientes crónicos: la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica, y la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Riesgo Vascular.