19 nov 2018 | Actualizado: 14:30

"Las aseguradoras no son conscientes del potencial de ahorro de Primaria"

El director médico de Quirónsalud A Coruña destaca el papel generalista que Medicina Interna desempeña en la privada

De pie: Joao Araújo Correia.Sentados: Pablo Asensio, Rafael Domínguez y Carlos Dueñas.
"Las aseguradoras no son conscientes del potencial de ahorro de Primaria"
mar 28 noviembre 2017. 14.30H
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
El médico internista en la práctica privada funciona como el generalista de referencia, muchas veces sustituyendo al profesional de Primaria. El 38 Congreso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se ha celebrado en Madrid, ha dedicado una mesa a analizar la figura del especialista en Medicina Interna en la práctica privada.

Pablo Asensio, director médico del Hospital Quirónsalud A Coruña, destaca que en el ámbito privado no se saca todo el provecho de la Atención Primaria que se debería, muchas veces porque “las aseguradoras no son conscientes del potencial de ahorro de la Primaria”, dirigiendo al hospital directamente a pacientes cuyas afecciones podrían solucionarse en el primer nivel asistencial.

Asensio desgrana las diferencias para el paciente en la sanidad privada frente a la pública.

La práctica privada ha luchado contra el “falso mito” de su menor calidad asistencial, algo que según Asensio está completamente superado y así lo muestran “las acreditaciones y los premios que nos otorgan. En cualquier ránking de calidad asistencial hay hospitales privados en los primeros puestos”.

En cuanto al Servicio de Medicina Interna, el director médico de Quirónsalud A Coruña no ve grandes diferencias en la práctica profesional, que “dependen mucho más del tamaño del hospital que de la forma de gestión pública o privada”.

La diferencia principal está en el paciente: “Algo más joven, algo menos complejo, pero con más capacidad para exigir”. No tanto en la propia atención sino en temas como tiempos de espera y estancia hospitalaria, hostelería, etc.

Además, “el paciente pide más explicaciones, y hay que dárselas. Al ser un perfil más joven, tiene más costumbre de buscar en redes y es más exigente en ese sentido”. Este hecho también contribuye a que los tiempos de consulta sean superiores en la sanidad privada que en la pública.

Sin embargo, Asensio aclara que el paciente tipo que entra en el Servicio de Medicina Interna de un hospital privado es también crónico pluripatológico, si bien “si en la pública la edad media es de 70 o 72 años, en la privada puede ser de 68”. Algo más joven y de menos complejidad pero “tampoco hay grandes diferencias”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.