Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:50
Especialidades > Medicina Interna

"El paciente debe ser responsable de las decisiones terapéuticas"

Zapatero analiza la corresponsabildad en el ámbito del paciente crónico

Antonio Zapatero, María Dolores Nieto, Raquel Barba y Alberto Ruiz Cantero.
"El paciente debe ser responsable de las decisiones terapéuticas"
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Martes, 28 de noviembre de 2017, a las 13:30
El avance cultural, social y democrático de las últimas décadas ha permitido un cambio en la relación médico-paciente, evolucionando desde la posición paternal entre facultativo y persona enferma hasta una situación de corresponsabilidad en la toma de decisiones.

Esto reviste especial importancia en el caso de las personas con enfermedades crónicas. “El paciente debe ser el responsable de tomar decisiones tanto en los procesos diagnósticos como en los terapéuticos”, explica Antonio Zapatero, jefe de Medicina Interna del Hospital Universitario de Fuenlabrada y presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Zapatero explica el proceso de toma de decisiones conjunta.

En el 38 Congreso de la sociedad, que se ha celebrado en Madrid, se han puesto de relieve las necesidades y desafíos de estos pacientes, y Zapatero ha sido el encargado de exponer la toma de decisiones compartida.

“Nosotros tenemos un gran referente en el doctor Víctor Montori. Hemos visto la importancia de disponer de herramientas para que el paciente participe en la toma de decisiones, que clarifiquen por qué un tratamiento otro”.

“El paciente no es médico”, continúa el internista, “tengo que darle unas herramientas con un lenguaje lo más fácil de entender para que, dentro de la angustia por su proceso, sea capaz de decidir con nuestra ayuda qué es lo mejor para él”. Y matiza: “No se trata de dejarlo en su campo ni que sea el médico el que decida, tenemos que estar con él en esa toma de decisión”.

El presidente de la SEMI es consciente de que el paciente ahora está más informado que nunca. “A ningún médico que se precie le va a parecer mal que el paciente venga así a la consulta; luego habrá que discutir si su fuente de información es la correcta o no”. Más allá de las decisiones sobre el tratamiento, esa información le va a servir para prevenir el desarrollo de complicaciones, mejorar los hábitos de vida y que haga vida sana.

Zapatero es consciente de que la relación médico-paciente es un tema “muy en boga, y lo va a estar más en los años siguientes”. La relación “paternalista” ya es historia y ahora el galeno ya no puede decirle sin más qué es lo que tiene o no que hacer.