Víctor Küppers ofrece claves a los profesionales para mantener la motivación tras haberse enfrentado al Covid-19

"El internista debe aprender a vivir con la frustración de forma razonable"
Víctor Küppers


08 oct 2021. 13.10H
SE LEE EN 4 minutos
Después de más de año y medio enfrentándose al temido coronavirus, la motivación se ha convertido en un bien que escasea entre algunos sectores del colectivo sanitario. Sin embargo, mantener la ilusión y "afrontar el futuro con optimismo" es lo que hará que los profesionales se sientan mejor consigo mismos y con su entorno. 

Es una de las conclusiones que ha dejado la conferencia de Víctor Küppers, encargado de transmitir a los sanitarios el poder de la psicología positiva como herramienta vital, especialmente tras haberse visto las caras con el virus en primera línea. Su charla, enfocada a 'Mantener la motivación del internista por la labor asistencial tras una pandemia global', ha sido la encargada de poner el broche final a la VIII reunión del Paciente Crónico Complejo, organizada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

En ella, el experto ha hablado de la importancia que tiene ser "alegre y positivo" en el puesto de trabajo, así como apoyarse en el resto de compañeros, compartiendo con ellos tanto los buenos como los malos momentos. 

"Hay que intentar ser amables para los demás y para uno mismo porque uno está más feliz y satisfecho", remarca, en este sentido, Jesús Díez Manglano, internista en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza y presidente de la SEMI.

Lejos de rechazar las adversidades, Küppers emplazaba a todos los internistas a ser conscientes de ellas pero "sin entrar en bucle" y aprendiendo a vivir con la frustración "de forma razonable". Afrontar esos "momentos de tensión" sin dejar que "pervivan" para poder así recuperar la ilusión por la profesión, añade Manglano. 

Küppers asegura que es totalmente lícito enfadarse tras haber vivido "un drama a nivel de salud" y haber visto morir a muchas personas". Más aún en el caso de los médicos de Interna, acostumbrados a tratar pacientes "ya de por sí complicados" y "acompañarles en sus últimos momentos", sin olvidarse de los "problemas personales". 

Sin embargo, anima a todos ellos, "ahora más que nunca" a no perder las ganas, la actitud, y la energía, para poder "dar lo mejor de sí mismos", una vez comprobada la relación directa que existe entre conservar la motivación y "sacar lo mejor que llevamos dentro". 

Controlar la actitud, clave para "sacar lo mejor de uno mismo" 


"Nos tenemos que permitir la frustración y la tristeza pero lo que no podemos perder es la ilusión por el futuro", explica, recomendando en estos casos "desahogarse, respirar y pasar pantalla para poder avanzar".

La clave para ello, explica, es controlar la actitud y permitir que gane lo "constructivo a lo destructivo" en la mayoría de ocasiones. En el caso de Interna, recomienda transformar las desventajas en fortalezas y aprovechar todo lo que este área puede aportar a nivel profesional. "Tenéis una visión global y por eso podéis desarrollar una relación más cercana y humana con los pacientes". 

Hace referencia en concreto al ratio 3/1 que recoge la psicología positiva y que propone generar 3 emociones positivas por cada una que se genera negativa para estar "emocionalmente sanos". "Si es posible elegir en ese momento una buena actitud te va a cambiar la vida", asegura, convencido de que es, precisamente eso, "lo que diferencia a los grandes de los mediocres". 

Como profesionales enfrentados a una dura realidad, Küppers invita a valorar las cosas pequeñas de cada día y a buscar ilusiones, consciente de que cuidar la salud mental no es del todo fácil al ser un concepto abstracto.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.