Un estudio piloto muestra que estos ácidos grasos marinos pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad grave

Covid-19: el Omega-3 alto en sangre se relaciona con una menor mortalidad


26 ene 2021. 11.10H
SE LEE EN 3 minutos
Investigadores del Instituto de Investigación de Ácidos Grasos (FARI) y colaboradores del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y en el condado de Orange (Estados Unidos) han publicado la primera evidencia directa de que niveles más altos de Omega-3 en sangre pueden reducir el riesgo de muerte por Covid-19.

Este estudio, publicado en la revista Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids, incluyó a 100 pacientes ingresados en el hospital con Covid-19 para los que se habían almacenado muestras de sangre. Se obtuvieron los resultados clínicos de estos pacientes y se analizó la sangre para determinar el índice de Omega-3. Catorce de los pacientes fallecieron.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Los 100 pacientes se agruparon en cuatro cuartiles según su O3I, con el 25 por ciento de los pacientes en cada cuartil. Hubo una muerte en el cuartil superior, con 13 muertes en los pacientes restantes. En los análisis de regresión ajustados por edad y sexo, los que se encontraban en el cuartil más alto tenían un 75 por ciento menos de probabilidades de morir en comparación con los que estaban en los tres cuartiles inferiores.

Dicho de otra manera, el riesgo relativo de muerte fue aproximadamente cuatro veces mayor en aquellos con un O3I más bajo en comparación con aquellos con niveles más altos. "Si bien no cumple con los umbrales estándar de significación estadística, este estudio piloto, junto con múltiples líneas de evidencia sobre los efectos antiinflamatorios de EPA y DHA, sugiere fuertemente que estos ácidos grasos marinos nutricionalmente disponibles pueden ayudar a reducir el riesgo de resultados adversos en Covid-19. Claramente se necesitan estudios más amplios para confirmar estos hallazgos preliminares", han detallado los expertos.

El equipo de investigación de FARI está buscando financiación para ampliar estas observaciones preliminares, por lo que animan a las personas y organizaciones que quieran apoyar esta investigación a visitar la página de donaciones de FARI.

El tipo de sangre también puede proteger


El Omega-3 no es lo único que puede proteger de un Covid-19 grave. Estos resultados se únen a los obtenidos en la pasada primavera. Por entonces, otro estudio genético mostró que las personas con sangre tipo O tienen entre un 9 y un 18 por ciento menos de probabilidades de padecer la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, en comparación con aquellas que tienen otros tipos de sangre. 

Los resultados, aunque eran preliminares, se basaban en datos obtenidos en 750.000 pacientes e indicaban que el tipo de sangre 0 parecía proteger frente al nuevo coronavirus, unos hallazgos que se mantienen cuando se ajustan por edad, sexo, índice de masa corporal, origen étnico y comorbilidades. Asimismo, los expertos no encontraron tampoco diferencias entre los tipos de sangre 0 + y 0 -.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.