"Vacunarse es como ponerse el cinturón de seguridad en el coche"

Isabel JImeno compara ambas medidas de seguridad preventiva en el I Congreso de SEMG Madrid

Isabel Jimeno, durante su charla en el congreso.
"Vacunarse es como ponerse el cinturón de seguridad en el coche"
sáb 22 septiembre 2018. 12.00H
Redacción
“Igual que nos ponemos el cinturón de seguridad para evitar accidentes, debemos ponernos las vacunas para protegernos de enfermedades prevenibles”, ha advertido Isabel Jimeno, responsable de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), dentro del I Congreso Madrileño de Médicos Generales y de Familia.

Las vacunas “son nuestras mejores aliadas frente a las enfermedades prevenibles: son seguras, son efectivas, han pasado unos estudios para su aprobación altamente exhaustivos, siguiendo protocolos internacionales. No olvidemos que se utiliza en población sana”.

En este sentido, y para hacer frente a los mensajes lanzados desde los movimientos antivacunas, Jimeno señala que “la implicación de todos los profesionales sanitarios es fundamental”. “Estamos acostumbrados a decir o escuchar que 'las vacunas salvan vidas', pero no es así: lo que salva vidas es la vacunación. Las vacunas en las neveras no sirven”.


Coberturas de vacunación en adolescentes y adultos


Las coberturas de vacunación en niños son altas en nuestro país, superiores al 95 por ciento. “El problema lo tenemos en adolescentes y adultos”. La responsable de vacunas de la SEMG afirma que la población necesita información y darse cuenta de la importancia de la prevención.


"Lo que salva vidas es la vacunación. Las vacunas en las neveras no sirven"


“Las vacunas no son solo cosa de niños, como mucha gente cree, las vacunas son cosa de todos”. Además de trabajar en esos dos colectivos, es importante que los sanitarios tomen más conciencia de la importancia de la prevención mediante vacunas.

“Los adultos debemos vacunarnos porque no sabemos si hemos sido vacunados en la infancia, y porque aparecen vacunas especialmente indicadas a una edad y con patologías crónicas”. Máxime, ha continuado Jimeno, teniendo en cuenta que vivimos en un momento demográfico en el que la edad media va aumentando y, con ello, la presencia de patologías crónicas “que pueden agravarse por la presencia de enfermedades prevenibles mediante vacunas”.

Vacuna trecevalente


La médica de Familia citó como ejemplo la vacuna contra la neumonía neumocócica. “Actualmente, la Comunidad de Madrid ha hecho un gran esfuerzo y se ofrece la vacuna trecevalente conjugada a toda la población mayor de 60 años y a toda la población con patologías crónicas”.

Jimeno ha querido recordar cómo era la mortalidad antes de las vacunas. Enfermedades como la viruela, que producía cinco millones de muertes al año a nivel mundial, se erradicó en 1978 y la vacunación se suspendió en España en 1980, “hoy ya nos acordamos de la viruela ni de su vacunación”. Asimismo, la vacunación contra el sarampión, polio, difteria, tétanos y tosferina han evitado 2,5 millones de muertes.

Además de la vacunación, otros de los temas abordados dentro del I Congreso Madrileño de Médicos Generales y de Familia estuvieron centrados en la actualización de enfermedades como la insuficiencia cardiaca, la EPOC, la hiperuricemia y gota o el dolor neuropático. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.