Semfyc, "sin postura" sobre la relación entre médicos e industria

Un decálogo atribuido a un grupo de trabajo ha motivado una carta de 'explicación' a los laboratorios

Salvador Trache, presidente de la Semfyc.
Semfyc, "sin postura" sobre la relación entre médicos e industria
vie 07 febrero 2020. 11.30H
"No recibas a los representantes de la farmaindustria. Tu calidad de prescripción mejorará y seguramente tus pacientes también". Este es el punto 10 de un decálogo sobre cómo evitar "intervenciones innecesarias" en la consulta de Atención Primaria que parte de miembros de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) y ha generado una gran polémica entre los médicos de Familia. En cambio, Semfyc ha preferido mostrarse ambigua y declarar a Redacción Médica que "no contamos con postura al respecto".

El decálogo viene ilustrado con una infografía que hizo y utilizó en una ponencia Josep Maria Coll, director de Atención Primaria del Área de Salud de Menorca y que, en una primera versión, aparece como revisada por Juan Gérvas y por el Grupo de Trabajo de Seguridad del Paciente (SP) de la Semfyc. Tras haber sido criticada por numerosos colegas, el nombre del grupo se eliminó de la imagen. En su lugar se muestran varios nombres propios. Por su parte, la sociedad se desvincula y señala, en una carta presuntamente enviada a colaboradores de la industria farmacéutica, que "han podido detectar un uso no reglado de la identidad" del Grupo de Trabajo. 

La ponencia en sí se celebró el 22 de noviembre de 2019 en Palma, en el seno de la Jornada de Seguridad del Paciente organizada por la Gerencia de Atención Primaria de Mallorca. Coll presentó este decálogo que incluye el controvertido punto 10 y que ha hecho que la infografía haya estado circulando de móvil a móvil. También por incluir a un grupo de Semfyc como revisor

En la nueva versión de la imagen, a fecha de 31 de enero, el nombre de Semfyc desapareció. "La infografia ha sido elaborada por mí y revisada por varios compañeros, algunos del grupo y otros no", comenta Coll a este medio. "Por tanto, no ha sido respaldada por Semfyc ni por el grupo". 

Infografía "a título individual"


Un portavoz de la sociedad científica señala a Redacción Médica que la infografía "ha sido elaborada a título individual por un médico de Familia, tal y como aparece en la citación de la misma". "Posteriormente a la elaboración de esta, varios médicos, entre los que se encuentran miembros del Grupo de Trabajo en Seguridad del Paciente, la revisaron, sin que esta revisión implique la validación por parte del grupo". 


"Hemos podido detectar un uso no reglado de la identidad del Grupo de Trabajo de Seguridad del Paciente"


Por ello, se desmarcan: "Hay dos aspectos destacables en este punto: primero, la revisión no supone acuerdo con los contenidos por lo que, en ningún caso, debe entenderse que se trate de un posicionamiento o consenso del grupo de trabajo. Segundo, que este trabajo de revisión no forma parte de un proyecto del citado grupo".

Recuerdan además que la infografía se ha modificado para que las personas que han participado aparezcan como "revisores" a título particular, y que el blog en que se ha publicado la imagen en un principio es "un espacio de opinión y debate en el que participan activamente algunos de sus miembros, pero no es el canal oficial del grupo, sino que este se encuentra alojado en la web de Semfyc".

Al ser preguntados sobre si apoyan o no las recomendaciones y el polémico punto 10 del decálogo, Semfyc afirma no contar "con una postura al respecto".

Rechazo entre compañeros 


La recomendación de no recibir a la farmaindustria en consulta ha sido cuestionado por varios colegas de Medicina de Familia que estiman que estos representantes realizan un trabajo que es "legal, honorable y reglado". Y que es el médico, a título personal, quien sabe y debe discernir entre 'el bien y el mal' sin caer en injerencias. 

"Honestamente me parece una posición demasiado extrema. Entiendo que intenta dar la imagen de que el profesional tiene que estar al margen de la industria, pero me parece una sobreactuación. Porque están dando por hecho algo que evidentemente no existe en la gran mayoría de los casos, que es esa injerencia", explica a Redacción Médica un médico de Familia que ejerce en el ámbito privado. 

"Considero que la ética profesional y personal es una actitud interna. Se puede actuar de forma perfectamente ética respetando el trabajo de todo el mundo. Me parece que es la manera de proceder de la absoluta mayoría de los médicos", continúa. 

"A mí de entrada no me gusta ir contra nadie -añade este profesional-. Creo que es una filosofía profesional y personal bastante equivocada. Y aquí se va contra una industria que también hace sus aportaciones en la formación de profesionales o en investigación, aunque el último fin sea comercial, que es perfectamente lícito. Los médicos somos ya mayores para saber dónde tenemos que poner los límites ,y sobre todo, para que ejerzamos como lo hacemos desde nuestra ética profesional y la deontología más estricta".


"No somos tontos"


De la misma cuerda es otra médica consultada, que señala que dicho punto deja en muy mal lugar a una industria en la que, si bien se han hecho "cosas mal" en el pasado, son a día de hoy quienes más aportan a la investigación de medicamentos.

También considera que los médicos "no son tontos". Los representantes pueden acudir y enseñarles los estudios e informes que están llevando a cabo y ellos valorarlos. Las personas que trabajan para la industria hacen "un trabajo respetable" y los especialistas tienen la capacidad tanto a nivel profesional como ético de decidir. 


"¿Quién investiga? Investiga la industria"


Otro profesional consultado apunta a que el decálogo dice "que los visitadores médicos perjudican la salud de los pacientes, que influyen sobremanera en la opinión y los criterios de los médicos, y que los médicos somos tan tontos que nos creemos todo lo que nos dicen los visitadores".

El mismo recuerda que 2019 la Semfyc recibió 800.000 euros de la industria. "Según su punto de vista, la formación que realiza esta sociedad y está financiada por la industria queda en entredicho", señala. Y hace la siguiente reflexión: "Si dicen que te bases en la Medicina basada en la evidencia y esta basa en trabajos de investigación, ¿quién investiga? Investiga la industria". 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.