Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:10
Especialidades > Medicina de Familia

Semergen Solidaria fomenta los hábitos saludables de sueño en mayores

Participa en una jornada para evitar el consumo de psicofármacos para combatir el insomnio

Un momento del taller impartido por Semergen Solidaria.
Semergen Solidaria fomenta los hábitos saludables de sueño en mayores
Redacción
Martes, 17 de abril de 2018, a las 17:45
El área solidaria de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen Solidaria) ha colaborado recientemente en la jornada ‘Aprendiendo a dormir’ de la Asociación de Jubilados de Ibercaja, cuyo objetivo ha sido aportar conocimientos sobre los trastornos del sueño de las personas mayores y la formación en los hábitos higiénicos del sueño para evitar la ingesta de psicofármacos entre esta población.

La jornada ha sido dirigida por Mari Carmen Martínez Altarriba, secretaria de Semergen Solidaria, que ha hecho hincapié en que “el insomnio en las personas mayores trae importantes consecuencias, no solo para ellos mismos sino también para sus familiares”.

“Este trastorno”, continúa Martínez Altarriba, “tiende a crecer conforme a la edad y afecta un 40 por ciento de las mujeres y un 30 por ciento de los hombres”. “Hemos visto necesario dotar a la población más mayor de los recursos formativos sobre el insomnio, recalcando la importancia de que los pacientes acudan a un especialista médico y no actúen por cuenta propia tomando fármacos de forma indiscriminada”.

El insomnio es un motivo de consulta frecuente en Atención Primaria, en donde los médicos de Familia, antes de aplicar ningún tratamiento, deben buscar la causa que está generando este trastorno. “En las personas mayores puede haber múltiples enfermedades que estén originando el insomnio, como el párkinson o el alzhéimer, aunque otras veces también puede estar provocado por la interacción de un tratamiento farmacológico”.

Ejercicios prácticos

Además, se deben tener en cuenta las consecuencias indirectas que puede tener la ingesta de estos medicamentos, como son la disminución de reflejos, de la atención y de la concentración, el aumento del deterioro cognitivo, caídas, fracturas y dependencia.

Por ello, aparte de todos los conocimientos teóricos presentados,  también se han realizado ejercicios prácticos de relajación y de mejora de los hábitos higiénicos para fomentar un mejor sueño y mejorar la calidad de vida tanto de ancianos como de cuidadores y familiares.