Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:00
Especialidades > Medicina de Familia

Más de la mitad de médicos de AP no sabe diferenciar biosimilar y original

Una encuesta entre médicos de Familia revela un grado de desconocimiento que piden solventar

El 38 Congreso de Semergen ha dedicado un tiempo especial al uso de biosimilares en Primaria.
Más de la mitad de médicos de AP no sabe diferenciar biosimilar y original
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Jueves, 27 de octubre de 2016, a las 13:40

Los médicos de Familia están pidiendo a gritos que la Administración les forme y les informe sobre biosimilares. Estos medicamentos se han asociado a un uso hospitalario, pero cada vez hay más productos cuya prescripción y seguimiento corresponde a Primaria: la somatropina lleva tiempo, ya han aparecido las primeras insulinas biosimilares, y pronto lo harán las heparinas.

Sánchez Fierro y Micó opinan sobre las implicaciones de los biosimilares en la Primaria.

El presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), José Luis Llisterri, ha dado a conocer los resultados de una encuesta realizada entre estos profesionales sobre su grado de conocimiento de estos medicamentos. Y los resultados revelan que hay mucho trabajo por hacer.

El 58 por ciento de los médicos de Primaria no sabe definir correctamente qué es un medicamento biosimilar, y algo más de la mitad (el 54 por ciento) desconoce qué lo diferencia con el biológico original de referencia: solo un 27 por ciento sabe que su manejo no es equiparable al de un genérico.

Dos de cada tres de estos profesionales no sabe qué biosimilares se utilizan en Atención Primaria, y solo el 14 por ciento dice tener experiencia prescribiéndolos. Solo uno de cada diez conoce la monitorización a realizar durante su seguimiento.

Lo que es peor: el 94 por ciento desconoce el marco legal en el que se mueven estos productos en España, el 85 por ciento reconoce no saber que tienen que prescribirse por marca comercial y solo el 7 por ciento cree que su intercambiabilidad está bien regulada.

Razones farmacoeconómicas

Ante este panorama “preocupante”, Julio Sánchez Fierro, vicepresidente del Consejo Asesor de Sanidad, ha destacado la necesidad de que las administraciones presten atención a la Atención Primaria ya que, “por razones farmacoeconómicas muchas veces”, han circunscrito los biosimilares al ámbito hospitalario.

“El médico de Familia tiene un papel muy importante” ya que el uso de fármacos biológicos ha permitido cronificar muchas enfermedades graves, dejando a la Atención Primaria un papel “crucial” en su manejo. Recordando que “la ley no distingue ámbitos asistenciales” en la no sustitución de biológicos, ha apuntado que la función de intercambiabilidad todavía tiene pendiente un desarrollo reglamentario.

Representando a los médicos de Atención Primaria, Rafel Micó, vicepresidente de Semergen, ha explicado que “lo primero es informar al paciente de los tratamientos disponibles”. Recalcado que “la intercambiabilidad entre biosimilar y biológico de referencia es un acto médico”, ha dejado claro no obstante que la trazabilidad y la farmacovigilancia son elementos ligados esencialmente la utilización de estos medicamentos.