11 de diciembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Especialidades > Medicina de Familia

Lorenzo: "Pacientes y médicos deben trabajar para mejorar la comunicación"

La falta de tiempo del médico de Primaria es el principal problema de un crónico

Andoni Lorenzo, portavoz del Foro Español de Pacientes.
Lorenzo: "Pacientes y médicos deben trabajar para mejorar la comunicación"
Redacción
Martes, 16 de mayo de 2017, a las 18:30
Andoni Lorenzo, portavoz del Foro Español de Pacientes y presidente de la Federación Española de Diabetes, participa en el XXIV Congreso de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), que se celebra del 18 al 20 de mayo en San Sebastián, en la mesa sobre cronicidad, ‘El reto de la Atención Primaria’.

“Existe una deficiente comunicación médico-paciente. Tantos unos como otros deben trabajar para mejorar este aspecto, ya que de ello depende mejorar los resultados de la adherencia al tratamiento, algo clave para pacientes bien controlados, y que generan menos costes sanitarios”, ha señalado.

El principal problema al que se enfrenta un enfermo crónico en el primer nivel asistencial, considera Lorenzo, es la falta de tiempo que el profesional sanitario puede dedicar a cada paciente. “Estos profesionales tienen actualmente entre 5 y 7 minutos para ver a cada uno de los pacientes cada día, que en algunas jornadas laborales llegan a ser más de 100 usuarios”.

Avances desde las administraciones

El presidente de FEDE cree que se han realizado avances en el abordaje de la cronicidad desde las administraciones autonómicas, ya que las enfermedades crónicas son la primera causa de consulta en Atención Primaria y suponen el 70 por ciento del gasto sanitario. “En diferentes comunidades autónomas se van paulatinamente introduciendo mejoras; muchas de ellas ya cuentan con planes estratégicos sobre cronicidad, se apuesta por proyectos de paciente experto y se van introduciendo la telemedicina y avances tecnológicos para una mejor gestión de la cronicidad”.

No obstante, “aún queda mucho por hacer; no es un problema resuelto y en muchos casos vemos que se trata de proyectos e iniciativas puntuales, o que adolecen de una evaluación a su término, lo que nos impide conocer sus resultados y, a partir de ahí, realizar los ajustes y correcciones necesarios para su mejora”.