vie 10 mayo 2019. 09.00H
Los datos preliminares de la EPOC en España que nos ofrece la segunda oleada del estudio 'Epi-scan' ofrecen un panorama poco alentador, con un incremento en la prevalencia y dos tendencias preocupantes: la cada vez mayor presencia de esta afección en población de menos edad y en mujeres.

Julio Ancochea adelanta datos del estudio 'Epi-scan 2'.

"Podemos decir que la EPOC se está rejuveneciendo y feminizando", comenta Julio Ancochea, jefe de Neumología del Hospital Universitario La Princesa, de Madrid, que ha participado en la mesa dedicada a esta enfermedad en el VII Congreso de Pacientes Crónicos de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Si el primer estudio 'Epi-scan' revelaba una prevalencia de la EPOC del 10,2 por ciento, su actualización una década después indica que hay un 11 por ciento de españoles con la enfermedad. Y la prevalencia en la mujer pasa del 5,7 al 10 por ciento.


La EPOC no es solo tabaco


"El 80-85 por ciento de los pacientes con EPOC fuman o han sido fumadores, pero es importante decir que la EPOC no es solo tabaco, hay otros factores ambientales –la exposición a biomasa, la contaminación ambiental– que pueden favorecer su desarrollo; y además hay factores del propio huésped, factores genéticos, como el déficit de alfa 1 antitripsina, o un desarrollo pulmonar anómalo por prematuridad, que pueden predisponer al mismo".


"Tenemos el mejor programa de trasplante pulmonar pero hemos sido incapaces de arraigar la espirometría de calidad en la Primaria"


Entre las áreas de mejora para abordar esta afección, Ancochea destaca mejorar la coordinación entre Atención Primaria y especializada, "garantizando la continuidad asistencial", y atajar el problema del infradiagnóstico, que está en niveles por encima del 70 por ciento.

"Es la tercera causa de mortalidad pero seguimos siendo contradictorios", diserta el neumólogo: "Tenemos el mejor programa de trasplante pulmonar del mundo pero hemos sido incapaces de arraigar la espirometría de calidad en el ámbito de la Atención Primaria".

Frente a problemas pendientes de resolver, Ancochea destaca las guías de referencia de Gesepoc, de 2017, y la actualización de este mismo año de la estrategia GOLD, que "tienen que salir del armario y utilizarse para conseguir una práctica científico-técnica de calidad". Además, "tienen que ser dinámicas, porque se incorporan nuevas evidencias y novedades terapéuticas".


Una 'epoc' en minúsculas


En este sentido, el jefe de Neumología reivindica una 'epoc' en minúsculas, "porque con mayúsculas no ha calado en la sociedad. Pero el mensaje es que esta 'epoc' con minúsculas es una enfermedad con mayúsculas, que tenemos que seguir investigando y encontrar fórmulas a la hospitalización convencional, porque la EPOC consume muchos recursos: entre mil y tres mil millones de euros cada año en España, entre costes directos e indirectos", además de los "intangibles como no poder dar tres patadas a un balón con tu nieto en el parque".

En el panorama de futuro, el especialista ve un gran protagonismo de Enfermería para "coordinarnos mejor y avanzar hacia un manejo integral", donde también se tenga en cuenta lo psicológico y lo social.

Y concluye: "Los objetivos de mejora de infradiagnóstico de la EPOC deberían figurar en los contratos de gestión que se establecen en los equipos de Atención Primaria. Cada centro de Primaria debería identificar a un responsable de EPOC  de ese centro, que se coordinase a su vez con la Neumología hospitalaria y los responsables del Programa EPOC. ¿En medio? La Enfemería, la enfermera gestora de casos , la enfermera de enlace; todos juntos podemos conseguir un manejo óptimo".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.