Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25
Especialidades > Medicina de Familia

La anciana frágil percibe su salud de forma más negativa

Artrosis, ansiedad y depresión son algunas de las patologías más prevalentes, revela el estudio 'Pycaf'

Juan Carlos Romero, vocal del Área de Residentes y Médicos Jóvenes de Semergen.
La anciana frágil percibe su salud de forma más negativa
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Sábado, 28 de octubre de 2017, a las 10:20
El estudio 'Pycaf' ('Valoración de la prevalencia y características clínicas y socio-sanitarias del anciano frágil asistido en Atención Primaria') finalizó en 2016 el reclutamiento de pacientes, logrando más de lo esperado: 2.541 ancianos frágiles polimedicados, de los que acabaron analizándose a 2.464.

Juan Carlos Romero, vocal del Área de Residentes y Médicos Jóvenes de Semergen, explica a Redacción Médica que en el 39 Congreso de Semergen, que se desarrolla en Granada hasta el sábado, se presentarán 61 comunicaciones “y estamos pendientes de publicar dos papers y tres tesis doctorales”.

Juan Carlos Romero explica cuál es el prototipo de paciente que se extrae del estudio 'Pycaf'.

“El prototipo de paciente que nos hemos encontrado es mayor, de 76 años de media, habitualmente casado y que presentan una importante prevalencia de factores de riesgo cardiovascular”. La polimedicación y la alta frecuentación de de la consulta de Primaria (“más del 50 por ciento acude más de diez veces al año”) son otras de las características del anciano frágil español.

Sin embargo, hay diferencias entre el perfil de los hombres y de las mujeres. “La mujer tiene mucha prevalencia de patologías tipo artrosis, ansiedad y depresión, lo que condiciona un aumento del riesgo de dependencia”. Además, “tiene una percepción muy negativa de su estado de salud, a pesar de que es mejor que el del hombre”.

En cuanto al hombre frágil, tiene mayor prevalencia de factores de riesgo cardiovascular “y una mayor presencia de efectos adversos y fragilidad”, apunta Romero, que destaca que “no existe un gold standard para detectar la fragilidad en Primaria”.

El estudio 'Pycaf' (ahora se ha puesto en marcha el estudio de seguimiento, 'Pycaf 2') muestra que “al paciente hay que valorarlo desde diferentes planos: cognitivo, social, físico, riesgos de caída y malnutrición, etc.” señala el vocal de Residentes de Semergen. “El paciente hospitalizado es distinto, nosotros tenemos que valorarlo desde el día a día”.