Así lo recoge la memoria del Perte de Salud de Vanguardia, que sitúa en 2023 el consorcio de terapias avanzadas

Horizonte 2026 para culminar la "transformación digital" de Primaria


30 mar 2022. 19.50H
SE LEE EN 3 minutos
Los planes para la transformación digital de la asistencia en Atención Primaria, el ‘data lake’ sanitario y la creación de un consorcio de terapias avanzadas forman parte del conjunto de inversiones previstas en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación (Perte) de Salud de Vanguardia, que sitúa en 2026 el horizonte para la culminación de cerca de una treintena de actuaciones.

No se dilatará tanto en el tiempo la apertura de ese consorcio de terapias avanzadas (C-TA), que según la Memoria Explicativa del Perte para la Salud de Vanguardia que ha hecho pública el Ministerio de Ciencia será una realidad en el último trimestre de 2023. El objetivo del Gobierno es establecer una estructura de I+D+I para este tipo de procedimientos con una estructura en red que permita “vertebrar las capacidades existentes en todo el Estado”. La partida que se contempla para este proyecto es de 22,5 millones de euros, de los cuales 15 se invertirán en 2022.

En la memoria, el departamento de Ciencia subraya que el desarrollo de terapias génicas “está abriendo un enorme campo y aportando esperanza” para tratamientos como el del cáncer. “Como ejemplo paradigmático, los medicamentos de terapia celular CAR-T que emplean linfocitos T modificados de los propios pacientes, han podido ser ya incorporados de forma efectiva al arsenal terapéutico disponible en el ámbito clínico para luchar contra determinados tipos de tumores hematológicos”, resume.

A finales de este mismo año está prevista también la creación de una sociedad mercantil de medicamentos de terapia avanzada (S-TA), que cuenta con una partida cercana a los 75 millones de euros (38,1 de ellos procedentes del ámbito privado).

Atención Primaria y 'data lake' sanitario


Respecto a la revolución digital del Sistema Nacional de Salud, el PERTE recoge que la “transformación” de la asistencia sanitaria en Atención Primaria y Comunitaria, un proyecto dependiente del Ministerio de Sanidad, finalizará en el segundo trimestre de 2026. El Ejecutivo ya avanzó en la presentación del proyecto la necesidad de aplicar tecnología avanzada para “todas las actividades que impliquen relación con la ciudadanía”, así como la gestión de recursos en cualquier punto de España.

Para ello, este año se producirá una contribución pública de 70 millones de euros a los que se añadirá otra partida de 160 millones en 2023.

Dicha actuación se engloba dentro de la Estrategia de Salud Digital del SNS, que recoge también acuerdos con las comunidades autónomas para el desarrollo del ‘data lake’ sanitario. Se trata de un centro de datos enfocado a la recogida de información para el análisis y la mejora del diagnóstico de los tratamientos. Este plan, al que se destinarán 100 millones de euros, culminará en el último tramo de 2025.

Inversión del PERTE para la Salud de Vanguardia


Este Perte para la Salud de Vanguardia, que será financiado con los Fondos Europeos, prevé en su conjunto una inversión de 1.469,32 millones de euros con una contribución del sector público de más de 982 millones. 

En la memoria del Perte, Ciencia incide en que el objetivo general del mismo radica en la necesidad de fomentar la “generación sostenible de tejido industrial rejuvenecido, resiliente y próspero”, así como en la creación de empleo de calidad transgeneracional a través de la colaboración público-privada bidireccional y cohesionada, orientado a la protección de la salud colectiva e individual mediante un sistema de salud de altas prestaciones transformado digitalmente.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.