24 de abril de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:20
Especialidades > Medicina de Familia

Familia dice 'no' a que las mutuas den altas por enfermedad común

La propuesta de la CEOE generaría más de 1.000 millones de ahorro, pero SEMG lo considera un cálculo "sin evidencia"

Según AMAT, la gestión actual de las bajas por enfermedad común genera una excesiva carga burocrática.
Familia dice 'no' a que las mutuas den altas por enfermedad común
Marcos Domínguez
Jueves, 15 de marzo de 2018, a las 09:10
La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha propuesto, en una reunión reciente con sindicatos y Gobierno, extender la capacidad de las mutuas para gestionar las bajas de los trabajadores. Hasta ahora dan las altas en caso de incapacidad temporal por contingencia profesional, y la patronal propone que lo hagan también en el caso de contingencia común, “al menos en patologías traumatológicas y psiquiátricas”. Aduce que así se conseguiría reducir la carga burocrática de la bajas y se obtendría un consiguiente ahorro de dinero.

Desde la Medicina de Familia, sin embargo, ponen en duda los presuntos beneficios derivados de esta propuesta. “No hay ninguna evidencia de que las mutuas ahorran dinero o dan bajas de menor duración”, sostiene Francisco José Sáez, vicepresidente primero de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Desde la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) señalan que la separación entre quien satisface la prestación económica de las bajas por enfermedades comunes y la asistencia sanitaria conlleva “una excesiva carga burocrática” que se traduce en “términos de tiempo de atención a pacientes (‘listas de espera’)”.

AMAT defiende que la gestión de las altas por parte de las mutuas “es sin duda la mejora manera de evitar el uso indebido de la prestación por parte de algunos trabajadores, así como de minimizar las ineficiencias que provoca lo que ha venido a denominar ‘absentismo estructural”.


"No hay ninguna evidencia de que las mututas ahorran dinero o dan bajas de menor duración", señalan desde SEMG


De aprobarse la posibilidad de que las mutuas pudieran prestar asistencia sanitaria y dar altas en los procesos de incapacidad temporal por contingencias comunes –al menos de patologías traumatológicas y psiquiátricas, puntualiza– “se podría obtener un ahorro directo e inmediato de más de 1.100 millones de euros anuales para el Sistema de Seguridad Social y para las empresas”, estima la asociación.

Sin embargo, Francisco José Sáez señala que “las mutuas tienen un número de días de incapacidad temporal más bajo porque manejan accidentes de trabajo”. “Cuando se ponen a manejar contingencias comunes, el tiempo se alarga”. Resalta que, en caso de Traumatología pueden tener acceso más rápido a pruebas diagnósticas “porque casi todos sus servicios médicos están orientados hacia allá”, pero puntualiza que “las bajas por enfermedades comunes no son iguales”. “El reclamar todas las bajas de Traumatología para sí no está basado en nada”, sentencia.

En cuanto a las bajas psiquiátricas, el vicepresidente de SEMG explica que “casi ninguna mutua tiene servicio de salud mental, lo que hacen es concertar esa atención con otro profesional; con lo cual, estamos en lo mismo: llegan a tener la misma demora que en el sistema público”.

"Los médicos de Familia no regalamos bajas"

El médico de Familia apunta a que dentro de SEMG también hay profesionales que trabajan en mutuas y que tienen los recursos muy medidos, por lo que un aumento de la carga laboral generaría las mismas situaciones que en el sistema público. Y arremete contra “esa idea, sin ninguna evidencia de que los médicos de Familia regalamos bajas por problemas de tristeza o emocionales”. El 40 por ciento de la actividad diaria en el centro de salud son enfermedades mentales, señala, y “reclamar ese tipo de bajas a alguien que no tiene experiencia en ellas no va a aportar ninguna mejoría”.


SEMG: "La baja es un recurso social que data de los años 50 del siglo pasado"


El supuesto ahorro mencionado por AMAT se basa, para Francisco José Sáez, en “trasponer la duración de la baja de incapacidad temporal de Traumatología por accidente de trabajo con la duración media de la baja por enfermedad común, lo que es comparar peras con manzanas”.

El vicepresidente de SEMG recuerda que, tras la reforma de 2014, hay aspectos que las mutuas siguen descuidando. “El Tribunal de Cuentas hizo un informe bastante demoledor respecto a las mutuas: bajas laborales sin parte de baja, no dar partes de incapacidad en los periodos que marca la Ley, etc.”

“Se suponía que los médicos íbamos a tener acceso a las bajas laborales y a los motivos que generaban por accidente de trabajo, y eso no ha llegado a desarrollarse nunca. Al final acabas sabiéndolo porque te lo dice el paciente, que le han dado el alta y le tienes que volver a dar la baja porque no se ha recuperado totalmente, sobre todo en casos en que una enfermedad degenerativa la hacen pasar como común”. Y recuerda: “La baja es un recurso social que data de los años 50 del siglo pasado. Las mutuas son asociaciones de empresarios, pero manejan el dinero de las cotizaciones de la Seguridad Social”.