Coronavirus: "Incertidumbre" en Primaria ante el plan para evitar contagios

Los médicos afirman que la propuesta cumple con sus demandas pero dudan de quién se hará responsable de su seguridad

José Luis Llisterri, presidente de Semergen, y Lorenzo Armenteros, miembro de la Junta Directiva de SEMG.
Coronavirus: "Incertidumbre" en Primaria ante el plan para evitar contagios
dom 26 abril 2020. 14.00H
Atención Primaria, que está teniendo un papel decisivo en la contención de casos de coronavirus y que lo va a tener una vez se ponga en marcha el estudio de seroprevalencia, está segura de que esta crisis sanitaria va a marcar un antes y un después en este nivel asistencial. Y así se planea, tal y como ha explicado este domingo Fernando Simón, director del Centro de Coordinación y Alertas y Emergencias Sanitarias. Habrá menos afluencia de gente en las consultas, más telemedicina y más acceso a pruebas diagnósticas. Cambios confirmados que ya vaticinaban los portavoces consultados por Redacción Médica. Sin embargo, según señala Lorenzo Armenteros, médico de Familia y miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), el documento presentado por Simón genera en sí "incertidumbres organizativas y de responsabilidad". Además, señala que no se ha solicitado su opinión como sociedad científica, "algo que seria imprescindible".

En general, Armenteros reconoce que están de acuerdo con él ya que incluye muchas de las cosas que estaban pidiendo. Pero "genera muchas dudas sobre en quién caerá la capacidad organizativa, que parece que será en las comunidades autónomas", explica. Los cambios organizativos anunciados por Simón pasan, entre otros, por crear dobles circuitos en los centros de salud o por tener centros únicamente para atender a los casos sospechosos. 

"¿Y quién proporcionará los tests y los medios de seguridad?", se pregunta este médico de Familia. "En una lectura rápida da la impresion de que el Ministerio traslada la responsabilidad otros para volver al escaso peso que antes tenía, quedándose solo con la información", añade. Además critica que "se vuelve a caer en el error y la soberbia de organizar a espaldas de los implicados", es decir, de ellos.

Unos días atrás, Armenteros explicaba a este medio que todos los profesionales y sociedades científicas están "absolutamente de acuerdo en que van en colaborar en el cambio". Porque "van a cambiar muchísimos aspectos". 


"Va a cambiar el seguimiento domiciliario del paciente"


Uno de los cambios lógicos será la separación de pacientes en la sala de espera en aquellos centros que no estén dedicados específicamente para casos sospechosos. A este respecto, José Luis Llisterri, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) indicaba a Redacción Médica que el modelo girará hasta la telemedicina y la visita no presencial: "Se va a terminar el trasiego de pacientes a urgencias".

"Va a cambiar en algo tan sencillo como la separación de los pacientes en la sala de espera", señala Armenteros, quien cree que se va a utilizar la tecnología mucho más en pacientes crónicos. Además prevé que se impulse el autoseguimiento del paciente en enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la EPOC o la insufciencia cardiaca -o a través de su ciidador- y la comunicación con el peronal sanitario de su centro de salud.  Por eso considera que va a haber un salto cuantitativo y cualitativo en la telemedicina, para ejercerla de forma mucho más activa que hasta ahora", señala. También apunta a consultas compartidas con la atención hospitalaria.

"Además, va a cambiar el seguimiento domiciliario del paciente. Estamos viendo la fragilidad de nuestra población, que se ha comprobado con una pandemia de este tipo, y la gran mortalidad de gente de edades avanzadas. Es necesario hacer un esfuerzo un reforzar la atención a este tipo de pacientes y sus cuidados, no solamente aquellos que puedan vivir y valerse por sí mismos, sino a los más frágiles y que vivan solos, así como apoyar a las residencias sociosanitarias", prosigue el portavoz de SEMG. Porque a pesar de que pone el valor el esfuerzo que han hecho, considera que es necesario que tengan otro tipo de asistencia, que sea de la misma calidad que la que pueden tener el resto de personas. 

Más Atención Comunitaria que antes


Ambos consideran que se va a explotar más la parte comunitaria de su especialidad. "Creo que se va a trabajar mucho más la promoción y la prevención, que son filosofías clave del médico de Familia en Atención Primaria. Se va a trabajar mucho la Salud Pública en prevención de la enfermedad. Se va a reforzr el papel que tenemos en el ámbito sober todo comuntiario. y a parte se va a cambiar la necesdiad de que el médico de familia disponga de herramientas, más disponibilidad de medios y acceso a pruebas analíticas y complementarias", señala Llisterri. 


"Tendremos que estar muy atentos a los posibles rebrotes de esta y otras enfermedades"


"Todos los expertos coinciden en que es el Covid-19 es una enfermedad comunitaria y que ha habido muchos errores. Entones tenemos que solventar eso. Tendremos un papel fundamental en el estudio de seroprevalencia, en ver quiénes están inmunizados, el nivel de anticuerpos, la trazabilidad de la enfermedad en las familias y en los conniventes de estos pacientes. Todo eso debe recaer sobre la Atención Primaria. Y tendremos que estar muy atentos a los posibles rebrotes de esta y otras enfermedades", asegura Armenteros.

También consideran que van a surgir nuevas patologías como consecuencia del Covid-19; que no todos los pacientes que superen la enfermedad van a tener la facilidad de los asintomáticos o de los más jóvenes, sino que algunos han estado mucho días en UCI, por lo que volverán a sus casas con una "fragilidad tremenda". Y eso también va a ser papel de Atención Primaria: el ver cómo está su hipertensión, las diabetes o aquellos problemas de salud que les han convertido, precisamente, en un paciente de riesgo durante la pandemia. 

Llisterri, además, hace un planteamiento optimista: está seguro de que aumentará el presupuesto de Atención Primaria a ese ansiado 20 por ciento para hacer posible que todo esto se haga con más recursos y más personal. Consideran que es la única forma de afrontarlo. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.