26 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:50
Especialidades > Medicina de Familia

C's y Podemos buscan acabar por ley con los cargos 'a dedo' en Primaria

Denuncian la desmotivación de los médicos y su precariedad

Foto de familia de los asistentes a la jornada en la OMC. Quinto por la izq. (de pie) su presidente, Serafín Romero y, tercero, Francisco Igea. Sentada, en el centro, Amparo Botejara.
C's y Podemos buscan acabar por ley con los cargos 'a dedo' en Primaria
Cristina Cebrián
Jueves, 30 de marzo de 2017, a las 18:30

El portavoz de Sanidad de Ciudadanos, Francisco Igea, ha propuesto una proposición no de ley (PNL) que llevaría a priori al Congreso junto con Podemos, para acabar con los nombramientos a dedo de los gerentes y directivos de la salud tanto en Atención Primaria como Especializada.

Estas declaraciones han tenido lugar durante un foro celebrado en la sede la Organización Médica Colegial (OMC), dedicado a la Atención Primaria vista en la perspectiva de lo que resta hasta 2025, a la que han acudido vocales y altos cargos colegiales y que se prolonga a este viernes en una segunda sesión.

La representante de este último partido, Amparo Botejara, no ha rehuido la iniciativa de Igea, aunque se ha mostrado escéptica con poder sacarla adelante en la Cámara Baja. Con todo, ambos políticos han criticado con dureza “la desmotivación y desvinculación” de los médicos con el sistema sanitario.

“Un punto, en efecto, importante son los gestores y la Administración; lo que sucede es que los nombramientos son partidistas en lugar de basarse en las aptitudes profesionales del candidato; no son cargos de confianza o no deben serlo, y, sin embargo, es algo que está normalizado”, ha denunciado Botejara.

“Antes al medico le valían sus publicaciones; ahora, la amistad”

Igea ha denunciado la precariedad de los puestos de trabajo en Primaria, y ha recordado el periplo itinerante que sigue la mayoría de médicos sin puesto fijo en la Administración y su consecuente desvinculación de la actividad científica e investigadora.

De izq. a dcha., todos ellos de Badajoz: Remisio Cordero Torres, médico internista y jefe de Estudios del Complejo Universitario de la provincia; Carlos López, vocal de Atención Primaria Urbana; Amparo Botejara y Juan José Torres.

De izq. a dcha., todos ellos de Badajoz: Remisio Cordero Torres, médico internista y jefe de Estudios del Complejo Universitario de la provincia; Carlos López, vocal de Atención Primaria Urbana; Amparo Botejara y Juan José Torres. 

“Esta falta de adhesión al sistema también sucede porque el progreso de los especialistas nada tiene que ver con su competencia, número de publicaciones y, en definitiva, su curículum profesional; por el contrario, ahora todo ello depende de la amistad o afinidad que se tenga con los directivos”, ha criticado.

“Nosotros creemos que la gestión necesita indicadores de resultados en salud, en especial en los centros de salud, como el número de enfermos diabéticos que ingresan por una retinopatía crónica, por poner un ejemplo”, ha asegurado.

La Gerencia única es una canallada”

El expresidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, ha aludido a la calidad asistencial, en su opinión muy devaluada. “Sabemos que el grado de compromiso en la toma de decisiones supone beneficios directos para el paciente y para el Sistema Nacional de Salud (SNS)”; por consiguiente -ha lamentado- debería incentivarse a quienes trabajan mejor, se preocupan por la economía del sistema sanitario y rinden más, cosa que no se hace según él.

Para Rodríguez Sendín, la única alternativa a la realidad de la Primaria reside en “si nos vamos a preocupar o no de los resultados de lo que hacemos”. “La Gerencia única, por otra parte, me parece una canallada, porque cada uno ha de gestionar su propia casa, centrarse en lo suyo, y ponerse de acuerdo con los demás en segundo término”. “El primer objetivo en este oficio no puede ser ganar dinero; en otros, quizá sí”, ha sentenciado.

Diferencias de perspectiva entre los médicos

En su turno de palabra, el secretario del Colegio de Médicos de Valladolid, José Luis Almudí, ha puesto el acento en la diferente visión del médico hospitalario y de Primaria: “Mientras ellos tienen una visión limitada del paciente, la nuestra es una perspectiva integral del enfermo”. Además, no se ha posicionado de forma directa contra las gerencias únicas como modelos de gestión que, se presupone, hilan los niveles asistenciales, pero sí las ha criticado de forma implícita porque, en su opinión, no terminan de funcionar.

De izq. a dcha.: José Manuel Valverde, vocal Rural de Baleares; Carlos López, vocal de Atención Primaria Urbana de Badajoz; Estebam Sanmartín, vocal rural de Huesca; y Vicente Matas, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Urbana de la OMC.

De izq. a dcha.: José Manuel Valverde, vocal Rural de Baleares; Carlos López, vocal de Atención Primaria Urbana de Badajoz; Estebam Sanmartín, vocal rural de Huesca; y Vicente Matas, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Urbana de la OMC.

“Nos encontramos con una encrucijada en la Atención Primaria, relegada y no preferida por los MIR, y estamos abocados a desaparer”, ha lamentado.

En este contexto, Almudí ha reivindicado para Primaria “responsabilidad en la gestión de los recursos y en el control del gasto” a partir de unidades de gestión clínica creadas ex profeso para el primer nivel asistencial como la que él mismo dirige en Peñafiel (Valladolid), una de las quince de que consta en la actualidad la comunidad autónoma castellanoleonesa.

Por una parte, el secretario del Colegio de Médicos pucelano ha hecho un ejercicio de autocrítica al atribuir esa falta de mando de la Primaria a la “desmotivación” de los propios profesionales entre los que abunda “el pasotismo mientras los gerentes del nivel asistencial están alejadísimos de la realidad” diaria de este trabajo.

“Los médicos de AP solo somos administradores del gasto, pero no responsables de su gestión, algo que compete a los directivos”, ha reprochado a estos últimos. “Somos un punto de inflexión, una diana, por si fuera poco incomunicada con el hospital, lo que lleva a repetir procedimientos, consumir recursos innecesarios y recibir información ceñida a los gastos económicos en lugar de a los resultados de salud, que es lo que de verdad nos interesa”, ha subrayado.

Los tres niveles de la gestión

Por su parte, Juan José Torres, vocal de Atención Primaria Rural del Colegio de Médicos de Badajoz, ha recordado los tres niveles asistenciales esenciales, macro, meso y microgestión (decretos y normativa, centros y médicos, respectivamente) para reivindicar el papel gestor de estos últimos y tratar de comprender las limitaciones de los gerentes: “El número de procedimientos de un centro está limitado por la concesión correspondiente de la cartera de servicios, que depende de variables que deberían evaluarse antes de llevarse a la práctica”, ha resuelto.

Desde su punto de vista, no todos los procedimientos aprobados en los hospitales se ciñen a lo que dicta la normativa de evaluación procedente de la cartera de servicios.

De izq. a dcha., durante la presentación de la jornada Atención Primaria 2025: Vicente Matas, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Urbana; Antonio Fernández Pro-Ledesma; Serafín Romero, presidente de la OMC; y Josep Fumadó, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Rural.

De izq. a dcha., durante la presentación de la jornada Atención Primaria 2025: Vicente Matas, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Urbana; Antonio Fernández Pro-Ledesma; Serafín Romero, presidente de la OMC; y Josep Fumadó, representante nacional de la Vocalía de Atención Primaria Rural.