El vicepresidente de Semergen repasa las medidas para Primaria a la vez que reivindica la necesidad de cambiar el modelo

"Entre el político y el médico hay una estructura intermedia innecesaria"
Rafael Micó, vicepresidente de Semergen.


29 jun 2022. 09.15H
SE LEE EN 12 minutos
La situación que vive actualmente la Atención Primaria en España cuenta con varios diagnósticos que han detectado todos los déficits y ahora toca el momento de pasar a la accción. Son varias las medidas que las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad están poniendo en marcha en este sentido. Para analizar su estado actual, su potencial a futuro y la idoniedad de las mismas, Redacción Médica entrevista a Rafael Manuel Micó Pérez, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).  

El facultativo no pierde la esperanza en la clase política pese a considerar que la situación del primer nivel asistencial no ha mejorado. También reclama un adelgazamiento de la estructura que acerque al político con el profesional médico y avisa de las consencuencias en mortalidad y comorbilidades si se sigue dando de lado a la Atención Primaria. 

Entrevista completa a Rafael Micó, vicepresidente de Semergen. 




¿Tiene esperanzas en que el Plan de Acción 2022-2023 logre revertir en parte la situación actual de la Atención Primaria?

La esperanza es lo último que se pierde y nosotros en Semergen tenemos innato el no rendirnos, aunque la realidad es la que es. Nuestro lema es "ahora o nunca" porque vemos que la situación real va de capa caída. El diagnóstico es perfecto, pero otra cuestión es el desarrollo y su implementación, el paciente está ahí ya desde hace años. Estamos de acuerdo con el análisis, pero vamos a ir a la acción o no vamos a ir a la acción, que es lo que la gente pide.

Este documento busca acometer la parte más urgente del Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria. ¿Tiene esperanzas de que esta vez sí se lleven a cabo estas medidas?

Tenemos todas las dudas, aunque supongo que sí se llevará a cabo algo si se ponen a legislar y a ser consecuentes con lo que están solicitando. Que hablemos todavía de carrera profesional cuando un médico de Familia en España a los 48 años ha llegado a un grado 4 y ya no puede crecer hasta la jubilación tras estar 20 años esperando; que hablemos de profesionales que se jubilan siendo interinos; que la recertificación está en la mesa y no acaba de salir... No perdamos la esperanza de algunos pequeños detalles, pero la realidad es que con el montante europeo que llega a España parece que es poco.


"Entre el responsable político y el responsable profesional hay un escalón que hay que eliminar"



¿Cree que la política se ha acostumbrado a que el papel lo aguanta todo, pero luego no se lleven a cabo las medidas anunciadas?

Entre el responsable político y el profesional hay un escalón que hay que eliminar. Debemos adelgazar la estructura y aproximarla como en los países donde funciona como corresponde la Atención Primaria y el Sistema Nacional de Salud. Hay una estructura innecesaria que es una pirámide para la toma de decisiones y se ha visto en la pandemia que no es operativo. Encima, esta se reproduce en cada una de las comunidades autónomas. Pensamos que el político debe pedir responsabilidades y resultados, pero directamente al profesional. Hay que adelgazar toda la estructura y probablemente si lo hiciéramos podríamos rellenar los huecos con gente que hace falta. Hay una frase típica de que hay más jefes que indios, pues que se lo pregunten a los pacientes.

Cuando dice adelgazar a la estructura, ¿se refiere sobre todo a cargos intermedios?

Sí, totalmente, mira los países de nuestro entorno donde hay un Sistema Nacional de Salud y directamente desde el Ministerio o desde la Consejería se piden resultados al profesional. Es mucho más sencillo para el político, no hace falta que tenga tanto acompañamiento. Esto no es una orquesta, esto funciona de otra manera.

"Debemos adelgazar la estructura y aproximarla como en los países donde funciona como corresponde la Atención Primaria y el Sistema Nacional de Salud"


¿Qué sanciones se deberían imponer a las CCAA o Sanidad que no cumplieran lo prometido para que el 'castigo' no recayera sobre los propios profesionales?

Nosotros no somos partidarios de castigos, sino de premiar. Sí que diría, "a ver, dónde está el benchmarking de este tipo de resultado en salud". Tenemos un entorno maravilloso para ver dónde funciona lo mejor y a partir de ahí generar una carrera de salud. Esto sería lo más razonable y cuando las cosas funcionaran bien la gente empezarí a ver como esto revierte en la salud de la población y la economía del Estado.

¿Cómo valora la medida catalana de que las bajas por ingresos las gestione el hospital?

Me parece bastante razonable porque ya se generó hace 20 años documentos de desburocratización y parece que en los últimos tiempos se ha acelerado porque actualmente todo va al comodín, que es el médico de Familia. En el caso de la Incapacidad Temporal (IT), si el 20 por ciento está en el hospital pues está bien que esté en el hospital. No solo quita una carga administrativa al médico, que ese tiempo lo dedica a ver pacientes,  también el propio paciente no tiene que estar esperando en el centro de salud a recoger un parte. Esto se llama sentido común. Ese tipo de medidas son iniciativas que hay que seguir potenciando.


"Cada profesional debe ser consecuente con sus acciones, no buscar el comodín de la Atención Primaria, que es lo que está sucediendo"



¿El futuro de la Atención Primaria pasa por repartir las bajas entre el resto de especialistas?

Esa es una de las funciones. Había una filosofía en el plan de la AP 2021 respecto a la desburocratización sobre que cada uno haga lo suyo. Si yo le digo al paciente que tiene que venir el jueves a la consulta de rehabilitación, yo genero el parte de la ambulancia. Si yo le dejo cinco colirios porque lo tengo que intervenir dentro de cinco días, yo hago la receta . Si yo tengo que mandar al paciente al traumatólogo porque estoy atendiéndolo y soy reumatólogo, no hace falta que pase por el centro de salud. Cada profesional debe ser consecuente con sus acciones, no buscar el comodín de la Atención Primaria, que es lo que está sucediendo.

Dentro del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación (Perte) de Salud de Vanguardia sí que se han aprobado 17 millones de euros para mejorar la historia clínica digital en Primaria y la integración de información sociosanitaria. ¿Esto ayuda o es insuficiente?

Para lo que es el conjunto mínimo supongo que es un arranque. Tenemos que saber qué queremos y hay que hablar con los pacientes para que no tengan 17 historias diferentes porque luego en cada comunidad se vuelve a repetir el proceso entre departamentos. El paciente necesita seguridad cuando va a un centro de salud, a un Servicio de Urgencias de un hospital, o al cardiólogo. La historia clínica tiene que ser única y el paciente se la tiene que llevar con él adonde quiera. Es algo que tiene que cambiar en un mundo de nuevas tecnologías.

"Las pruebas se tienen que solicitar en el primer nivel asistencial, no en el segundo". 


¿Qué le parece que Sanidad no contemple la renovación de los equipos de Atención Primaria y que asegure que los nuevos sistemas hospitalarios ayudarán a recortar las esperas en Primaria?

Yo creo que hay una falta de conciencia o de conocimiento del medio por parte de los que gobiernan. Quitarle el presupuesto a la Atención Primaria y despersonalizarla es una consecuencia de lo que hace años estaba en marcha y una medida más de fragmentar y perder la atención integral del paciente.  El que lleva la gestión de salud del paciente en un sistema nacional es el médico de Familia. El que tiene que pedir la resonancia para la rodilla del paciente que se tiene que intervenir es el médico de Familia, no tienes que esperar a ir al hospital. Trasladar todas estas decisiones de tecnología a la parte hospitalaria es desconocer cómo hay que ordenar esto.

Otra cosa es que queramos hacer otro tipo de sistema u otro tipo de organización y habría que dejarlo claro, pero si mi paciente tiene una migraña le voy a pedir yo el TAC. No tengo que derivarla al neurólogo para que se lo pida, eso no tiene sentido. Lo estudiaré yo bien hasta donde llegue, ese es mi trabajo, y si es necesario entonces consultaré con el compañero. Las pruebas se tienen que solicitar en el primer nivel asistencial, no en el segundo.

¿Cree que deberían darle mayor capacidad a Primaria en cuanto a pruebas diagnósticas en el mismo acto médico?

Solo hay que preguntar a los pacientes. Yo tengo ahora una revolución donde trabajo porque los pacientes no se quieren desplazar al hospital porque está a 20 km. Si les pudiera hacer yo la ecografía, el fondo de ojo, la dermatoscopia… Solo tengo que tener la formación y nosotros como sociedad científica insistimos en la formación del profesional. Aproximar la resolución diagnóstica al primer nivel asistencial ayuda a reordenar y a que el paciente tenga antes un diagnóstico y un tratamiento.

En materia de recursos humanos, el análisis está hecho y Sanidad ha reconocido que Familia es una de las especialidades que más remplazo necesita a corto plazo. Sin embargo, no terminan de llegar medidas solventes. ¿Por qué cree que se está dando esta situación?

Simplemente porque parece que no se cuida. El que gobierna realmente no utiliza el sistema, puedes hablar, explicar, saber el diagnóstico y decirlo perfecto, pero tú no sabes quién es tu médico de cabecera porque no lo tienes. Hay una cierta hipocresía, yo quiero a la Atención Primaria y de boca lo digo bien, pero luego no tengo médico ni enfermera de cabecera porque hay otros sistemas que se buscan la parte de salud por su cuenta o hay otras alternativas en nuestro sistema que no es la Atención Primaria. Ya descubrirán que con la edad el no coordinar todo eso va a conllevar problemas de salud como causa de mortalidad porque la iatrogenia, por ejemplo, en Estados Unidos es la cuarta causa de mortalidad. Aquí parece que tenemos que llegar a ese extremo para que la gente descubra el valor de tener el mismo médico durante 15 años, que te reduce la mortalidad un 30 por ciento.

"Aproximar la resolución diagnóstica al primer nivel asistencial ayuda a reordenar y a que el paciente tenga antes un diagnóstico y un tratamiento".


Entonces, ¿usted considera que si seguimos por el mismo camino van a aumentar las comorbilidades y la mortalidad?

Seguro, esto es cuestión de tiempo. La labor de Atención Primaria, que debe basarse en la prevención y en la promoción, tiene un sentido con la continuidad asistencial. La idea es tener los mismos profesionales a lo largo de la vida, que te sigan desde que eres un niño hasta que falleces. Eso da una seguridad que no la va a dar otro comprimido ni otra intervención quirúrgica. Además, está demostrado con evidencia científica. Sin embargo, probablemente la inmediatez de la sociedad no deja ver ese medio-largo plazo.

En resumen, ¿cuáles son las medidas más urgentes que necesita Primaria para solventar la crisis asistencial actual?

Sin ninguna duda es ser atrevidos, invertir lo necesario, apostar por ello y que Primaria sea primera y primordial. Estamos en un modelo de pacientes crónicos y hay que reorientarlo, no hay que seguir pensando en un modelo de agudos. La pandemia ha servido para ver nuestras debilidades y, por ejemplo, la coordinación sociosanitaria nos ha dejado al descubierto que no lo hemos hecho bien. Entonces, tiene que haber una inversión potente en un Sistema Nacional de Salud basado en la Atención Primaria si queremos un sistema sostenible. Si queremos otro sistema o lo estamos orientando a otra cuestión …Es muy visible lo que está sucediendo y paso a paso, gota a gota va cayendo.

¿Considera que quieren apostar por otro sistema que no es el actual, es lo que están dejando entrever?

Hay mucho diagnóstico y todo está claro, pero al final paso para adelante, paso para atrás, paso para el lado. Hay un discurso político que no toca la realidad, técnicamente es perfecto, pero no conoce la realidad y no viene al centro a ver cómo funciona porque no lo utiliza. Entonces, no hay lugar a otras consideraciones.

Un instante de la entrevista de Rafael Micó en el plató de Redacción Médica. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.