El presidente de SEMG analiza las reflexiones cosechadas en el 28º Congreso Naciona para solventar la crisis asistencial

"Empieza una nueva etapa en Atención Primaria, hay que tomar otro rumbo"
Antonio Fernández-Pro Ledesma.


12 jun 2022. 16.50H
SE LEE EN 8 minutos
El XXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina General y de Familia (SEMG) ha otorgado un espacio de reflexión sobre el devenir del primer nivel asistencial. Un futuro donde los profesionales reclaman ser partícipes de las decisiones para así poner fin a un modelo que califican como agotado.

En una entrevista con Redacción Médica, el presidente de la SEMG, Antonio Fernández-Pro Ledesma, repasa las principales ideas extraídas de la cita anual como la descentralización, la aplicación de nuevos modelos asistencial, la prioridad a los pacientes crónicos o las pruebas diagnósticas en el centro de salud. 

Antonio Fernández-Pro: "La herramienta principal que necesitamos es tiempo". 

¿Qué valoración hace del XXVIII Congreso Nacional de SEMG?

Es muy buena. Ha cubierto las expectativas que teníamos y ha habido un nivel de interacción bastante importante, con muchísima gente joven. La gente tenía ganas realmente de estar en presencial y eso se ha notado en las salas, está todo prácticamente lleno y el nivel de interacción con los ponentes ha sido tremendamente importante.

También ha sido muy importante el número de conexiones en streaming que se han hecho al salir las nueve salas en directo, y la verdad es que ha habido mil preguntas sobre si se van a perpetuar como el año pasado las ponencias y evidentemente vamos a estar hasta mediados de agosto con el Congreso en abierto.

¿El formato híbrido ha venido para quedarse?

Sí, sin duda. Es un formato de excelencia, aunque aún hay que pulirlo un poco para terminar de conocer y acreditar las sesiones online. Quitando estas cosas para afinarlo un poco más el resultado es espectacular, quiero decir, es un formato de éxito sin lugar a duda.

¿Han conseguido readaptarse a los valores de Familia?

Nosotros pensamos seriamente que empieza una nueva etapa. Realmente la Atención Primaria de este país tiene que tomar otro rumbo. La inestabilidad profesional y el malestar profesional es un clamor. El político y el gestor tiene de una vez por todas que darse cuenta de que tiene que contar con el profesional para hacer ese ejercicio. Y ese cambio empezará más bien pronto que tarde, a partir de ahí los valores seguirán siendo los mismos.


"El político y el gestor tiene que darse cuenta de una vez por todas que debe contar con el profesional"



¿Cuál es la hoja de ruta para lograr cambiar Primaria?

La hoja de ruta a seguir es muy fácil. Dejar de hacer lo que estamos haciendo mal. Si seguimos haciendo las cosas igual seguiremos obteniendo los mismos resultados. Hemos visto que no es una cuestión de dinero, en Cataluña se incentivó con 9.000 € y a pesar de ello se han quedado el 20 % de las plazas desiertas. Hace falta algo más.

En la conferencia de Rafael Bengoa quedó claro, lo dijo sin ningún tipo de tapujos, y yo estoy totalmente acuerdo con él. Debemos de empezar una descentralización clara y manifiesta, dejando la iniciativa a los profesionales. Esto no quiere decir desmadre ni sálvese quien pueda y tampoco que cada haga lo que le parezca bien, pero realmente hay que tener una autonomía de gestión. Hay que aplicar otros modelos porque por este camino no vamos a ningún lado

Antonio Fernández-Pro Ledesma, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).


¿Cómo es la brecha que haya entre el político y el médico de Familia?

Es una brecha que lleva muchos años, el no vivir la realidad del día a día te hace no ver las cosas de la manera que tú las ves. Ha habido una distancia grande entre el gerente y el médico de a pie. Entonces, ha habido una falta de entendimiento y una falta de comunicación. También mal atávico que tiene nuestra profesión ha sido la falta de conexión o entendimiento entre niveles asistenciales. Tenemos que estar interconectados, esto tiene que ser transversal y no puede ser un orden y mando sin contar con los profesionales.

¿Cómo se puede reducir esa brecha?

Como todo en la vida, aumentando la comunicación. Es decir, simplemente tener en cuenta a los profesionales. Cuando se vaya a tomar una decisión de cierto calado el estar de acuerdo con… No es nada complicado, esto es como una gran familia y de lo que se trata es de buscar el bien común, no buscar soluciones prontas y rápidas a problemas complejos, que no son tan fáciles. El papel lo soporta todo, pero realmente después va a la realidad de las trincheras y no es tan fácil el acoplar esos protocolos.


"Hay que aplicar otros modelos, por este camino no vamos a ningún lado"



¿Cómo valora que Sanidad deje fuera a Primaria de la renovación tecnológica?

Es una temeridad, el pensar así yo creo que es por desconocimiento y no conocer realmente cuál es la realidad. Cuando los sistemas tecnológicos que tenemos están absolutamente obsoletos, cuando no ha habido renovación en años, el decir que se va a hacer una renovación tecnológica y que a Primaria no le hace falta porque si lo hacemos en el hospital aliviamos las listas de espera de Primaria… De verdad que lo único que pienso es que quien lo ha hecho no conoce muy bien cuál es el sistema porque el problema está en la dificultad que hay para llegar al segundo nivel.

"Debemos empezar una descentralización clara y manifiesta, dejando a los profesionales que tome la iniciativa"


¿Se deben dar dispositivos diagnósticos a los centros de salud?

Sí, la Medicina de Familia lo lleva diciendo muchísimo tiempo. Una de las intenciones de esta sociedad siempre ha sido sacar del hospital toda la tecnología que se pudiera y acercar toda la tecnología al médico de cabecera. No porque tengamos un afán de protagonismo, sino porque lo que hacemos es acercar el diagnóstico al paciente. De esta manera disminuimos los tiempos de espera y la incertidumbre, aumentando así la seguridad del paciente al ser más certeros en el diagnóstico.


"La principal herramienta que nosotros necesitamos es tiempo"



La atención a pacientes crónicos ha sido otro de los temas principales del Congreso. ¿Se puede recuperar el tiempo perdido?

Yo creo que hay un tiempo que es irrecuperable. Están apareciendo cánceres en situaciones más tardías que diagnosticábamos antes. Hay que ponerse las pilas y marcar unos criterios de prioridad desde la consulta. Tenemos que tener tiempo para poder hablar y buscar a ese paciente que no ha tenido un control en dos años. La principal herramienta que nosotros necesitamos es tiempo.

¿Cómo se consigue más tiempo?

La última gran crisis que sufrimos en Atención Primaria en la sexta ola fue por temas burocráticos, por las bajas laborales, algo que se podrían haber resuelto de otra manera. Necesitamos tiempo para los pacientes, si mi tiempo se ocupa hasta en un 35 % o 40 % en temas burocráticos, pues no tiene sentido. Tambien dedicamos mucho tiempo desde al transporte sanitario hasta solucionar interconsultas de segundo nivel o petición de pruebas complementarias de segundo nivel. Es una situación que tenemos que acabar con ella y, además, tenemos que mejorar el flujo del paciente dentro del sistema, con consultas únicas, consultas resolutivas y poco más.

¿Qué mensaje esperanzador de cara al futuro le puede transmitir a un médico de Familia?

Hay mucho. Yo siempre digo lo mismo, estamos en una profesión difícil y la situación es complicada, pero también estamos en la profesión más bonita del mundo. Es la única especialidad que tiene ideología, no política, sino de contacto, de fraternidad, tiene una ideología de acompañamiento. Y ese momento íntimo de estar con el paciente cara a cara, solo los dos, es tan intenso y tan apasionante que yo personalmente no la cambiaría por nada.

Antonio Fernández-Pro Ledesma durante la entrevista en el XXVIII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.