25 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 11:50
Especialidades > Medicina de Familia

"Al próximo ministro le pido un Interterritorial monográfico de Primaria"

El presidente de SEMG hace balance del XXV congreso y analiza el nuevo panorama de AP tras el cambio de Gobierno

Antonio Fernández-Pro.
"Al próximo ministro le pido un Interterritorial monográfico de Primaria"
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Sábado, 02 de junio de 2018, a las 19:10
Han sido tres días intensos para los más de 2.500 médicos de Familia que han acudidoa Valencia al XXV Congreso de Medicina General y de Familia. Tres días donde han aprovechado para profundizar en sus habilidades de detección y prevención de la violencia de género, superar sus barreras para participar en investigaciones o mejorar su conocimiento y manejo de técnicas como la ecografía clínica y la dermatoscopia.

El presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Antonio Fernández-Pro, ha aprovechado para hacer balance de este congreso de cifra simbólica y, ante los hechos de los últimos dias, evaluar el panorama de la Primaria y empezar a dibujar el camino que tendrá con el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

¿Qué le pide la SEMG al futuro ministro de Sanidad?

¿Qué le pide al próximo ministro o ministra de Sanidad?

Lo primero que le pediría es que fuera sensible a las peticiones que llevamos haciendo desde hace años, y que hubiese un Consejo Interterritorial monográfico para la Atención Primaria. Sería fundamental para la credibilidad futura de este nuevo o nueva ministra.

También le pediría que empezar a trabajar con la Universidad, con el Ministerio de Educación, para que una de las líneas estratégicas -si realmente el SNS universal lo es- fuera la Universidad, para que se empezara a meter en su ADN la Medicina de Familia y la Atención Primaria. Con un objetivo muy básico: que en el futuro médico, dentro de su conocimiento, la Medicina de Familia sea una faceta más, en lugar de ser la gran olvidada.

¿Teme que las promesas que hizo Dolors Montserrat en el Día de la Atención Primaria caigan en saco roto?

Habrá que renovarlas. La ministra no seguirá en el departamento, por lo que pediría que el nuevo ministro o ministra se posicione con respecto a la Primaria y los graves problemas que tiene, que no se pueden aplazar. Entraremos en un impasse de espera, lógico por otra parte, y tendremos que dar los clásicos 100 días para ver cómo se vehiculan las situaciones, pero hay temas de tremenda urgencia que no se pueden posponer.

La presidencia de Pedro Sánchez durará, como mucho, un año, año y medio, antes de la convocatoria de nuevas elecciones. ¿Cree que en ese tiempo tan breve se pueden dar pasos para mejorar la situación de la Primaria?

Es difícil, pero el movimiento empieza andando. El primer paso hay que darlo: no es tan importante el camino a recorrer como el empezar a hacerlo. Uno de los grandes problemas que hemos tenido en los últimos años ha sido el no hacer. Hemos analizado las situaciones, todo el mundo conoce los problemas, los ha puesto encima de la mesa, pero no se han puesto medidas para corregirlos.

"Los gestos importan. Montserrat fue la primera ministra que acudió al Día de la Atención Primaria"



Ha llegado la hora de la acción, de empezar a hacer cosas, y sea poco o mucho tiempo, hay que hacer. Al final, la responsabilidad también depende de las comunidades autónomas, bien es verdad que el mando del Ministerio es fundamental, pero el rumbo, la dirección de cuáles van a ser las soluciones, da tiempo al menos a apuntarlas.

¿Pedirán reunión con los nuevos responsables de Sanidad para hacerles llegar estas exigencias de la Primaria?

Es obligado. A todo el que llega se le da la bienvenida, se le presupone el buen hacer y, a partir de ahí, se plantean las exigencias, cuanto menos las más prioritarias. Eso es una regla de juego absolutamente necesaria.

Lo que sí está claro, y lo reiteraremos cada vez que pase, es que la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, la lealtad de colaboración va a ser máxima, y si se nos pide opinión, vamos a darla.

El único objetivo que nos mueve es mejorar la atención sanitaria que se presta al ciudadano, y desde ese punto de vista y del conocimiento de la profesión, vamos a plantear los problemas. Nos ha gustado mucho la última reunión con la ministra, pero nuestro deseo es que el nivel de acercamiento con los gerentes del sistema sea lo más cercano posible.

Antonio Fernández-Pro hace balance de la labor de Dolors Montserrat.

¿Dolors Montserrat se va justo en el momento en que más involucrada estaba en los temas de la Primaria?

Siempre digo que los gestos son importantes. Fue la primera ministra que se manifiesta abiertamente, se posiciona y se compromete. De hecho, fue la primera ministra que acude al Día de la Atención Primaria. No digo ni que sea bueno ni que sea malo, lo único que digo es que los gestos importan.

El hecho de que estuviera aquí la consejera [valenciana de Sanidad, Carmen Montón] también fue un gesto importante, para nosotros, para ahondar en el conocimiento de la profesión. Es importante que estos gestos existan.

¿Que ha sido buena o mala ministra en función de si ha hecho más que los otros? La declaración de intenciones está. Bien es cierto que ha vivido una serie de vicisitudes -Cataluña, los últimos años de la política en este país...- y no sé si la Atención Primaria era su prioridad o no lo era, pero la política de gestos al final de su mandato importa.

El Consejo Interterritorial de este lunes, lógicamente, se ha desconvocado. ¿Cree que es una oportunidad perdida para la Atención Primaria?

Los pasos que no son dan siempre son oportunidades perdidas. La vida es una serie de momentos y situaciones que llevan a un punto determinado porque pasan cosas. Van sumándose y llegando a un escenario determinado. Si las condiciones de esos puntos intermedios varían, el escenario será otro. Cuál será, no lo sabemos; por eso digo que, con poco o mucho tiempo, es importante que los gestos y los pasos se den en la dirección correcta para que, realmente, veamos o vislumbremos si las soluciones están de acuerdo con lo que pensamos.

En la inauguración del congreso, Carmen Montón anunció que pretendía llegar al 20 por ciento del gasto sanitario dedicado a la Atención Primaria. ¿Cree que el mensaje de la Primaria está calando a nivel de administraciones?

Fernández -Pro, en un momento de la entrevista.

Fernández -Pro, en un momento de la entrevista.

Por lo menos, la asunción de cifras sí. El 20 por ciento está preconizado desde hace años, no es la meta ideal pero sí un punto de partida suficiente y necesario para que se traduzca en calidad. Al final ves que todo es cuestión de voluntad política. Cuando ves que, dependiendo de la comunidad autónoma, unos llegan y otros no, unos se plantan en el 20 por ciento y otros suben un poquito, ves que es algo de voluntad política y objetivos de un gobierno determinado.

Lo que no me gustaría es que sigan aumentando los indicadores de inequidad entre las comunidades autónomas. Todas hacen un esfuerzo pero que una comunidad marque un foco diferente a la de otra significa que los servicios son diferentes.

Ahora mismo estamos asistiendo a que hay hasta una diferencia de 500 euros per capita y año dedicados a sanidad, y hablamos de un total de 1.600-1.700 euros, entre una comunidad y otra. Hay una ruptura de equidad.

Lo hemos visto en las jubilaciones de los profesionales, en las plazas de residentes que han disminuido en unas comunidades o en otras... Lo que te da el presupuesto es la suficiencia para seguir trabajando en un objetivo concreto.

Creo que el 20 por ciento ha sido mágico, como en su momento fueron los 10 minutos por paciente, un eslogan que ha calado y que todo el mundo lo plantea. Con el 20 por ciento ha pasado algo igual, con lo cual espero que todas las comunidades lleguen a él.

Cuando lleguemos a este 20 por ciento y analicemos los problemas, tendremos más criterios para hablar de si es suficiente o no.

Hablando de esos diez minutos por paciente, en el congreso se ha hecho hincapié en que la principal herramienta del médico de Familia es el tiempo.

La mejor herramienta que tiene la Medicina de Familia es el tiempo, y el mejor recurso tecnológico es la silla. Si no tienes tiempo para atender a tu paciente con criterio suficiente, todo lo demás se vuelve nebuloso. Empiezas a defenderte con una prueba complementaria, un tratamiento determinado, una derivación...  Al final, te defiendes de la manera que puedes.

El tiempo es la herramienta fundamental para normalizar la situación, y eso es lógico y entendible. Los diez minutos es una duración estimada, sumando todas las consultas y tiempos de actividades de la Primaria. La media óptima será esa: quiere decir que unos pacientes tendrán 20 minutos, y otros, tres.


"El sistema tiene que devolverle algo al profesional. No estamos hablando de sueldos sino de calidad de la atención"


Esta media ponderada es un margen suficiente y necesario, y tenemos que luchar por él porque actualmente no se da, igual que el 20 por ciento del presupuesto. No se da en la inmensa generalidad del sistema público, porque no hay renovación, no hay suplencias... Una serie de cosas que hacen que el día a día del médico esté en una situación de presión asistencial importante.

El principal recurso de la Atención Primaria sigue siendo la plantilla, el personal disponible.

Uno de los fundamentales es el personal, no me cabe ninguna duda. Y además, cuando ha demostrado que en épocas de crisis, lo que ha sacado adelante el sistema es su esfuerzo y dedicación.

El sistema tiene que devolverle algo a ese profesional. No estamos hablando de sueldos, estamos hablando de calidad de la atención que puede prestar, aunque las retribuciones y los descansos también son importantes.

Sin lugar a dudas, uno de los problemas que la Medicina de Familia tiene para su regeneración y que los profesionales vean una salida aceptable, o cuanto menos ilusionante para los médicos jóvenes, es que trabaja bajo una presión importante. La regeneración de las jubilaciones como la reposición de profesionales tiene que normalizarse, no puede ser de otra manera.

También nos da un poco de miedo que, siempre que ha habido precariedad, ha habido una especie de guerra entre las autonomías y sistemas públicos. No queremos asistir a eso, que haya un indicador más de inequidad.

Fernández-Pro recuerda que la sociedad no quiere que AP se debilite.

Fernández-Pro recuerda que la sociedad no quiere que AP se debilite.

Queremos que haya una normalización, que haya una situación clara para las plazas de difícil cobertura, que haya una política enfocada en eso y que todos los ciudadanos de este país tengan una cobertura adecuada.

En el congreso se ha hablado de los resultados preliminares de la encuesta, realizada conjuntamente con el CEEM, sobre la percepción de la Medicina de Familia en la Universidad. La escasa presencia de la Medicina de Familia en la Universidad hace que los estudiantes, con el paso de los cursos, tengan una visión más negativa. ¿Se esperaban estos resultados?

En Medicina hay un hecho claro: no puedes contar nada que no puedas demostrar. Los resultados sabíamos que iban a ser estos, porque lo habíamos preguntado y todas las encuestas que se habían hecho de manera más o menos poco reglada daban ese resultado.

Para poder hablar con rotundidad de esta situación, nos atrevimos a hacer este tipo de trabajo que era una réplica de lo que ya se había hecho en Reino Unido. Los resultados están indicándonos que todo lo que decíamos -el desconocimiento, la falta de profesorado, etc.- llevaba a unas conclusiones que eran estas: el menosprecio de la profesión.

Creo que no debe ser así: la Atención Primaria es una de las líneas estratégicas del Ministerio y de la propia sociedad. La sociedad no quiere que la Atención Primaria se debilite. Poner remedio a esta situación no depende de nosotros pero sí tenemos que evidenciarla.

¿Qué balance hace de este congreso con un número simbólico para la Medicina General y de Familia?

Los gestos, como he dicho, son importantes: que celebremos nuestro 30 aniversario y las bodas de plata del congreso es importante. Es el espíritu de una serie de médicos que están atendiendo y cuidando a la sociedad es importante.

El lema de 'Orgullosos de estar a la cabecera' lo seguimos manteniendo y eso es lo que queremos que se traduzca en este congreso.

¿Cómo sale el médico de Familia de este congreso?

Creo que sale ilusionado. Ahora mismo, expectante ante lo que pueda venir, los escenarios van a cambiar y cada vez que hay un cambio de escenario hay una cierta incertidumbre. Pero tenemos la esperanza de que la Atención Primaria es la salida natural de los sistemas públicos de salud.

Antonio Fernández-Pro recibió a 'Redacción Médica' en el XXV Congreso de la SEMG.

Antonio Fernández-Pro recibió a 'Redacción Médica' en el XXV Congreso de la SEMG.