Ana Cabrero y Carmen Martínez de Pancorbo, explican los detalles del mayor proyecto de ingeniería hospitalaria

Talento femenino impulsando la "re-evolucion" del 12 de Octubre
Ana Cabrero, subdirectora de Gestión Técnica, y Carmen Martínez de Pancorbo, directora gerente, respectivamente, del Hospital Universitario 12 de Octubre.


08 mar 2021. 10.10H
SE LEE EN 14 minutos
El Hospital Universitario 12 de Octubre encara la última fase de su renovación integral. Carmen Martínez de Pancorbo, directora gerente del Hospital Universitario 12 de Octubre; y  Ana Cabrero, subdirectora de Gestión Técnica del Hospital Universitario 12 de Octubre y vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del COIIM y AIIM, explican a Redacción Médica en qué consiste el proceso, liderado por el talento femenino.

¿En qué consiste el proyecto del nuevo bloque técnico y de hospitalización del Hospital 12 de Octubre? 

Carmen Martínez de Pancorbo, directora gerente del Hospital Universitario 12 de Octubre: El proyecto consiste en la construcción de un nuevo edificio de hospitalización que va a sustituir al actual edificio de la residencia general. Además se llevará a cabo una reforma del edificio oncológico para la atención a los pacientes con cáncer, que también va a sufrir una reforma importante. Por último, finalizaremos con la demolición de la residencia general, la adaptación de la parcela y la reordenación del resto de espacios.

Carmen Martínez de Pancorbo explica la renovación del hospital madrileño.

Es la culminación de un proyecto que venimos arrastrando desde hace muchos años: la reforma completa de las infraestructuras del 12 de Octubre que comenzaron allá por el 2006 con la puesta en marcha del nuevo edificio de instalaciones y que hoy reúne todas las condiciones para albergar el nuevo hospital. Siguió con una nueva fase en 2011, un hito muy importante para el hospital como fue la inauguración y la puesta en funcionamiento del centro de actividades ambulatorias donde se trasladaron muchas de las áreas asistenciales ambulatorias, consultas, hospitales de día, cirugía ambulatoria, y  también la concentración de todos los laboratorios del hospital de una de sus torres, tanto laboratorios asistenciales como de investigación.

Nos queda esta tercera fase con la que culminamos el proceso constructivo integral con el traslado de todos nosotros hacia el nuevo edificio y la posterior demolición de la residencia. Va a quedar una parte que es la base de la residencia general, para nosotros es una cuestión sentimental e importante porque ahí se alberga el auditorio del hospital. Es una seña de identidad del hospital que también va a ser reformado integralmente.

Con la finalización de todo este proceso tendremos un nuevo Hospital 12 de Octubre vanguardista y a la altura de cualquier hospital de los mejores del mundo. 

¿Qué va a suponer para la prestación asistencial, para la docencia y para la investigación del centro? 

Carmen Martínez de Pancorbo: El proyecto de reforma de infraestructuras del Hospital 12 de Octubre está inmerso en una estrategia global de hospital. Es un motor fundamental tractor de esa estrategia que diseñamos entre todos los profesionales y la dirección del centro. Evidentemente vamos a trabajar otra serie de cambios importantísimos en cuanto a innovación organizativa.

La reforma de las infraestructuras no se entiende sin la de la innovación, que influye en la manera de atender los procesos, a los pacientes y a los familiares, y al conjunto de la población. Adecuar las infraestructuras a las nuevas necesidades que marcan el rediseño y la innovación en la atención va a generar esos espacios fundamentales. Estos son requeridos por los pacientes para sus trayectorias más transversales de procesos. También por los profesionales, para llevar una atención mucho más segura, eficiente y centrada en las expectativas y en las experiencias que nos marcan los propios pacientes y su entorno. Es fundamental la parte asistencial, que el continente acompañe al nuevo contenido que queremos dar al hospital y en el que estamos trabajando ya desde hace tiempo. 

La docencia y la investigación van de la mano de esa asistencia. Nosotros solo entendemos la innovación y la investigación aplicadas a la mejora de resultados en salud. Y, por tanto, generar esos espacios donde se pueda facilitar el trabajo cooperativo y transversal, la coordinación y el traslado de conocimiento interdisciplinar; supone todo ventajas. Las infraestructuras nos van a ayudar a ese objetivo final que es incorporar nuevas capacidades y nuevas herramientas en el hospital para mejorar esos procesos.
 
¿Qué impacto se espera que tenga en resultados en salud, experiencia de pacientes, familiares y profesionales y en sostenibilidad? 

Carmen Martínez de Pancorbo: El hospital lleva trabajando en el proyecto desde 2015, cuando hicimos un primer diseño, una reflexión estratégica 2015-2019 que destacaba e identificaba unas piezas del puzle importantísimas que teníamos que ir trabajando para asumir con solvencia la transformación que se concreta en la nueva estrategia 2020-2024.

Ana Cabrero destaca el concepto de flexibilidad que deben tener los hospitales.

Nuestra razón de ser como estrategia es la implementación de esos cambios, la transformación que queremos para la organización. La queremos reorientar hacia resultados que realmente sean importantes para el paciente. No podemos olvidar que somos un centro de referencia científico-técnica, pero consideramos que los grandes hospitales requieren también de otros elementos como es una excelencia en la organización de esa clínica.

También trabajamos en un enfoque muy poblacional para mejorar la salud del conjunto de la población, hacerlo con eficiencia, con seguridad y con calidad para garantizar una sostenibilidad de la que tenemos que ser muy responsables socialmente como hospital. Todo eso tiene que llevar incorporado una cohesión como organización que sólo podemos dar con la implicación y con la adhesión de todos los profesionales.

Esos son nuestros grandes objetivos y tenemos motores diferentes que nos ayudan a conseguir esas metas. Uno es la mejora y la adecuación de las infraestructuras para apoyar esa renovación e innovación en procesos.
Otro es la consecución de la agenda digital en la que hemos apostado desde hace muchísimos años. Es importantísimo que apliquemos el potencial de las tecnologías de la información y la comunicación a los procesos asistenciales. El núcleo es identificar las áreas de mejora e incorporar a los profesionales a esa innovación local que necesitamos para el hospital.

Todo está en línea, nada funciona independientemente. Lo más importante es mejorar los resultados de los procesos de los que somos responsables. Si somos capaces de atraer a los profesionales hacia ese modelo, que es lo que estamos intentando hacer con todas nuestras fuerzas, mejoraremos los resultados. Si el paciente tiene una mejor experiencia con el hospital, vamos a mejorar esos resultados. Y si la infraestructura nos acompaña en modelos de seguridad y de calidad, evidentemente va a influir también.

¿Cuál es la visión que tiene para el HU12O en 2030?

Evidentemente, reforzar unos valores que siempre ha tenido el 12 de Octubre, que es un hospital generalmente abierto. Queríamos aportar un plus para aquellos valores que siempre nos habían identificado como un hospital de referencia, un hospital con unas características muy particulares.

Fundamentalmente se trata de un compromiso con la población y con los valores que representamos, teniendo capacidad no solo de mirarnos hacia adentro, sino que esas paredes que configuran la parcela del 12 de
Octubre se vayan diluyendo y se generen colaboraciones y alianzas con el exterior. Un hospital en el que los pacientes, las familias y la población confíen en él y aporte una sostenibilidad al sistema que también requerimos.

Lo que vemos es un hospital muy vanguardista, que se afiance como referencia a nivel de la Comunidad de Madrid, obviamente, pero también a nivel nacional e internacional. Es decir, que seamos un centro que capte talento para generar esas innovaciones continuas que vamos a necesitar. Yo lo veo como un hospital con un liderazgo diferente, con una toma de decisiones mucho más distribuida y, por supuesto, con una dirección compartida entre gestores y clínicos. Siempre muy responsable y a partir de unos objetivos que compartamos porque así el camino es muchísimo más fácil.

¿Cómo describiría, desde la perspectiva de la Ingeniería, el proyecto del nuevo bloque técnico y de hospitalización del HU12O? 

Ana Cabrero, subdirectora de Gestión Técnica del Hospital Universitario 12 de Octubre y vocal de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del COIIM y AIIM: El bloque técnico y de hospitalización es la siguiente fase del proyecto de renovación integral del Hospital 12 de Octubre. Ya se han terminado las dos fases previas, la del policlínico y el edificio de instalaciones. Esto, junto con la reorganización del resto de la parcela, es el final del plan de renovación completa. Es un edificio donde se sitúa la parte técnica, que está en la parte de abajo, y en el que se concentran los procesos de diagnóstico por imagen, Medicina Nuclear y  40 quirófanos.

Habrá una parte dedicada a la población infantil y en la útima planta se ubicarán las hospitalizaciones y las UCI. Es una preciosidad, además es un edificio muy bien pensado porque los profesionales han estado trabajando en él durante bastante tiempo. También hay jardines terapéuticos, la humanización es una parte importante que está metida en los genes del proyecto.

Ana Cabrero explica en qué consiste la remodelación del Hospital 12 de octubre.


¿Cómo y en que plazos se va a desarrollar?   

Ana Cabrero: La fase de construcción de este edificio tiene que estar terminada el 31 de diciembre del 2023, o sea que es un reto desde el punto de vista de gestión de proyecto integral porque tendremos más o menos 26 meses para construirlo. El resto tendría que estar a lo largo del 2024.

El salón de actos original, se queda; también la urgencia. En medio está la torre, que es la residencia. En el 2024 tenemos que trasladarnos, demolerla y terminar el proyecto. Nos quedan años intensos e interesantes porque, además de las obras, está la gestión de la tecnología, que es otra de las patas de la ingeniería. Y esa gestión de la tecnología y de los espacios va ligada a la gestión de los procesos, como ha explicado la Gerente. Son las tres patas importantes de la ingeniería hospitalaria. Es un proyecto fascinante. 

Explica la importancia de esa tecnología, ¿qué avances supone con respecto del hospital actual?  

Ana Cabrero: La tecnología va ligada a los procesos asistenciales, tiene que ser la adecuada al futuro del hospital. Hay que hacer una repensada de cada uno de los procesos, del quirúrgico, del diagnóstico por imagen, de Anatomía Patológica... ver hacia dónde vamos y adecuar la tecnología que tenemos.

Y todo eso en un tiempo récord, aunque ya llevamos bastante tiempo trabajando en ello. La tecnología es otra de las patas de la asistencia, solo con tecnología no hacemos nada, pero sin tecnología tampoco.

¿Qué papel jugará la ingeniería en el mismo? 

Proyecto del nuevo Hospital 12 de Octubre.


Este es el proyecto soñado para cualquier ingeniero hospitalario porque tiene las tres patas: la pata de arquitectura e infraestructuras, que es una maravilla; la pata de gestión de la tecnología; y la pata de reingeniería de procesos, es que no se puede pedir más.

Es el proyecto soñado para cualquier ingeniero hospitalario que se dedique a esto.

¿Se ha tenido en cuenta la pandemia en el diseño de espacios y circuitos?

Ana Cabrero: Los hospitales que se han hecho en los últimos 15 ó 20 años son hospitales para los que ya se hablaba del concepto de flexibilidad.

Los que nos dedicamos a esto desde hace  tiempo sabemos que la medicina y las ciencias de la salud avanzan a tal velocidad que si los espacios no son flexibles, se quedan encorsetados. No son flexibles porque viene una hecatombe y hay que hacer que la sala de espera o la biblioteca se conviertan en una UCI, que también. Son flexibles porque el crecimiento de la medicina y la tecnología va a tal velocidad que si no tienes un edificio que pueda cambiar y adaptarse, estás muerto.

Este edificio ya estaba planteado así, es un edificio donde las zonas de trabajo están bien planificadas, los flujos están bien pensados, son espacios amplios, diáfanos y flexibles; hay habitaciones que pueden ser individuales o pueden convertirse en dobles... Eso ya está en el ADN. Pero no es por la pandemia, es porque llevamos el concepto de flexibilidad en la genética. La gente que gestiona hospitales modernos lo ha tenido mucho más fácil que quienes están encorsetados en hospitales que llevan 50 años intentando adaptarse a la medicina.

Carmen Martínez de Pancorbo explica la importancia de contar con ingenieros industriales para encarar la renovación del Hospital 12 de Octubre.


¿Cómo podría el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid ayudar al HU12O en un proyecto tan singular y de tanta entidad en el ámbito de ingeniería médica y sanitaria?

Carmen Martínez de Pancorbo:  Cuando hablo de alianzas me refiero precisamente a eso, sabemos que tenemos que buscar evidencias, buscar las mejores prácticas. Estamos siempre en esa idea, queremos generar una metodología de trabajo en el 12 de Octubre que se base en eso, en no mirar solo lo que hacemos nosotros. Hay gente muy buena en el hospital, pero también hay gente muy buena fuera, hay organizaciones que funcionan muy bien. Buscar esas buenas prácticas y conocimientos en el entorno y rodearse de buenas compañías es fundamental para mejorar.

En ese aspecto, el Colegio de Ingenieros nos puede ayudar muchísimo, no solo en la parte más tecnológica y de infraestructuras, sino también en la reorganización, rediseño y reingeniería de procesos donde ellos, como
ingenieros, están muy preparados. De hecho, nosotros dentro del hospital sabemos que tenemos que incorporar nuevas capacidades y ya hemos incorporado a algún ingeniero para este trabajo. Desde el sector industrial hay mucho conocimiento que nosotros podemos adaptar al sector sanitario, por tanto, estaríamos encantados de contar con su colaboración y su cooperación ante los problemas que, seguro, nos iremos encontrando.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.