vie 28 junio 2019. 15.00H
El conocimiento avanza a un ritmo incalculable, lo que obliga a médicos y centros a adaptarse a una obsolescencia cada vez más precoz y combatirla a través de las nuevas tecnologías, claves para el hospital del futuro. Para abordar cuáles deben ser sus características, el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM) y la Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid (AIIM) han reunido a profesionales, gestores y expertos para debatir sobre ello desde una 'mirada indiscreta'.

Jesús Álvarez, coordinador del BQ del Hospital San Pedro de Logroño, ha destacado durante su intervención que “hay un hecho que cambia radicalmente lo que era el modelo anterior y son las transferencias sanitarias. El 2001 supuso una odisea”. En su opinión, este cambio de modelo trajo mejoras, como una mayor proximidad en la toma de decisiones, un mejor conocimiento del medio y, “en el caso de La Rioja, tuvimos la suerte de llegar en un momento en el que infraestructuras y proyectos estaban ya muy consolidados y con una financiación específica”.

Jesús Álvarez, coordinador del BQ del Hospital San Pedro de Logroño.

Pero también trajo aspectos negativos, como la falta de coordinación para proyectos nacionales: “A nadie se le escapa que se han creado 17 historias clínicas, informatizadas de forma distinta, o que cada comunidad autónoma ha puesto en marcha un sistema distinto de receta electrónica”, destaca Álvarez, que advierte del elevado gasto que ha derivado de esto: “A alguien habrá que pedirle responsabilidades”.

Alianzas estratégicas y proyectos duraderos


El especialista del Hospital San Pedro de Logroño ha descrito los diferentes perfiles que ha asumido el médico a lo largo de la historia, desde ser considerados hechiceros hasta las superespecialidades de los últimos diez años. “Ahora estamos con el 'big data y la Inteligencia Artificial, la personalización de la asistencia, la tecnología o la genética”, ha explicado Álvarez a los asistentes, haciendo hincapié en el crecimiento exponencial del conocimiento en los últimos tiempos: “No hay ningún médico que sea capaz de saber todo lo que se pone encima de la mesa. Esto conlleva a la obsolescencia, lo que hace diez años era válido, hoy no lo es. Están cambiando verdades absolutas”.

“La supraespecialización y la fragmentación, necesariamente, se van a tener que dar la mano con las 

"Hay que ir hacia las alianzas multicentros. Necesito hablar con mis homólogos"


nuevas tecnologías, porque si no, va a ser imposible abarcar todo el conocimiento que se genera”, advierte Álvarez, que ha calificado como "dramático" que la mayor parte de los hospitales españoles se sigan rigiendo por estructuras similares a las descritas en el Real Decreto 521/87. 

"Algo hay que cambiar, necesitamos otro decreto", reclama el especialista de La Rioja, que cree fundamental el apoyo en herramienta de mejoras 'micro', tipo LEAN, que "dan la oportunidad de mejorar a los trabajadores". 

Álvarez considera necesario exigir a la industria llegar a alianzas estratégicas y llegar a proyectos con durabilidad, que beneficien tanto a los profesionales como a los pacientes. Además, considera conveniente abordar la dimensión del médico, del servicio o del hospital: "Hay que ir hacia las alianzas multicentros", defiende el experto, que reclama: "Necesito hablar con mis homólogos". 

Por último, ha señalado el beneficio de crear plataformas y la involucración de los clínicos, los gestores y la industria para seguir avanzando: "La política, probablemente no está capacitada para liderar estos cambios". 

Hospitales encabezando la modernización


Por su parte, Alejo Miranda, director general de Infraestructuras del Servicio Madrileño de Salud, ha defendido la inversión en modernización y mejoras que han recibido los hospitales madrileños. "Vamos a hacer una fortísima inversión que nos coloca como la primera comunidad autónoma en el esfuerzo inversor que se va a realizar los próximos años. En los últimos cuatro años, ya se ha aumentado en un 535 por ciento".

Alejo Miranda de Larra, director general de Infraestructuras del Servicio Madrileño de Salud

Este esfuerzo, ha destacado Miranda, "se ha podido hacer porque hemos creído que la sanidad pública madrileña tiene que ser un servicio de bandera y porque los hospitales han tenido la ambición de encabezar proyectos de transformación", se ha enorgullecido el director general de Infraestructuras del Sermas, que cree que "cada uno de los hospitales del Sermas ha sido protagonista, junto con sus profesionales, de liderar los procesos de modernización".

Desde su punto de vista, el hospital del futuro debe tener cinco características básicas. "En primer lugar tiene que ser un hospital. Y para ser un hospital es necesario que tenga un plan funcional que se cumpla", ha defendido Miranda, quien también ve conveniente que "no parezca un hospital. Ahora está de moda la humanización hacia la asistencia sanitaria y el paciente. Pero tenemos que pensar también en los profesionales. Además de sentir el hospital como algo propio, es su lugar de trabajo y este tiene que ser adecuado y agradabole también para ellos".

En su opinión, el "hospital debe ir más allá". "Los hospitales son ciudades por donde pasan 20.000-25.000 personas al día, tienen que estar pensados con servicios que vayan más allá de los puramente asistenciales", propone Miranda. 

Además, hay que conseguir el reto de convertir al hospital en un centro de innovación: "Tenemos que ser capaces de aprovechar la cantidad de datos que maneja la sanidad madrileña y transformarlos en soluciones que mejoren la vida". Por último, Miranda ha señalado que el hospital de futuro debe ser sostenible energética y económicamente; y perdurar en el tiempo.  

Ejemplos de 'hospitales del mañana'


El Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid también ha contado con directores involucrados en la remodelación de tres grandes hospitales de la capital, como son el Hospital Universitario La Paz, el Hospital Universitario 12 de Octubre y el Hospital General Universitario Gregorio Marañón.


 "Los hospitales han tenido la ambición de encabezar proyectos de transformación"


Alicia Portas, directora de Gestión de La Paz, ha puesto en valor el proyecto de remodelación del hospital desde que en 2008 se planteara un plan funcional que acabase con el desorden de los servicios. Finalmente, fue en 2018 cuando se llegó a la conclusión de que la opción más ventajosa es quedarse en la parcela actual y realizar un estudio de viabilidad para realizar una reforma integral. En el plan funcional elaborado, en el que se estudiaron el espacio, el equipamiento y la arquitectura, participaron 700 profesionales agrupados en doce grupos de trabajo, ha destacado Portas.

"Se pretende crear un hospital que pueda afrotnar los cambios que se produzcan en los próximos 25 años, por lo menos. Deberá preveerse el crecimiento dentro del propio hospital y se piensa que es importante que los espacios queden ligados a las áreas de crecimiento", ha explicado Portas.

El presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AIEH), vocal de la CIMyS y subdirector técnico del Hospital Universitario 12 de Octubre, Luis Mosquera, ha llamado la atención de los asistentes relatando que el modelo arquitectónico del edificio, en sus orígenes, se basa en copias de otros, aunque ello haya supuesto la "solución más disfuncional posible": "En aquellos momentos los hospitales ya tenían un desarrollo enorme de los servicios centrales, pero este hospital no lo contempla", lamenta Mosquera, que advierte de "circulaciones caóticas" en la concepción de este centro. 

Renovación por sustitución


El Plan Director del nuevo hospital, ha recalcado, se basa en un plan de renovación y no por sustitución gracias a las grandes dimensiones de las que se dispone. "Nuestra ventaja es que no tenemos que demoler nada", se congratula Mosquera, que considera que "en cada fase, el hospital y los ciudadanos notan una mejora". A punto de iniciar la tercera fase del proyecto, para la que ya hay un adjudicatario y se ha firmado un contrato, se tendrá que realizar de 2019 a 2022, "nos hemos marcado que sea un objetivo de legislatura. Es posible e interesante para todos", ha añadido el presidente de la AEIH.

Por último, Ana Cabrero, subdirectora de Ingeniería del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, ha sacado pecho de su centro: "Tenemos una parcela amplia con edificios en desuso que nos permite hacer movimientos bastante fáciles". 

La idea, ha explicado, es "dar una vuelta entera al hospital en tan solo cinco años. Es bastante factible", considera Cabrero, consciente de la incertidumbre que genera entre los profesionales esta reforma. 

Aspecto de la sala durante la 'Jornada del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid ‘Una mirada indiscreta al hospital del mañana'


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.