El Congreso de Ingeniería Hospitalaria aborda la reforma del centro gijonés, que se encuentra en fase de licitación

Del "viejo" Cabueñes al abordaje de un "nuevo concepto" de hospital
"Jesús Menéndez, jefe del servicio de Obras de la Consejería de Salud de Asturias.


31 oct 2021. 12.00H
SE LEE EN 2 minutos
A ritmo pausado pero firme, la operación destinada a la ampliación del Hospital Universitario de Cabueñes, en Gijón, comienza a despejarse. La primera fase de la reforma ya ha salido a licitación por un valor de 44,9 millones de euros, y según el consejero de Salud asturiano, Pablo Fernández, “empresas importantes y solventes” están interesadas en hacerse con el proyecto. Un plan que transformará este “viejo” centro gijonés para adecuarlo a un “nuevo concepto” de hospital más funcional y asistencial.

Así lo ha explicado el jefe de Servicio de Obras de la Consejería de Salud asturiana, Jesús Menéndez, que ha sido el encargado de moderar la mesa sobre Cabueñes celebrada en el marco del 38 Congreso Nacional de Ingeniería Hospitalaria, organizado en Gijón por la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH).

"Tenemos que ofrecer capacidad para poder reconvertirse en el futuro", destaca Menéndez.


Menéndez, que ha participado en el debate junto a Laura Muñoz, directora del Hospital; y el arquitecto Joaquín López Fando, ha destacado la necesidad de avanzar en la modernización de un hospital que data de los años 60 y que fue creciendo “a base de módulos y pabellones en distinta fases”.

“Había dos posibilidades de reforma: una clásica, con una mejora de instalaciones pequeña para cubrir las necesidades de superficie; u otra que suponía cambiar totalmente de concepto e ir a la ejecución de un nuevo plan director”, ha destacado Menéndez.

La capacidad asistencial a Cabueñes, a debate


Dicho proyecto consta asimismo de dos fases. La primera está enfocada a duplicar la superficie del hospital, y es la que se encuentra en estado de licitación. La idea, ha añadido Menéndez, es acometer una “transformación total del edificio viejo” sin llegar a la “demolición”. No obstante, si está previsto tirar las partes más antiguas en la segunda fase del plan director.

“El objetivo es que haya más capacidad y, al mismo tiempo, que se promueva una reflexión sobre los procesos asistenciales que vendrán aparejados con el nuevo hospital. Yo soy arquitecto, y lo que tenemos que hacer es ofrecer locales y espacios adecuados y necesarios para los procesos de hoy, pero que también tengan capacidad de poder reconvertirse en el futuro”, destaca.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.