Coronavirus: estas son las 5 claves para una ventilación segura en colegios

Atecyr publica recomendaciones para abordar a corto plazo, ya que lo ideal es un sistema de ventilación mecánica

Todos los centros educativos deben tomar todas las medidas posibles para evitar contagios.
Coronavirus: estas son las 5 claves para una ventilación segura en colegios
vie 16 octubre 2020. 17.40H
La Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración (Atecyr) ha publicado un documento en el que indica las acciones a realizar en los centros educativos, en lo referente a la ventilación, para reducir el riesgo de contagio Covid-19. En este informe, da cinco claves para una ventilación segura en los colegios, tanto si éstos tienen instalaciones de ventilación natural u forzada.

Estas recomendaciones se dirigen a los directores y a los responsables de las instalaciones de climatización y sanitarias de los centros educativos. Atecyr recuerda que se trata de medidas para abordar en el corto plazo, ya que, a largo plazo, la recomendación general es dotar a todo el centro educativo de un sistema de ventilación mecánica en cumplimiento de las exigencias del vigente Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios.

--- Consulte aquí el documento ---

El documento ha sido elaborado por el grupo de expertos de calidad de aire interior del Comité Técnico de Atecyr y está orientado principalmente a los centros educativos de Primaria y Secundaria, que por su antigüedad carecen en muchos casos de ventilación mecánica. Y es que está contrastado que si no se renueva el aire existe un riesgo alto de que se produzca un brote que pueda afectar a parte del alumnado que se encuentren en dicho espacio.

Además, la virulencia de este brote depende del tiempo de permanencia en el espacio, del uso o no de mascarilla y de la actividad que esté realizando la persona infectada. A falta de un sistema de ventilación mecánica, que son los que "pueden asegurar una renovación de aire continuo durante todo el año", Aecyr proporciona las siguientes recomendaciones.
  1. Fomentar al máximo la ventilación de los espacios. Para ello, se recomienda abrir en lo posible las puertas y ventanas. Es aconsejable que los estudiantes salgan al exterior y sería recomendable establecer como criterio no estar más de 45 minutos seguidos en una estancia. Se recomienda medir el CO2 en las aulas para determinar la necesidad de abrir, o no, las ventanas y durante cuánto tiempo será necesario.
  2. Instalación de ventilación forzada. Este ventilador, instalado por aula, asegurará la renovación del aire de la misma. Tal y como ocurre con el uso de ventanas, en invierno, la entrada de este aire exterior se producirá a temperaturas muy bajas, aumentando la carga térmica a vencer por la instalación de calefacción, como consecuencia de lo cual puede que el sistema de calefacción no alcance las temperaturas de 20-21 grados. Se debe priorizar la ventilación de las aulas, aunque en estas no se llegue a temperaturas de confort.
  3. Instalación de recuperador de calor. Para evitar problemas de ruido y facilitar el mantenimiento del equipo, el recuperador podría instalarse en el pasillo (recuperadores de calor de pie) o en una esquina en el interior del aula, si no hay otros espacios para ello. En algunos centros con altura de techo elevada puede ser fácil situarlos en los falsos techos.
  4. Instalación de un purificador de aire autónomo/portátil fijo. En el caso de que con la ventilación natural no se consigan los valores adecuados y se sobrepasen los límites de CO2, y que no se instale un sistema de ventilación mecánica (propuestas 2 o 3), se debe complementar la ventilación natural mediante purificadores con filtros HEPA.
  5. En los centros que tengan ventilación forzada, se debe comprobar el sistema de ventilación que tienen las distintas estancias de los centros educativos. Se debe garantizar una ventilación eficiente de los espacios. La primera recomendación por tanto es comprobar si los sistemas de ventilación en las aulas funcionan bien.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.