El fundador de Biontech ha dado las claves de su optimismo en una entrevista concedida al diario alemán 'Bild'

Primeros datos apuntan a que la vacuna Covid de Pfizer evita el contagio
Ugur Sahin, fundador de Biontech.


02 mar 2021. 10.00H
SE LEE EN 3 minutos
POR MARCOS DOMINGUEZ
El optimismo respecto a las vacunas contra el Covid-19 aumenta a medida que se conocen los datos de los primeros países en vacunar masivamente, con Israel a la cabeza. Así, el fundador y director ejecutivo de Biontech, la empresa que –junto a Pfizer– logró más rápidamente la aprobación de las grandes agencias regulatorias para su inmunización, se ha mostrado tremendamente optimista en una entrevista para el diario alemán Bild.

Ugur Sahin ha indicado que, dados los datos del último estudio masivo realizado en Israel, “la cantidad de personas para las que la PCR es positiva y que, por lo tanto, son potencialmente contagiosas, se reduce en un 92 por ciento después de la vacunación”.

Esto quiere decir que la vacuna no solo protege al que ha sido inoculado sino que también evita la transmisión del virus, lo que supone un importante paso adelante para lograr la inmunidad de grupo.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Sahin también ha señalado que Comirnaty, que así se llama la vacuna de Pfizer y Biontech, “protege contra la mayoría de mutaciones conocidas, incluida la B.1.1.7.”, conocida como variante británica, que “es actualmente predominante en Israel”.


Vacuna Covid: el fundador de Biontech habla de dosis de refuerzo


El fundador de Biontech también ha lanzado la posibilidad de que, antes variantes que reduzcan la eficacia de la inmunización, “una estrategia simple podría ser administrar una tercera dosis de la vacuna actual”. De hecho, no descarta que tengan que aplicarse dosis de refuerzo “cada año o cada año y medio” como forma de combatir un virus que parece destinado a quedarse.

El optimismo de Sahin se basa en el estudio más amplio de la vacuna en Israel, con casi 1,2 millones de personas estudiadas (la mitad de ellas, funcionando como grupo control).

Entre los 14 y los 20 días después de la primera dosis y a los siete o más días después de la segunda dosis, la eficacia estimada de la vacuna era del 46 y el 92 por ciento, respectivamente, contra la infección documentada; del 57 y el 94 por ciento para el Covid-19 sintomático; del 74 y el 87 por ciento para la hospitalización; y del 62 y el 92 por ciento para la enfermedad grave.

Para prevenir la muerte por Covid-19, la eficacia estimada fue del 72 por ciento para los días 14 a 20 después de la primera dosis. Entre los grupos de edad, la efectividad estimada fue consistente para la infección documentada y Covid-19 sintomática en subpoblaciones específicas, con una efectividad potencialmente menor en aquellos con múltiples condiciones coexistentes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.