Vacuna coronavirus Sanofi y GSK: un adyuvante clave para tener más dosis

La primera compañía tiene otra candidata con "resultados prometedores", que espera iniciar la fase 1/2 en diciembre

Paul Hudson, CEO de Sanofi, y Emma Walmsey, CEO de GSK.
Vacuna coronavirus Sanofi y GSK: un adyuvante clave para tener más dosis
jue 19 noviembre 2020. 13.20H
La carrera para lograr una vacuna que inmunice frente al coronavirus está en pleno apogeo. En Europa hay actualmente en investigación 22 candidatas que están recibiendo asesoramiento y control por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Una de ellas es la que Sanofi está desarrollando junto a GSK, una "vacuna de subunidad recombinante con adyuvante", basada en la tecnología establecida por la primera compañía y empleada en su vacuna frente la gripe tetravalente recombinante, actualmente disponible en Estados Unidos.

Sanofi explica a Redacción Médica que en esta vacuna se está explorando el uso de un adyuvante para estimular aún más la respuesta inmune ante un patógeno nuevo, "ya que podría reducir la cantidad de antígeno necesario en una dosis de vacuna, lo que nos permite producir más dosis y se trata de un aspecto muy relevante en el contexto pandémico actual". 

--- DIRECTO | Siga aquí la última hora del coronavirus en el mundo ---

El adyuvante incluido en el programa proviene de la asociación con GSK, una tecnología ya utilizada para la gripe. Así, en este desarrollo, tras las pruebas preclínicas (en modelos animales) que mostraron "una seguridad e inmunogenicidad prometedoras", arrancó el estudio de fase 1/2 el pasado mes de septiembre con el objetivo de realizar ensayos clínicos a gran escala (fase 3) a partir de diciembre de 2020 y tener las dosis disponibles, si se demuestra segura y eficaz, hacia mediados de 2021. Esta vacuna candidata se podrá almacenar entre 2º y 8º centígrados.

Sanofi y GSK han firmado un acuerdo de compra anticipada con la Comisión Europea para garantizar el suministro de hasta 300 millones de dosis, una vez sea haya demostrado satisfactoriamente la seguridad y eficacia en los ensayos clínicos y la vacuna sea aprobada. Asimismo, la UE proporcionará financiación inicial para apoyar la ampliación de la capacidad de producción de los laboratorios en Europa. El antígeno y las dosis finales de vacuna se fabricaránen los centros industriales de ambas compañías ubicados en Bélgica, Italia, Alemania y Francia.


Segunda candidata a vacuna Covid de Sanofi


Por otro lado, Sanofi tiene una segunda línea de desarrollo que ha dado resultados "prometedores" en modelos animales y que se espera que en diciembre inicie la fase 1/2. En este caso, trabaja con Translate Bio, una compañía de tecnología sanitaria, para el desarrollo de una vacuna basada en la tecnología de ARN mensajero (ARNm).  

Se dirigen hacia la glucoproteína S de la superficie, clave en la entrada del virus




En esta vacuna candidata, los ensayos preclínicos han demostrado una respuesta inmune favorable frente al SARS.CoV-2 y los planes son comenzar un estudio de fase 1/2 durante el último trimestre de 2020. En el caso de las vacunas desarrolladas a partir de la tecnología de ARNm, la mayoría de las mismas deben congelarse para su almacenamiento y distribución, lo que requiere una necesidad específica de mantener una cadena de frío
de -80 ° C a -200 ° centígrados. 


Mecanismos de acción de las vacunas


Los dos desarrollos de vacunas Covid-19 mencionados se dirigen hacia la glucoproteína S de superficie, "que tiene un papel clave en la entrada del virus en la célula y en la neutralización de los anticuerpos a través de la inmunización".

En el caso de la vacuna experimental recombinante, las secuencias de ADN que codifican los antígenos del coronavirus se combinarán en el ADN de la plataforma de expresión del baculovirus -la base del producto recombinante autorizado en Estados Unidos para la gripe de Sanofi Pasteur desde 2013-, y se utilizará para producir rápidamente grandes cantidades del antígeno del SARS-CoV-2 que se formulará para estimular el sistema inmunitario y aportar protección frente al virus.

En el caso de la vacuna experimental a partir de la tecnología de ARNm, se utilizan partes de la secuenciación genética como antígenos de coronavirus que después utilizan directamente las propias células del organismo para crear antígenos contra los que reacciona el sistema inmunitario, de nuevo, como siempre, sin causar enfermedad.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.