Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Empresas > Industria

Talidomida: Grünenthal no participará en la compensación a las víctimas

La compañía apela a que tres laboratorios más la distribuyeron sin su “permiso”

Christoph Stolle.
Talidomida: Grünenthal no participará en la compensación a las víctimas
Redacción
Martes, 24 de julio de 2018, a las 16:10
La primera reunión entre el Ministerio de Sanidad y Grünenthal en relación a las indemnizaciones a las víctimas de la talidomida en España se ha saldado con la negativa de la compañía a participar “de forma directa” en el sistema planteado por el departamento que lidera Carmen Montón. Así se lo ha confirmado el propio laboratorio a Redacción Médica, apelando a la existencia “mecanismos satisfactoriamente establecidos” para justificar su postura.

Si bien es cierto que reconoce la celebración de la reunión, Grünenthal no da detalles del desarrollo de la misma más allá de afirmar que no le es “posible” participar en las indemnizaciones de las víctimas, tal y como se propone el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado.

“Consideramos que ya existen mecanismos satisfactoriamente establecidos que permiten que aquellos afectados con un producto con talidomida de Grünenthal puedan solicitar ayudas”, afirma la compañía en una respuesta que mantiene la línea argumental que ha utilizado a lo largo de todo el conflicto, basada en la existencia de ayudas de 7.800 euros mensuales para los afectados reconocidos por la Fundación Contergan. “Aquellos españoles afectados por un producto con talidomida de Grünenthal todavía pueden enviar sus solicitudes para recibir ayudas”, añade.

Reparto de responsabilidad


Respecto al registro de afectados elaborado por el Ministerio de Sanidad, el laboratorio alemán considera que no supone una garantía suficiente como para hacerse cargo de las indemnizaciones, dado que “incluso si una persona es reconocida como afectada por talidomida, dichos efectos no pueden ser atribuidos exclusivamente a Grünenthal”. En ese sentido, indica que “otras tres entidades” – Instituto Farmacológico Latino, Farmacobiológico Nessa y Peyya – distribuyeron talidomida durante el mismo periodo. “Ninguna tenía relación con Grünenthal y comercializaron sus productos sin el consentimiento de la compañía”, indica.

“Los productos con talidomida de Grünenthal solo fueron vendidos en España por un distribuidor local desde noviembre de 1960 hasta noviembre de 1961; un periodo mucho menor que cualquiera de los otros distribuidores”, concluye.