Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Empresas > Industria

Secukinumab desplazará poco a poco a los anti-TNF en psoriasis

Nueva indicación para el fármaco de Novartis en artritis psoriásica

Rubén Queiro Silva, Xavier Juanola Roura, José Luis López Estebaranz y Jorge Cuneo.
Secukinumab desplazará poco a poco a los anti-TNF en psoriasis
Lunes, 11 de abril de 2016, a las 20:00
La psoriasis y su efecto sobre las articulaciones pasado un tiempo, llamado artritis psoriásica, ha concentrado durante los últimos meses varios lanzamientos y nuevas indicaciones en materia de medicamentos innovadores.
 
El último exponente de esta corriente está secukinumab (Consentyx), fármaco biológico de Novartis que la compañía helvética ya había comercializado en España para tratar la psoriasis y que acaba de recibir la autorización (y financiación pública) en España para tratar también la artritis psoriásica moderada o grave. Para Xavier Juanola Roura,  jefe de sección del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Bellvitge, este producto supone “la única novedad en esta dolencia de los últimos 15 años”.
 
De hecho, Juanola considera que ha de estar “en la primera línea del arsenal terapéutico”. De hecho, considera que este producto debería “ir desplazando poco a poco a los anti-TNF”. Con todo, José Luis López Estebaranz, jefe de Servicio de Dermatología del Hospital de Alcorcón, matiza que el fármaco solo se debe emplear en casos moderados o severos” y Juanola añade “todavía necesitamos la experiencia del día a día”. Así mismo, recuerda hay otras vías de tratamiento (antiinflamatorios, fisioterapia, Fames…) antes de llegar a los biológicos.
 
La aprobación también llega a la espondilitis anquilosante, en la que hay mejoras “de la movilidad, de la inflamación y de la calidad de vida”. De hecho, las resonancias magnéticas indican que en algunos casos “desaparece la inflamación articular” y, con los años, reduce la anquilosis de la vértebra.
 
Por su parte, Jorge Cuneo, director médico de Novartis, destaca el papel que ha tenido España en el desarrollo de este fármaco, cuyos centros sanitarios han participado en al menos cuatro estudios pivotales con 1.700 pacientes.