14 nov 2018 | Actualizado: 16:40

Roche publica nuevos datos de atezolizumab en CPNM

Además, actualiza su amplio programa de desarrollo de inmunoterapias contra el cáncer

Roche actualiza los datos de sus inmunoterapias en desarrollo.
Roche publica nuevos datos de atezolizumab en CPNM
jue 08 junio 2017. 13.50H
Redacción
Roche ha presentado nuevos datos del anti PD-L1, atezolizumab y una actualización de su amplio programa de desarrollo de inmunoterapias frente al cáncer en la 53 Reunión de la Asociación Americana de Oncología Clínica (Chicago, 2-6 de junio), la cita mundial más relevante sobre investigación en el campo de la oncología. Los resultados de estudios fase I, II y III presentados en este encuentro sugieren que atezolizumab ofrece el potencial necesario para ser la base para diferentes combinaciones con otras inmunoterapias, terapias dirigidas y diversas quimioterapias frente a un amplio grupo de tumores.
 
Según ha señalado Sandra Horning, Chief Medical Officer y responsable de Desarrollo Global de Productos de Roche, “la compañía está aplicando el conocimiento acumulado de sus propias investigaciones a los distintos perfiles tumorales y al concepto del ciclo inmune del cáncer; de ese modo, estamos acelerando y ampliando el potencial transformador ya observado con atezolizumab a un mayor número de pacientes. Nuestro programa de desarrollo de inmunoterapias oncológicas adopta un enfoque más completo tratando así de restaurar la inmunidad frente a la enfermedad. En Chicago presentamos datos de diferentes tratamientos y combinaciones que pensamos que pueden ser capaces de mejorar los resultados actuales", añadió.
 
Santiago Ponce, especialista en cáncer de pulmón del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid e investigador del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), afirma que la irrupción de las inmunoterapias requiere aprender a desarrollar los ensayos clínicos con estrategias distintas a como se hacía hasta la fecha con tratamientos como la quimioterapia. “Es distinta la manera en que evaluamos la respuesta y el funcionamiento de los fármacos. Es probable que la metodología estándar que tradicionalmente se utiliza para saber de forma objetiva si un medicamento es eficaz frente al tumor no sea, sin embargo, la mejor opción para determinar el beneficio que aporta la inmunoterapia, dado que ésta no tiene un efecto directo antitumoral. Así puede pasar que en un subgrupo de pacientes la velocidad de respuesta sea más lenta de lo esperable o que haya una inflamación y aumento tumoral que se asocie erróneamente con progresión de la enfermedad y que luego realmente no sea así. Distinguir a estos pacientes es el objetivo del estudio OAK con la inmunoterapia atezolizumab”.
 
En Chicago se ha presentado una actualización de los datos de este ensayo clínico con atezolizumab en monoterapia para analizar el impacto de esta inmunoterapia como tratamiento más allá de la progresión de la enfermedad en cáncer de pulmón avanzado no microcítico (CPNM).
 
El estudio fase III OAK, que ha evaluado el impacto del tratamiento con atezolizumab más allá de la progresión de la enfermedad (PE) radiológica, demostró que la continuación del tratamiento con esta inmunoterapia tras PE aporta beneficios clínicos prometedores. El diseño del estudio permitió que los pacientes recibieran el fármaco para continuar con el tratamiento más allá de la PE, siguiendo los Criterios de Evaluación de la Respuesta en Tumores Sólidos (Recist) v1.1, si se consideraba que el paciente obtenía beneficios clínicos del tratamiento. Se podía mantener la terapia con atezolizumab hasta observar pérdida de beneficio clínico, a juicio del investigador.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.