Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 14:35
Empresas > Industria

Precios de referencia: el ahorro real solo alcanza un tercio de lo previsto

Los 300 millones de euros que se esperaban mediante la última orden se han quedado en algo menos de 100 milones

Alfonso Alonso, ministro de Sanidad en funciones.
Precios de referencia: el ahorro real solo alcanza un tercio de lo previsto
Miércoles, 11 de mayo de 2016, a las 19:30
A pesar de que el sistema de precios de referencia de los medicamentos es la herramienta fundamental del Estado para lograr rebajar la partida destinada al gasto farmacéutico, los resultados no son siempre los pronosticados. Según ha contado Carlos Lens, subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, el ahorro por la última edición de esta medida ha quedado muy por debajo de las expectativas, concretamente, se ha reducido a un tercio de lo previsto.
 
“El año pasado, los 300 millones de euros previstos de ahorro por la aplicación de la orden de precios de referencia de 2015 se quedaron en algo menos de 100 millones”, ha detallado el responsable ministerial, quien ha explicado que los culpables de esta diferencia de 200 millones son los precios ponderados, una herramienta que permite que los laboratorios puedan aplicar los descuentos a los que obliga el reglamento de forma escalonada y “en varios ejercicios, pero no evita el máximo descenso”.


Lidia Bachiller y Carlos Lens, ambos del Ministerio de Sanidad. A la derecha, César Nombela, rector de la UIMP, y Purificación Pujol, directora académica en la ETJ.

 
De hecho, esta posibilidad fue objeto de diversos desencuentros entre el Ministerio de Sanidad y las autoridades económicas del Estado, como contó Redacción Médica en su momento y ha confirmado el propio Lens: “el mecanismo de precios ponderados ha sido fuertemente objetado por el Ministerio de Economía y Competitividad y la Oficina Económica de Presidencia de Gobierno, y ello nos ha obligado a grandes esfuerzos para justificarlo”, ha reconocido.
 
Con todo, ha recalcado que el sistema de precios de referencia sigue siendo “una norma clave, dado que sin ella no tendríamos la prestación farmacéutica de la que disfrutamos. Casi el 60 por ciento de los envases facturados en el año 2015 al Sistema Nacional de Salud (SNS) están en este sistema, y el peso de estos productos en el gasto farmacéutico es del 30 por ciento del coste total de la prestación”. Lo cual le lleva a afirmar que “gracias a este mecanismo de contención de costes, podemos dedicar la amplia mayoría de la inversión a la financiación de productos innovadores sujetos a patente”.
 
Lens ha abordado estas cuestiones durante su intervención en el ‘Curso Avanzado de Precios y Financiación de Medicamentos”, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Escuela Técnico Jurídica en Madrid. En ella también ha hablado de algunas de las modificaciones reglamentarias más recientes, como la supresión de la discriminación positiva del genérico en caso de igualdad de precio. “La presencia del genérico en el mercado farmacéutico se acerca al 50 por ciento. No hay lugar para mantener la discriminación positiva contra el medicamento de marca”.