BMS impulsa una guía con recomendaciones para adaptar el abordaje y gestión de esta patología al siglo XXI

Plan integral contra el cáncer: pago por resultados y liderazgo clínico
Roberto Úrbez, vicepresidente y director general de BMS; y Eduardo Díaz-Rubio, presidente de la Real Academia Nacional de Medicina.


07 jul 2021. 18.50H
SE LEE EN 3 minutos
Este miércoles se ha presentado la 'Guía para planificar el cáncer en el siglo XXI. El plan del cáncer: un plan de vida', un proyecto impulsado por Bristol Myers Squibb (BMS), y que contiene una serie de recomendaciones realizadas por expertos en la materia orientadas a adaptar el actual sistema de manejo y gestión de esta patología en España a uno más acorde con la realidad actual. Algunas de las propuestas son incorporar iniciativas de pago por resultados, liderazgo clínico y una actualización con respecto a las innovaciones en este campo.

El documento lo ha realizado el Equipo de SI-Health junto con expertos con una importante trayectoria profesional en la materia. Precisamente, su director y autor es Rafael Bengoa, que ha participado en la presentación de la Guía y ha incidido en que el enfoque del plan debe ser la implementación (más que la planificación) y que debe incorporar la financiación asociada a las intervenciones detalladas. 

"Tenemos un modelo de prestación sanitaria en algunas ocasiones de otro siglo", ha señalado Bengoa, para añadir que solo un tercio de las comunidades autónomas tienen un plan de cáncer. Además, ha recordado que una de cada cuatro muertes en España es por cáncer y que en 2040 el número de casos de cáncer se va a duplicar.

La guía revisa en profundidad, y toma como referencia las tendencias actuales en la planificación para abordar el diagnóstico y tratamiento del cáncer en países de referencia, extrayendo las claves para el adecuado diseño e implementación de este tipo de planes a partir de la experiencia previa de otros países y regiones.

Otras de las propuestas son involucrar a todos los agentes que tienen un rol en la atención al cáncer en el proceso de definición e implementación del plan; alinear las innovaciones diagnósticas y terapéuticas; fomentar la organización en RED (intercentros) para asegurar la calidad de la atención en aquellos casos donde se precise una elevada especialización; y priorizar los sistemas de información interoperables.


Innovación y asignación de recursos


En este acto también ha intervenido Roberto Úrbez, vicepresidente y director general de BMS, quien ha expuesto que el cáncer es una de las máximas prioridades de la Comisión Europea en el campo de la salud y cuyas cifras confirman que “es una de las mayores con impacto social, sanitario y económico”. “Por tanto, las claves del abordaje van más allá de la prevención y tratamiento, se precisa innovación y asignación de recursos para mejorar la respuesta”. 

Ha explicado que BMS “ha transformado las expectativas de supervivencia del cáncer” y ha enumerado hacia dónde avanza la compañía en este sentido, con las combinaciones de distintas inmunoterapias, las CART, nuevas tecnologías como Big Data e Inteligencia Artificial. 

Por su parte, Eduardo Díaz-Rubio, presidente de la Real Academia Nacional de Medicina, ha manifestado que en los planes contra el cáncer anteriormente planteados, "siempre faltó la fase de implementación, finanaciación y de evaluación, que son tres conceptos necesarios en cualquier plan". "Es el trabajo que nos queda por delante. Tenemos que aprender de los errores anteriores y convencer a los políticos de cómo se deben hacer las cosas", ha añadido.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.