Redacción Médica
22 de octubre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Empresas > Industria

Ozanimod, más eficaz contra la Esclerosis Múltiple que el Interferón

El fármaco de Celgene demuestra grandes resultados en los últimos ensayos clínicos

Presentación de los datos de Ozanimod durante la intervención de Terrie Curran, presidenta del área de Inflamación e Inmunología de Celgene.
Ozanimod, más eficaz contra la Esclerosis Múltiple que el Interferón
Redacción
Lunes, 30 de octubre de 2017, a las 10:00
Ozanimod, el fármaco oral para tratar la Esclerosis Múltiple que está desarollando Celgene, ha demostrado grandes resultados en sus ensayos en primera fase III respecto a interferon beta-1ª (IFN). Unos datos que describieron en una ponencia ante los medios de comunicación, y que contó con la presencia de Terrie Curran, presidenta del área de Inflamación e Inmunología del laboratorio. Así, las dos dosis del fármaco han demostrado superioridad respecto al IFN.

Estos resultados clínicos arrojan la evidencia de que IFN mostró una reducción de -0.570 en el volumen total del cerebro en comparación con -0.500 y -0.385 para las dosis de 0.5 y 1.0 mg de Ozanimod, lo que representa un 12% y un 33% de mejoría, respectivamente. Además, la pérdida de volumen talámico también mejoró con Ozanimod en comparación con IFN, con una mejoría del 34% y del 39% sobre el mencionado medicamento.

En cuanto al avance de la discapacidad asociada a esta patología a los 3 meses, fue de 0,045 con IFN y de 0,039 y 0,030 para las dosis de 0,5 a 1,0 mg de Ozanimod. Y, en conjunto, también se ha aseverado que el IFN hace más comunes las complicaciones para el paciente que el ozanimod. De tal modo, que el IFN tiene un 75,5% de incidencia, mientras que con el fármaco desarrollado por Celgene, a 0.5 mg la incidencia se reduce a 57.2%, y con 1.0 mg a 59.8%.

Todos estos positivos hallazgos basados en los ensayos Sunbeam y Radiance hacen posible que la compañía pueda solicitar su regulación a finales de 2017 en Estados Unidos y a principios de 2018 para Europa. Asimismo, en la citada presentación de los datos los investigadores principales del proyecto quisieron destacar también que se trata de un fármaco de rápida eliminación, con las ventajas que ello supone en casos como, por ejemplo, aquellas mujeres que quieran quedarse embarazadas. Y es que en apenas 6 días ha desaparecido del organismo.