Redacción Médica
16 de agosto de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30
Empresas > Industria

Novartis potencia la calidad asistencial con sus premios H Innovar

Las categorías se han dedicado a la innovación en dos enfermedades crónicas: la psoriasis y la espondiloartritis

Imagen de los equipos premiados.
Novartis potencia la calidad asistencial con sus premios H Innovar
Redacción
Lunes, 23 de julio de 2018, a las 17:30
Novartis ha entregado los premios H Innovar, destinados a proyectos innovadores desarrollados por hospitales españoles, con el objetivo de permitir el mantenimiento y la mejora de las prestaciones sanitarias y su calidad. Unos galardones que llegan este año a su quinta edición y que han contado con la colaboración de la escuela de negocios ESADE, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), la Sociedad Española de Reumatología (SER) y la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

En palabras del director general de Novartis Farmacéutica en España, César Concepción, “los Premios H Innovar buscan impulsar nuevos proyectos elaborados por hospitales. Con iniciativas de este tipo, la compañía pone de manifiesto una vez más su compromiso con la innovación en el ámbito de la gestión y la calidad asistencial, contribuyendo así a la sostenibilidad del sistema sanitario y a la mejora de la vida de las personas”.

Por su parte, el director de acceso al Mercado Farmacéutico de Novartis, Matías Pérez, ha explicado que la iniciativa “nace para dar respuesta a los retos que tiene el sistema sanitario, especialmente en el ámbito de las enfermedades crónicas, gestionar unos recursos cada vez más reducidos y ayudar al sistema hospitalario a ser más eficiente a través de la innovación”.

El certamen ha recibido cerca de 50 proyectos innovadores en las diferentes categorías presentados por centros hospitalarios de España. De estos, diez han sido los reconocidos con los galardones de esta edición de los premios H Innovar. Los ganadores del primer premio han recibido 15.000 euros y los del segundo, 10.000. Asimismo, esta remuneración económica se complementará con una sesión de tutoría y acompañamiento para la evaluación e implementación de los proyectos por parte de expertos de ESADE y Sedisa para la materialización de las propuestas.

Cuatro categorías y reconocimientos económicos


Los premios se han dividido en cuatro categorías de las cuales todos los proyectos seleccionados han obtenido un galardón. En la categoría ‘Innovación en gestión hospitalaria y de redes asistenciales’, el proyecto ‘Portal del Paciente’, una plataforma multicanal del Hospital Sant Joan de Déu que propone el cuidado de los pacientes más allá del centro sanitario, se ha hecho con el primer premio. En segunda posición ha quedado la iniciativa del Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz ‘La humanización de las Unidades de Cuidados Intensivos’, que responde a la necesidad de mejorar las UCIs a través de una doble vía: el bienestar del paciente y el cuidado al cuidador.

En la categoría ‘Innovación para el paciente con psoriasis’, el primer galardón se lo ha llevado el ‘Programa de Investigación de Apoyo psicológico protocolizado en paciente con psoriasis’ del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín. Un proyecto que tiene como objetivo mejorar la vida de los pacientes y optimizar el diagnóstico de psicofármacos. La iniciativa ‘Medidas para aumentar la adherencia a los tratamiento biológicos en pacientes con psoriasis y mejorar las comorbilidades asociadas’, ha quedado en segunda posición. Esta propuesta, impulsada por el Hospital Municipal de Badalona, busca ganar adherencia a los tratamientos para la patología y empoderar al paciente.

Impacto positivo independientemente de su origen o nivel educativo


Tal y como ha manifestado la directora de IHD de Novartis, Sandra Velasco, se han valorado aquellos “proyectos innovadores que tengan no solo un impacto positivo en la calidad de vida del paciente sino que también permitan mejorar la gestión hospitalaria con las personas que sufren estas patologías”.

Entre los proyectos más destacados en el ámbito de la ‘Innovación para el paciente con espondiloartritis’, la iniciativa ganadora ha sido la del Hospital Universitario Ramón y Cajal, ‘Educación estratificada según el grado de alfabetización en salud para mejorar los resultados clínicos en pacientes con esta enfermedad crónica’, que pretende llegar a todos los pacientes independientemente de su origen, nivel educativo y ámbito cultural. En segunda posición, ha quedado el proyecto de investigación ‘¿Es el Trabecular Bone Score mejor método que la densidad mineral ósea para predecir las fracturas vertebrales?’ del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia.

Reconocimientos especiales a proyecto de pacientes con insuficiencia cardiaca


Finalmente, la categoría de ‘Innovación en farmacia hospitalaria en el ámbito de la psoriasis o de la espondiloartritis’ ha reconocido, en primer lugar, al estudio piloto ‘Telemedicina como cambio de paradigma en el manejo de pacientes’, del Hospital General de l’Hospitalet y el Hospital Moisés Broggi de Sant Joan Despí, para la mejora de la comunicación entre personal sanitario y pacientes. El segundo lugar ha sido para el proyecto de ‘Implementación e impacto de un programa de humanización y gestión de la Atención Farmacéutica’ del Hospital Comarcal Monforte de Lemos de Lugo. Concretamente, la iniciativa apuesta por la teleconsulta, el seguimiento farmacoterapéutico y la dispensación de fármacos a domicilio.

Además, el certamen ha hecho dos reconocimientos especiales. Por un lado, a un proyecto de telemonitorización de pacientes con enfermedades pulmonares y insuficiencia cardíaca, del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe (Sevilla), y por el otro, la iniciativa del Hospital Universitari Bellvitge, para implementar las TIC en la rehabilitación de pacientes con parálisis facial.

A la hora de valorar los proyectos ganadores, la organización ha tenido en cuenta criterios como la aportación novedosa que tiene el proyecto frente a la práctica habitual, valor añadido para pacientes y profesionales, aportación al sistema sanitario y la factibilidad de la implementación sobre el terreno.