Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Empresas > Industria

Los pacientes de fibrosis quística acusan a Vertex de "chantaje"

La compañía anula la celebración de varios ensayos clínicos después de que se denegara la financiación para Orkambi

Umberto Stefanutti, director general de Vertex en España y Portugal.
Los pacientes de fibrosis quística acusan a Vertex de "chantaje"
Redacción
Lunes, 19 de febrero de 2018, a las 17:20
Nueva polémica relacionada con Vertex. Los colectivos de pacientes han acusado a la compañía americana de chantajear al gobierno de Francia al haber anulado varios ensayos clínicos que tenía proyectados en el país galo después de que el ejecutivo le denegara la financiación pública para Orkambi.
 
Concretamente, Vertex iba a desarrollar unos ensayos clínicos para una nueva triple terapia que iba a servir para tratar al mayor número de pacientes de fibrosis quística hasta la fecha. La decisión, tomada después de que Francia decidiera no financiar el citado Orkambi, ha sido denunciada por los pacientes, en una declaración pública suscrita por los colectivos Superando la Mucoviscidosis, la Asociación Grégory Lemarchal y la Sociedad Francesa de Fibrosis Quística, según medios internacionales.
 
"Esta situación, que suena como una condena para quienes participan en la lucha contra la fibrosis quística en Francia, es inaceptable tanto para los pacientes como para los profesionales, y parece una forma de chantaje", indica la declaración.
 
Contestación de Vertex
 
Según FiercePharma, Vertex ha contestado que quiere que todos los pacientes puedan acceder a su medicación actual y futura. El desencuentro ha surgido de la contraoferta del Estado francés. “Fue un descuento del 80 por ciento de nuestra propuesta. Si esto es una indicación de cómo Francia ve los fármacos innovadores, no podemos, de buena fe, inscribir a los pacientes en ensayos clínicos de medicamentos a los que podrán no tener acceso en el futuro".
 
La farmacéutica ha afirmado que su oferta aún está sobre la mesa y que insta a Francia a "unirse a países como Estados Unidos, Austria, Irlanda, Alemania y muchos otros para proporcionar a los pacientes un acceso sostenible" a su medicamento.
 
En este sentido, los colectivos de pacientes han instado a Vertex a reconsiderar sus cancelaciones y continuar las negociaciones.