Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Empresas > Industria

Los nuevos fármacos, decisivos en la gran longevidad de los españoles

Según un informe, los medicamentos han contribuido a aumentar la esperanza de vida en las últimas décadas

Los nuevos medicamentos han contribuido a convertir en crónicas enfermedades que antes eran mortales.
Los nuevos fármacos, decisivos en la gran longevidad de los españoles
Redacción
Viernes, 06 de abril de 2018, a las 17:20
La introducción de nuevos e innovadores medicamentos ha sido decisiva para convertir a España en uno de los países más longevos del mundo, según indica el informe El valor del medicamento desde una perspectiva social elaborado por el centro Weber en colaboración con Farmaindustria. De este documento se extrae que, desde 1975 hasta la actualidad, los españoles han aumentado su esperanza de vida al nacer en diez años de media, de 74,4 a 84,4 en los hombres y de 81,6 a 85,9 en las mujeres.

Para Farmaindustria, uno de los aspectos clave para la consecución de este hito ha sido el avance "imparable" de la ciencia médica y la innovación farmacéutica, y destacan la importancia de la contribución "decisiva" de los nuevos medicamentos, especialmente en la lucha contra las enfermedades graves y prevalentes.

"Los medicamentos nos han ayudado a vivir más y mejor, han contribuido a alargar la esperanza de vida y a mejorar las condiciones de vida de enfermos crónicos, han evitado miles de muertes por VIH/Sida al convertirla en una enfermedad crónica con la que se puede llevar una vida prácticamente normal, han aumentado la supervivencia en el caso del cáncer y han incrementado la tasa de curación en hepatitis C gracias a los antivirales de última generación", ha explicado Álvaro Hidalgo, presidente de la Fundación Weber.

Avances contra el cáncer

Los resultados obtenidos con los tumores son uno de los casos más esclarecedores para los autores del informe: "un hito importante ha sido el pasar de considerar el cáncer como una enfermedad monolítica a desgranarla a nivel molecular y genético, lo que ha favorecido la mejora de los tratamientos y, por tanto, la mejora de la salud y la calidad de vida de los pacientes de todo el mundo".

El informe observa cómo la incidencia de esta enfermedad aumenta en los países desarrollados debido a los avances en el diagnóstico precoz y a la intensificación de uno de los mayores factores de riesgo, la edad de la población, en constante crecimiento; pero este incremento en la incidencia no se está traduciendo en un aumento de la mortalidad, ya que las tasas están experimentando una tendencia decreciente en las últimas décadas en los países desarrollados.

En general, sostienen los autores del mencionado informe, "las mejoras en las tasas de mortalidad y supervivencia por cáncer son el resultado tanto de un aumento en los cribados y el diagnóstico precoz como de la introducción de los nuevos fármacos oncológicos, muchos de ellos con unos innovadores mecanismos de acción".