Los últimos avances en tecnologías y medicamentos han cambiado el manejo y pronóstico de las pacientes, avisan expertos

Las nuevas terapias en cáncer de mama: menos agresivas y con alta curación
La radióloga Marina Álvarez y el ginecólogo Jorge Ruiz.


19 oct 2021. 09.00H
SE LEE EN 11 minutos
El Día Internacional del Cáncer de Mama, que se conmemora este martes 19 de octubre, brinda la oportunidad para concienciar a la población sobre los aspectos más importantes de esta enfermedad. Algunos de ellos son los síntomas por los que hay que acudir a consulta, la detección precoz, los cribados y los avances en los tratamientos y cómo éstos avanzan a ser más personalizados y, por tanto, menos agresivos y con más tasas de curación.

Redacción Médica, con el patrocinio de Bayerentrevista a dos profesionales sanitarios, a la responsable de la Unidad de Cáncer de Mama y Radiodiagnóstico del Hospital Reina Sofía de Córdoba, Marina Álvarez; y al ginecólogo especialista patología mamaria en el  Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid Jorge Ruiz, para dar respuesta a estas preguntas y analizar qué hacer para mejorar la calidad de vida de las pacientes.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres españolas. Hay estimaciones que indican que una de cada ocho mujeres desarrollaran esta neoplasia. ¿Qué perspectivas de cambio existen para esta neoplasia en los próximos años en relación al diagnóstico y tratamiento?

Marina Álvarez: En los últimos años se están produciendo múltiples innovaciones en los métodos de imagen con el desarrollo de técnicas que aportan información cada vez más precisa desde el punto de vista morfológico o que permiten estudiar aspectos funcionales. Los sistemas de archivo y comunicación de soporte a la imagen están haciendo posible compartir la información, trabajar en red y poder valorar una imagen a distancia de donde se produce.

Esto se traduce en el diagnóstico de lesiones cada vez más pequeñas, en estadios más iniciales, que permiten opciones terapéuticas menos agresivas. Sin duda, y de forma paralela al desarrollo de los métodos de imagen, se está produciendo un gran avance en diferentes modalidades terapéuticas y tratamientos cada vez más ajustados al diagnóstico de lesiones en estadios iniciales, que abren el abanico de posibilidades terapéuticas para las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama. Las tendencias son hacia un tratamiento cada vez más personalizado, donde el diagnóstico preciso permita elegir la mejor opción terapéutica para cada paciente, la que consiga mejor tasa de curación con la menor agresividad posible.

Jorge Ruiz: En los últimos años la incidencia del cáncer de mama en España ha mostrado un aumento pero, afortunadamente, se ha visto acompañado de una disminución de la mortalidad gracias a un diagnóstico más precoz y al tratamiento más dirigido.


"La incidencia del cáncer de mama ha crecido, pero se ha logrado disminuir la mortalidad gracias al diagnóstico precoz y al tratamiento dirigido"



En otros países se están comenzando a implementar pruebas complementarias a la mamografía en algunos subgrupos de pacientes. ¿Qué opinión tienen del modelo de cribado actual para el cáncer de mama en nuestro país?

Marina Álvarez: Nuevos métodos de imagen se han incorporado con éxito al estudio de la patología mamaria en el ámbito diagnóstico, como la tomosíntesis, la mamografía con contraste o la resonancia de mama. Estas nuevas técnicas pueden mejorar el diagnóstico, especialmente en mujeres con mamas densas y en aquellas con riesgo incrementado para cáncer de mama.

De hecho, existe evidencia de utilizar la resonancia de mama en el cribado de mujeres con alto riesgo para cáncer de mama, y así se está haciendo en la mayoría de centros. Algunos programas de cribado en España y Europa han incorporado ya la tomosíntesis al cribado mamario.

Es importante tener en cuenta que una prueba para ser utilizada en un cribado poblacional debe ser asumible para realizarla en un número importante de mujeres. Actualmente existe un gran interés en explorar nuevas vías para mejorar los programas de cribado. Se han realizado y están en marcha múltiples estudios de investigación valorando el papel de nuevas tecnologías en determinados grupos de pacientes y su coste efectividad; valorando la utilización de sistemas de inteligencia artificial para mejorar el trabajo de estos programas; y valorando la posibilidad de un cribado personalizado, donde en función del riego individual se decida la prueba o pruebas a realizar y la periodicidad de las mismas para cada mujer.

Jorge Ruiz: Aunque se lleva años trabajando en optimizar el daño/ beneficio, modificando la periodicidad, la técnicas y edad, en este momento no podemos aplicar modelos de cribado personalizados adaptados al nivel de riesgo individual. 

En el caso de mujeres con mamas densas, ¿qué opinión tienen en relación a los cambios que  proponen publicaciones recientes como el DENSE trial round 1 and 2? ¿Pueden ayudar a realizar un diagnóstico precoz?

Marina Álvarez: En estos trabajos se ha valorado la resonancia magnética en el cribado mamario de mujeres con mamas densas, con resultados muy prometedores en cuanto al aumento en la tasa de detección, el diagnóstico de tumores en estadio inicial y de buen pronóstico, y menor tasa de carcinoma de intervalo en el seguimiento.

Indudablemente, técnicas funcionales como la resonancia magnética o la mamografía con contraste mejoran el diagnóstico, especialmente en mujeres en mamas densas. Estos estudios permitirán generar la evidencia necesaria para orientar el cribado del futuro, donde nuevas tecnologías y sistemas de inteligencia artificial van a tener un papel muy importante.

Jorge Ruiz: La imagen por resonancia magnética puede mejorar la tasa de detección del cáncer de mama, disminuyendo la tasa de falsos positivos en mamas extremadamente densas, pero su puesta en marcha requiere del desarrollo de un programa de cribado complejo para implementarlo.


El cribado a mujeres con alto riesgo, clave para la detección y tratamiento



Además del  diagnóstico precoz del cáncer de mama, ¿qué otra acción podemos hacer para ayudar mejorar el pronóstico del cáncer de mama?

Marina Álvarez: El diagnóstico precoz es muy importante porque el pronóstico de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama depende del estadio en el cual se diagnostica la enfermedad. Estos programas consiguen el diagnóstico de lesiones en estadio inicial, antes de que sean clínicamente evidentes. No obstante, el proceso de cáncer de mama es complejo, con múltiples fases en las que intervienen profesionales de diferentes niveles, especialidades y perfiles y donde la coordinación entre los mismos es clave. 

Por tanto, además de un buen programa de detección precoz, es importante contar con circuitos ágiles para atender a mujeres que presentan síntomas sospechosos de cáncer de mama, con circuitos específicos para atender a mujeres con riesgo incrementado y con una unidad de mama que cuente con profesionales con formación específica, que acredite estándares de calidad y pueda ofrecer los diagnósticos y tratamientos actualmente disponibles. Los Comités de Mama están siendo una herramienta muy positiva en hacer posible el tratamiento personalizado.

Jorge Ruiz: Actuar sobre los factores de riesgo modificables como son el uso adecuado de la terapia hormonal sustitutiva, el consumo de alcohol, los factores reproductivos y el sobrepeso en mujeres posmenopáusicas.

En cuanto a la prevención, ¿qué medidas creen que se deberían implementar en la población?

Marina Álvarez: Por una parte, existen una serie de medidas saludables que deben estar incorporadas en nuestros hábitos. Es importante mantener una dieta equilibrada y saludable, realizar ejercicio físico o actividad física de forma diaria, controlar el peso, evitar el tabaco, controlar el consumo de alcohol y protegerse de sustancias cancerígenas. Estas medidas son importantes no solo para prevenir el cáncer de mama y otras neoplasias, sino para prevenir patologías prevalentes y de gran morbilidad como son la hipertensión, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

Además de estas medidas, en el cáncer de mama es clave el diagnóstico precoz a través de los programas poblacionales. Sabemos que la extensión de estos programas ha permitido reducir la mortalidad por cáncer de mama de un 30 a un 50 por ciento. Se debe velar por contar con un programa de cribado de cáncer de mama que llegue a toda la población diana, que consiga una alta participación y cumpla los criterios de calidad.

Jorge Ruiz: Personalmente insistiría en el beneficio del ejercicio (antes y después de la menopausia), evitar el consumo de alcohol y fomentar la dieta mediterránea.


"Es importante que las mujeres conozcan los síntomas y signos por los que deben consultar"



Teniendo en consideración la perspectiva de las pacientes, ¿qué medidas en educación, prevención y diagnostico creen que se debe fomentar  en relación al cáncer de mama?

Marina Álvarez: Es necesario trasmitir la información adecuada a la población sobre el impacto de estas medidas a través de diferentes métodos y actividades, y formar a la población en salud. Cuanto más informada y formada esté la población en estas medidas más fácil será llevarlas a cabo. Un programa de detección precoz de cáncer de mama no consigue los beneficios propuestos si no participa un porcentaje importante de mujeres. También es importante que las mujeres conozcan los síntomas y signos por los que deben consultar. 

Jorge Ruiz: Evitar la ola del sedentarismo-sobrepeso-obesidad, promocionar los circuitos de cribado, formar profesionales y desarrollar estructuras sanitarias para atender con agilidad ante la sospecha de un cáncer de mama como causa oncológica más frecuente de muerte en la mujer.

¿Cómo creen que cambiará el manejo y pronóstico de las pacientes con cáncer de mama con la incorporación de nuevas tecnologías y tratamientos?

Marina Álvarez: En los últimos años estamos viendo como el desarrollo de nuevos métodos diagnósticos y terapéuticos está permitiendo que el cáncer de mama se acompañe de una alta tasa de curación y de una mejor calidad de vida en las mujeres diagnosticadas.

Las tendencias hacia diagnósticos cada vez más precoces y precisos, el mejor conocimiento de la extensión y características de la enfermedad en cada paciente y el desarrollo de tratamientos más efectivos y con menos efectos secundarios nos permite avanzar en el diagnóstico y tratamiento personalizados para cada mujer, de forma que se puedan conseguir los mejores resultados con menos morbilidad para la paciente y con un impacto muy positivo en la supervivencia y calidad de vida de las mujeres diagnosticadas.

Jorge Ruiz: El tamaño tumoral sigue considerándose uno de los factores pronósticos más relevantes. De manera que a medida que mejore el diagnóstico precoz con la incorporación de técnicas de imagen más desarrolladas, el entrenamiento de los profesionales sanitarios y los avances en el tratamiento médico, cada vez más dirigido en función de los perfiles subrogados de cáncer de mama, debe mejorar la supervivencia de las pacientes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.