La CIPM ha aprobado la financiación de este fármaco de ViiV para España, donde llegará en diciembre

Las nanopartículas transforman el abordaje del VIH con 6 inyecciones al año
Federico Pulido y Eugenia Negreo, especialistas deMedicina Interna; y Ricardo Moreno, director del ViiV Healthcare España.


23 nov 2022. 13.10H
SE LEE EN 5 minutos
Tratar el VIH mediante inyecciones espaciadas en el tiempo es la nueva manera de hacerle frente a la enfermedad, tal y como ha presentado en una rueda de prensa ViiV Healthcare España. Esta nueva forma de medicarse supone un cambio de paradigma para los pacientes, según ha puesto de relieve Ricardo Moreno, director de la compañía: “Va a permitir cambiar las pautas del tratamiento. Hoy por hoy los pacientes toman una pastilla diaria, pero de ahora en adelante, tendrán la opción de recibir seis inyecciones al año”.

Se trata de un medicamento compuesto por los fármacos cabotegravir y rilpivirina. Es un tratamiento antirretroviral que se administra de forma intramuscular y cada dos meses, dando opción a que se haga frente al VIH por una vía que no sea la oral. Federico Pulido, especialista en Medicina Interna en la Univad de VIH en el Hospital 12 de Octubre (Madrid), recalca que los fármacos utilizados para crear este medicamento son “conocidos” y de “eficacia demostrada”.

Sin embargo, el facultativo pone el enfoque en la tecnología del tratamiento. Lo que hace es que el medicamento esté formado en nanopartículas, de tal manera que al administrar el medicamento intramuscularmente, se vaya expandiendo de forma gradual y estable en un periodo largo de tiempo. “Para mantener los niveles estables requeridos, la vía oral requiere una constancia diaria, mientras que esta nueva posibilidad intramuscular nos da otro margen", apunta el facultativo.


Vía innovadora para facilitar la vida del paciente


Esta nueva forma de abordar la enfermedad supone una mejora de la calidad de vida de las personas que padecen el VIH. Es la idea sobre la que Eugenia Negredo, especialista en Medicina Interna en la Unidad de VIH del Hospital Germans Trias i Pujol (Barclona), ha profundizado en la rueda de prensa, puesto que facilita al adherencia al medicamento y a la propia salud mental del paciente, según la profesional. “Estar tomando la pastilla de forma diaria le recuerda al paciente que está infectado. Esa sensación le puede producir al paciente autoestigma, teniendo un impacto muy negativo en su calidad de vida”, ha subrayado.

Comparando el nuevo medicamento con el actual, Negredo recalca que hoy por hoy con las pastillas orales el tratamiento tiene que ser diario. Si el paciente no se adhiere a las pautas constantes, puede haber consecuencias, recuerda: “Retrasar o directamente no tomar el medicamento durante unos días puede hacer que el virus rebote. Si es una tendencia que se mantiene, la enfermedad puede progresar”. Además, la médica añade que aunque no en todos los casos se dé, la vía oral puede tener relación con la toxicidad del medicamento a largo plazo.

Según Pulido, la nueva vía permite eludir la toxicidad gastrointestinal, reducir el estigma y también el recuerdo de estar infectado. Son algunos de los factores, indica el especialista, que hacen que las personas infectadas quieran adherirse a la nueva forma de medicarse. “Desde que se sabe la existencia de este medicamento, los pacientes han ido demandándolo. Tenemos incluso listas de espera”, añade, aunque incide en que no son inyecciones autoadministrables, y por lo tanto, se requiere del trabajo de la profesional de Enfermería.

“No es un medicamento para todos los pacientes, pero sí para muchos”, afirma Pulido. Y es que el especialista ha detallado que el tratamiento se utiliza en personas que ya tienen el virus reprimido. No es para pacientes recién diagnosticados, puesto que hasta que los especialistas vean que tienen el virus reprimido, esos nuevos pacientes deben comenzar tomando las pastillas por vía oral.


Financiado por la Seguridad Social


El director general de ViiV Healthcare España remarca que el propio medicamento está financiado por la Seguridad Social, y que la diferencia de coste respecto al tratamiento actual es “escasa”. “La diferencia está en decenas de miles de euros”, subraya.

Además, añade que su precio está “autorizado” por el Ministerio de Sanidad y que está en la banda de coste de los medicamentos del VIH, recalcando que su filosofía es la de poder ofrecer el medicamento a todo quien lo necesite: “Que un paciente de Zimbaue y uno de Nueva York puedan acceder al mismo”.

Este nuevo tratamiento se comercializará en el mercado a partir del próximo 1 de diciembre, en el Día Mundial del SIDA.


Avalado por los principales organismos regulatorios


El tratamiento antirretroviral intramuscular está validado y autorizado por diferentes agencias, entre otras, la española y la europea. El tratamiento es “seguro y eficaz”, recalcan desde ViiV, y muestra de ello es la luz verde que han recibido desde el Grupo de Estudio del SIDA (Gesida), la agencia europea EACS y por las estadounidenses IAS-USA y US DHHS. Todas ellas han incorporado el nuevo tratamiento a sus guías de recomendaciones.

En el proceso de la fase experimental llevan inmersos ocho años. En este tiempo han participado, en diferentes niveles de ensayos, un total de 44 hospitales españoles. Hay más de 600 pacientes con VIH en España que están siendo tratados con el medicamento intramuscular, tal y como han recalcado en la rueda de prensa.

En muchos de los estudios que se han hecho a nivel internacional España ha sido el primer país o uno de los primeros (detrás de los estadounidenses en algunos casos) en liderar estas investigaciones. “Hemos tenido un papel muy relevante”, resume Pulido.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.