Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Empresas > Industria

La industria consigue más del médico si le paga por dar una conferencia

Un estudio demuestra que invitar a comer o hacer regalos influye menos en las prescripciones

El Programa de Pagos Abierto ha permitido ver qué gastos en concreto conlleva cada uno de los pagos en especie.
La industria consigue más del médico si le paga por dar una conferencia
Redacción
Domingo, 04 de septiembre de 2016, a las 15:00
Un estudio llevado a cabo por varios expertos en salud pública de Estados Unidos y publicado en la revista BMJ ha establecido la relación entre los pagos realizados por la industria farmacéutica a los médicos y la prescripción de medicamentos que estos realizan. En general, viene a probar que los fabricantes obtienen más del médico si le pagan por dar una conferencia que si le dan de comer o le ofrecen obsequios.

Para llegar a esta conclusión han contado con una muestra amplísima integrada por más de 10 millones de usuarios de Medicare (el sistema de sanidad pública gratuíta puesto en marcha por Barack Obama) y más de 600.000 médicos que prescribieron 45 millones de recetas en 306 hospitales regionales de Estados Unidos.

En estos 306 hospitales hubo casi un millón de pagos individuales a médicos, totalizando una cantidad total de 54 millones de euros (es decir, que cada pago de media fue por un valor de 54 euros). El estudio cruza los conceptos por los que se realizaron estos pagos con las prescripciones que los medicos realizaron de dos tipos de fármacos: anticoagulantes orales y medicamentos no insulínicos para la diabetes. “No podemos probar una relación causal entre los pagos y un incremento en el número total de prescripciones, pero sí qué tipo de pagos se corresponden con una mayor prescripción”, explican los autores del estudio.

La industria farmacéutica gasta millones anualmente en pagos a los médicos que van desde invitaciones a comida y bebida, a regalos, materiales educatios o inscripciones a congresos o pagos por dar conferencias. El Programa de Pagos Abierto, equivalente en Estados Unidos a la regulación de transparencia que ha entrado en vigor en nuestro país y que obliga a detallar los pagos de la industria, ha permitido ver qué gastos en concreto conlleva cada uno de los pagos en especie y a quiénes van dirigidos.

Los autores de este estudio postulan que tanto para los medicamentos para diabéticos como los anticoagulantes orales, los pagos más elevados son los únicos que tienen una relación significativa con una mayor prescripción. Esto es consistente con la idea que son los pagos de incripciones a congresos o las remuneraciones por conferencias (bastante más caras que una comida en un restaurante o el merchandishing de marca), las que tienen una mayor efectividad en este sentido. En concreto, los autores estipulan que para cada dólar que se aumenta sobre la media el valor de los pagos, aumenta un 0,04% el porcentaje de prescripción del medicamento.