Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Empresas > Industria

La EMA da el visto bueno a bevacizumab con erlotinib en CPNM avanzado

Los pacientes que vayan a recibir esta combinación serán lo que tengan el gen EGFR

Stefanos Tsamousis, director general de Roche en España.
La EMA da el visto bueno a bevacizumab con erlotinib en CPNM avanzado
Redacción
Jueves, 07 de julio de 2016, a las 19:20

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha autorizado el uso de bevacizumab, registrado por Roche con el nombre de 'Avastin', en combinación con erlotinib, registrado con el nombre 'Tarceva', para el tratamiento en primera línea de pacientes adultos con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) avanzado, metastásico o recurrente y que presentan mutación del gen del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR).

Y es que, aproximadamente entre el 10 y el 15 por ciento de los europeos con CPNM desarrollará tumores con mutación EGFR, lo que representa cerca de 23.000 casos/año, lo que equivale a más de 60 casos/día. Entre todos los tipos de cáncer, el de pulmón es el que tiene un mayor impacto social y económico, por lo que mejorar los resultados en los pacientes supone un reto sanitario a nivel mundial 10.

Nueva opción terapéutica

"La combinación de ambas terapias constituye una nueva opción terapéutica de referencia para los pacientes con este tipo de cáncer de pulmón. Gracias a esta autorización, los profesionales sanitarios disponen de un potente tratamiento de combinación que logra que los pacientes permanezcan más tiempo, más de un año, sin progresión de la enfermedad. Esto supone un avance muy importante para un grupo de pacientes cuya enfermedad está asociada, en general, a un mal pronóstico", ha recalcado el chief medical officer y responsable de desarrollo global de productos de Roche, Sandra Horning.

La aprobación se ha basado en los datos del estudio de registro fase II 'JO25567', en el cual los pacientes que recibieron bevacizumab y erlotinib permanecieron una media de 16 meses más sin experimentar progresión de la enfermedad en comparación con los 9,7 meses en los que recibieron erlotinib en monoterapia.

Esto representa una reducción estadísticamente significativa del riesgo relativo de progresión o muerte del 46 por ciento. De hecho, tanto bevacizumab como erlotinib actúan sobre mecanismos clave en el crecimiento y desarrollo de los tumores. El efecto beneficioso de la combinación de ambos viene avalada por los resultados de otros estudios que han demostrado que la combinación es eficaz y bien tolerada.