La correcta aplicación del fotoprotector es la asignatura pendiente

El 84% de los españoles protege su piel de las radiaciones solares con un SPF alto pero no se lo aplica correctamente

María Vitale, directora médica de Cantabria Labs.
La correcta aplicación del fotoprotector es la asignatura pendiente
jue 16 julio 2020. 15.50H
Cada vez hay más personas que protegen su rostro del sol los 12 meses del año -un 50% de las mujeres de más de 31, según el Observatorio Heliocare 2020-, pero ¿y del cuello para abajo?

"El cáncer de piel melanoma suele aparecer en las partes del cuerpo más descubiertas. Aparece principalmente en el tronco en el caso de los hombres y en las piernas en el caso de las mujeres", explican desde Cantabria Labs.

"La falta de cuidado al aplicar la crema solar incrementa el riesgo de sufrir daños cutáneos. Si recordamos que cinco quemaduras solares pueden duplicar las posibilidades de padecer cáncer de piel y que en España se diagnostican cada año unos 5.000 casos de melanoma, encontrar el fotoprotector corporal perfecto será clave para disfrutar de estas vacaciones", matizan.

Uno de los retos a la hora de protegernos bien de pies a cabeza es mantener una correcta aplicación. “No siempre lo hacemos de forma homogénea, por lo que dejamos sin protección hasta el 55% de nuestra piel”, advierte María Vitale, directora médica de Cantabria Labs. Además, nos solemos olvidar de zonas como las orejas, los empeines o el cuello.

Dar con la cantidad correcta tampoco es fácil: “Se suele aplicar un tercio de lo recomendado y, no hay que olvidar que esa cantidad es lo que determina el SPF”, añade la experta. Si a esto le sumamos que, por acción del sudor, la arena y el agua, "deberíamos reaplicar el fotoprotector cada dos horas y no siempre lo hacemos, el cóctel de riesgo para nuestra piel está servido", señalan. Por eso son tan importantes la textura y el formato de nuestro protector solar. Porque más allá de la sensorialidad que aporten, "facilitan la espinosa tarea de la aplicación".
  • Invisible Spray SPF 50+ de HELIOCARE 360º: transparente y con difusión continua destaca por su comodidad. Además, gracias a su fórmula Wet Skin, es eficaz incluso sobre la piel mojada.
  • Airgel SPF 50 de HELIOCARE 360º: Su fórmula en espuma permite extenderlo de manera sencilla dejando una sensación de frescura sobre la piel. Con dosificador para controlar bien la cantidad.
  • HELIOCARE Advanced Spray SPF 50: Textura ligera de rápida absorción y resistente al agua que se presenta en un spray multiposición. Perfecto para llegar a cualquier zona y en cualquier posición.
  • HELIOCARE Advanced Gel SPF 50: Su textura en gel, ligera y no comedogénica, lo hace idóneo para pieles grasas y mixtas.
Para encontrar el fotoprotector perfecto resulta imprescindible que tenga una fórmula completa. ¿Qué significa esto?
  • Amplio espectro: Con filtros que protejan la piel frente a las cuatro radiaciones: UVA, UVB, HeVis, IRA.
  • Acción antioxidante: Hasta el 45% de la radiación solar atraviesa nuestra piel, incluso aplicando un fotoprotector. Esto se traduce en un exceso de radicales libres que los antioxidantes, como la tecnología Fernblock presente en la gama HELIOCARE, consiguen neutralizar.
  • Reparador del daño celular: El sol sigue provocando daño en el ADN hasta tres horas después de la exposición, por eso es importante utilizar protectores solares con activos que ayuden a prevenir y reparar este daño. La tecnología Fernblock de HELIOCARE ha demostrado eficacia en ambos sentidos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.