Japón aprueba comercializar Avastin, de Roche, para tratar el glioma maligno

Las opciones terapéuticas actuales contra esta patología son limitadas, según reconoce la compañía, que defiende que este fármaco es el primer medicamento aprobado en los últimos ocho años contra el glioblastoma de diagnóstico reciente

lun 17 junio 2013. 10.59H

Andreas Abt, director general de Roche en España.

Redacción. Tokio
El Ministerio de Sanidad, Trabajo y Bienestar Social japonés ha autorizado el uso de bevacizumab, comercializado por Roche con el nombre de 'Avastin', para el tratamiento del glioma maligno, incluido el glioblastoma de diagnóstico reciente, en combinación con radioterapia y el quimioterápico temozolomida, así como en monoterapia para el tratamiento del glioblastoma recidivante y algunos otros tipos de glioma de alto grado después de la primera terapia.

El fármaco, que será comercializado en país asiático por Chugai Pharmaceutical, miembro del Grupo Roche, ya había sido designado en mayo de este año como medicamento huérfano contra el glioma maligno, ya que se estima que cada año se detectan 1.700 nuevos casos de glioma maligno o glioblastoma de diagnóstico reciente.

Las opciones terapéuticas actuales contra esta patología son limitadas, según reconoce la compañía, que defiende que este fármaco es el primer medicamento aprobado en los últimos ocho años contra el glioblastoma de diagnóstico reciente, el tipo más frecuente y agresivo de cáncer cerebral primario.

La aprobación se ha basado en los datos de tres ensayos clínicos en pacientes con glioblastoma, el estudio en fase II 'Brain', otro también en fase II realizado en Japón, y el estudio en fase III 'AVAglio', en el que se demostró que 'Avastin' añadido al tratamiento estándar prolongaba significativamente la vida sin empeoramiento de la enfermedad.

Este estudio, cuyos datos han sido recientemente presentados en la última reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, en sus siglas en inglés), pretendía evaluar el perfil de eficacia y seguridad de 'Avastin' en combinación con radioterapia y temozolomida tras una intervención quirúrgica o biopsia en pacientes con glioblastoma de diagnóstico reciente.

Según los resultados, el tratamiento redujo el riesgo de empeoramiento del glioblastoma o de muerte en un 36 por ciento, en comparación con radioterapia y temozolomida más placebo, con una supervivencia libre de progresión media de 10,6 meses (frente a 6,2 meses) y una supervivencia global de 16,8 meses (frente a los 16,7 meses del otro tratamiento).

Además, no se observaron nuevos signos de toxicidad y los efectos adversos fueron similares a los registrados en anteriores estudios de 'Avastin' contra distintos tipos de tumor en las indicaciones autorizadas.

"La aprobación de 'Avastin' es una noticia importante para las personas en Japón diagnosticadas de glioma o glioblastoma, puesto que un tumor cerebral agresivo puede reducir significativamente la calidad de vida y la capacidad para realizar las actividades cotidianas", según ha comentado Hal Barron, director médico y director de Desarrollo Internacional de Roche.

A esta aprobación se podrían sumar otras nuevas, ya que Roche ya ha presentado su solicitud para el tratamiento de primera línea ante las autoridades sanitarias de la Unión Europea y Suiza.