Ipsen anuncia datos de la comparación de Cabometyx frente a regorafenib

Esta terapia se ha estudiado como tratamiento en segunda línea de pacientes con carcinoma hepatocelular

Aurora Berra de Unamuno, directora general de Ipsen en España
Ipsen anuncia datos de la comparación de Cabometyx frente a regorafenib
mar 19 mayo 2020. 17.30H
Ipsen ha anunciado que los resultados de la comparación indirecta ajustada entre Cabometyx (cabozantinib) y Stivarga (regorafenib) para el tratamiento en segunda línea (2L) de pacientes con carcinoma hepatocelular avanzado (CHCa) que recibieron sorafenib como único tratamiento sistémico previo.

En la subpoblación de 2L del ensayo Celestial que había recibido sorafenib como único tratamiento sistémico previo, mejoró significativamente la supervivencia libre de progresión (SLP) con cabozantinib  proporcionando 2,5 meses más respecto a regorafenib.  La supervivencia global (SG) fue mayor con cabozantinib (11,4 meses vs. 10,6 meses), con una mediana de casi un año, aunque no se alcanzó significación estadística.

En el ensayo Celestial en fase III aleatorizado y doble ciego previamente publicado en el que se evaluó cabozantinib comparado con placebo en pacientes con CHCa previamente tratados, cabozantinib mejoró significativamente la mediana de SLP en 3,3 meses respecto a placebo. Además, mostró una SG superior de 2,2 meses frente a placebo.


Progreso en el tratamiento del carcinoma hepatocelular


“El carcinoma hepatocelular es una enfermedad devastadora que cuenta con pocas opciones de tratamiento para mejorar la supervivencia de los pacientes con enfermedad avanzada, aunque hemos visto un progreso significativo en numerosos tratamientos nuevos que han demostrado eficacia en los últimos años", ha afirmado Kelley.

“El análisis MAIC aporta más información sobre la comparación entre tratamientos de segunda línea para el CHCa, principalmente en lo relacionado con objetivos importantes como la supervivencia libre de progresión. Los resultados publicados hoy pueden ayudar a los médicos en su toma de decisiones sobre el tratamiento para brindar una atención sanitaria óptima a sus pacientes”, ha añadido.

Por su parte, Amauri Soares, Vice-President, Medical Affairs Oncology de Ipsen, ha explicado que “nuestra misión es prolongar y mejorar la calidad de vida de los pacientes y su salud, y somos conscientes de la importancia que tiene para ello facilitar a los profesionales sanitarios la mayor evidencia posible para alcanzar estos objetivos”.

“El rápido desarrollo de nuevos tratamientos en segunda línea para pacientes con CHCa ha derivado en la generación de información basada principalmente en ensayos controlados con placebo. Si bien los enfoques metodológicos alternativos, como los MAIC, no sustituyen a los ensayos clínicos prospectivos, la publicación del análisis MAIC para cabozantinib frente a regorafenib proporciona a los profesionales de la salud nuevos y oportunos conocimientos sobre la eficacia comparativa de los enfoques de tratamiento actuales”, ha concluido. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.