Francia sanciona a Sanofi por desprestigiar los genéricos de Plavix de la competencia

El órgano regulador de Competencia galo acusa a la multinacional de haber puesto en marcha una “estrategia de comunicación integral y estructurada con el objetivo de influir en los médicos y farmacéuticos para detener el mecanismo de la sustitución genérica”

mar 14 mayo 2013. 12.43H

Christopher Viehbacher, presidente ejecutivo del Grupo Sanofi.

Redacción. París
Tras la recomendación de la EMA de retirar de la comercialización a Myolastan en toda la UE, un nuevo escándalo sacude a la multinacional farmacéutica Sanofi. La Autoridad de la Competencia francesa ha multado a la compañía gala por desprestigiar los medicamentos genéricos de Plavix, clopidogrel, un producto sobre el que este laboratorio perdió la patente en 2008, aunque amplió la protección gracias a periodos adicionales.

La denuncia fue puesta por Teva, que en Francia es el tercer mayor fabricante de medicamentos genéricos. Concretamente, la administración gala acusa Sanofi de haber puesto en marcha una “estrategia de comunicación integral y estructurada con el objetivo de influir en los médicos y farmacéuticos para detener el mecanismo de la sustitución genérica”, razones que han llevado a que las autoridades sancionen a la compañía con 40,6 millones de euros.

Para llegar a esta conclusión, el órgano se basa en “muchos testimonios de médicos y farmacéuticos” y en la información proporcionada por el grupo farmacéutico Giropharm y por Réseau Santé, una información que “los visitantes médicos y farmacéuticos de Sanofi  difunden a nivel nacional a los profesionales sanitarios para poner en duda el discurso sobre la eficacia y seguridad de la competencia genérica de Plavix". Y es que, según el órgano de competencia, la susodicha información sugiere que “los profesionales sanitarios podrían ser responsables de cualquier problema que generaran estos productos”.

Ello llevaba, en el proceso de prescripción, a que los galenos consideraran “no sustituible” Plavix y, en el de la propia sustitución, a que se animara al farmacéutico a reemplazarlo por Clopidogrel Winthrop, un genérico registrado a nombre de la propia Sanofi. Según informa el órgano de la competencia, la cuota de mercado de la multinacional en el segmento del clopidogrel genérico es superior al 34 por ciento, cuatro veces por encima de la posición de la compañía en el mercado general de EFG.

Esta práctica desaceleró la sustitución de Plavix por sus versiones EFG. La Seguridad Social francesa señala que "la penetración efectiva de clopidogrel a finales de diciembre de 2010 fue 10 puntos por debajo del objetivo”, lo cual indica que “este discurso engañoso ha despertado gran preocupación entre los profesionales de la salud”.

Vea aquí la nota de prensa de la Autoridad de Competencia de Francia.