La EMA recomienda a los que han padecido esta patología previamente no deben vacunarse con este preparado

Europa detecta un nuevo efecto adverso en la vacuna Covid-19 de Astrazeneca
La sede de la EMA.


11 jun 2021. 13.50H
SE LEE EN 2 minutos
El Comité de Seguridad de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha manifestado que las personas que hayan padecido el síndrome de fuga capilar no deben vacunarse con la vacuna de Astrazeneca. Ha solicitado que esta patología debe añadirse al prospecto como un nuevo efecto secundario de la vacuna, junto con una advertencia para concienciar a los profesionales sanitarios y a los pacientes de este riesgo.

El síndrome de fuga capilar es una afección grave y muy poco frecuente que provoca la fuga de líquido de los pequeños vasos sanguíneos (capilares), lo que da lugar a hinchazón, principalmente en brazos y piernas, presión arterial baja, espesamiento de la sangre y niveles bajos de albúmina (una importante proteína de la sangre).

El Comité ha investigado seis casos de síndrome de fuga capilar en personas que habían recibido la vacuna. La mayoría de los casos se produjeron en mujeres y en los cuatro días siguientes a la vacunación. Tres de los afectados tenían antecedentes de síndrome de fuga capilar y uno de ellos falleció posteriormente.


Actualización de miocarditis y pericarditis


Por otro lado, el Comité sigue evaluando los informes de miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) y pericarditis (inflamación de la membrana que rodea el corazón) en un pequeño número de personas tras recibir vacunas Covid-19. Actualmente, “es necesario realizar más análisis para concluir si existe una relación causal con las vacunas”, por lo que ha pedido más datos a las farmacéuticas Pfizer y Moderna.

En tercer lugar, la EMA ha recomendado una actualización de la información del medicamento Xeljanz, utilizado en artritis reumatoide. Ha concluido su revisión de una señal de seguridad relativa a eventos cardiovasculares adversos mayores y cáncer (excluyendo el cáncer de piel no melanoma). Las evidencias proceden de un estudio reciente (A3921133) sobre este medicamento realizado en pacientes de 50 años o más con al menos un factor de riesgo cardiovascular adicional.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.