El IPT de bromuro de umeclidinio no ve ventajas respecto a otras alternativas en EPOC

En España hay otros tres LAMA autorizados, dos de ellos aprobados en 2012

lun 13 abril 2015. 14.38H
Redacción. Madrid
El bromuro de umeclidinio, que comercializa GSK con el nombre de Incruse, no aportaría “un valor terapéutico añadido” respecto a la oferta actual de antagonistas colinérgicos de acción prolongada (LAMA) para el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Es la conclusión a la que llega el informe de posicionamiento terapéutico (IPT) que acaba de publicar la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

Incruse se administra una vez al día como tratamiento de mantenimiento para el alivio de los síntomas en dicha enfermedad y, a pesar de su eficacia y seguridad están demostradas, “no se dispone de estudios adecuadamente diseñados que avalen su eficacia en la reducción de exacerbaciones”, algo que sí se ha demostrado en otras alternativas.

En general, explica el documento, el perfil de seguridad del fármaco es consistente con los efectos conocidos para otros LAMA y las comorbilidades presentes en los pacientes con EPOC. A pesar de ello, “como parte del plan de farmacovigilancia que forma parte de la autorización de comercialización”, se está llevando a cabo un estudio que evalúe su efecto en el riesgo cardiovascular.

En España actualmente hay otros tres LAMA autorizados: bromuro de tiotropio (autorizado en 2002), bromuro de glicopirronio y bromuro de aclidinio, que fueron aprobados en 2012.

ENLACES RELACIONADOS

Acceda al IPT de bromuro de umeclidinio