Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) contemplan un aumento extra de la inversión europea en 2023

El Gobierno refuerza el Perte de Salud de Vanguardia con 333 millones más
María Jesús Montero entrega el proyecto de los PGE a Meritxell Batet en el Congreso.


07 oct 2022. 10.00H
SE LEE EN 3 minutos
El Perte de Salud de Vanguardia contará con una partida adicional de 333 millones de euros para reforzar los programas de inversión sanitaria a lo largo del 2023. El Gobierno se ha garantizado una nueva inyección económica procedente de los Fondos Europeos, que contemplan la posibilidad de sumar créditos extra con el paso del tiempo. La cifra ha quedado ya reflejada en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo ejercicio que todavía tiene que superar su tramitación en el Congreso de los Diputados.

El Ministerio de Hacienda ha enclavado esta nueva partida dentro de un paquete de 1.458 millones de euros para aplicar en programas de competitividad en la innovación y de sostenibilidad industrial de diferentes áreas económicas. Además de la vertiente sanitaria, también se ha autorizado la llegada de 550 millones para impulsar al sector de los microchips y otros 500 millones para los procesos de descarbonización industrial.

La nueva inyección en Salud de Vanguardia permitirá elevar el programa que hasta ahora tenía un tope de inversión de 982 millones de euros procedente de las arcas públicas, pero que aspiraba a movilizar otros 487 millones como parte de la contribución de las empresas privadas. El objetivo es destinar esta cuantía a diferentes proyectos de innovación en terapias avanzadas, medicina personalizada de precisión o la transformación digital del Sistema Nacional de Salud (SNS).


La nueva remesa del Perte de Salud de Vanguardia


La posibilidad de pedir más fondos para el Perte lleva en la mesa del Gobierno desde mediados del verano, cuando la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ya se puso en contacto con su socio en la coalición para consultar nuevas inversiones. Estos planes de adenda corresponden a créditos reembolsables por un valor máximo de 70.000 millones de euros que deberán ejecutarse entre 2023 y 2026. Eso sí, el desembolso debe posteriormente ser reintegrado a Bruselas, lo que genera un aumento de la deuda.

Tras el llamamiento, Unidas Podemos remitió una carta formal a sus compañeros de coalición para solicitar un ingreso total de 1.000 millones con el objetivo de paliar las “carencias” de recursos humanos en la Atención Primaria. La idea era que la financiación extra cubriera la contratación de entre 8.000 y 10.000 médicos especialistas de Familia, así como 15.000 enfermeras. “La detección precoz de la enfermedad es función prioritaria de la Atención Primaria y cuestión fundamental para el tratamiento personalizado de cualquier enfermedad”, justificó el portavoz del grupo morado, Pablo Echenique, en su misiva.

Finalmente, el área de Hacienda ha apostado por movilizar un tercio de los fondos solicitados por sus socios. Pero no ha dado detalles de qué proyectos abarcará. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.